Nos encontramos ante un nuevo desarrollo pensado para convertirse en un ‘best seller‘ de los videojuegos que, seguramente, no sólo venderá muchas unidades sino que alargará su vida durante bastante tiempo, tal vez años, aprovechando el fondo de armario que la factoría Disney tiene de personajes, películas y hasta series de TV que, a buen seguro, van a incluir en este Disney Infinity.

Pero antes de contar más cosas, vamos a ver de qué patas se compone este nuevo juego basado en algunas de las películas más taquilleras de la historia del cine, como son Piratas del Caribe, Los Increíbles, Monstruos University, El Llanero Solitario (bueno, esta no) y Cars 2, que son los que ahora mismo hay disponibles en las tiendas, a la espera de que Nintendo (importador oficial de las figuritas) aumente el catálogo disponible cuando desde Disney Interactive den la orden.

Una plataforma, dos personajes y un Playset

Disney Infinity está compuesto por un elemento de hardware que debemos tener siempre conectado a la consola y es la base de carga que podéis ver justo encima y que cuenta con tres huecos para colocar figuritas. Dos son para los personajes que el usuario puede utilizar durante la partida y la tercera es el llamado Playset, es decir, el mundo en el que vamos a jugar. Así, cuando compramos el juego en la tienda, nos llevamos a casa una plataforma, tres figuritas y tres Playsets que están metidos dentro de una única figurita: Piratas del Caribe, Los Incréibles y Monstruos University.

Luego, una vez que nos cansemos de jugar con Sully, Jack Sparrow o Mr. Increíble, llegará el momento de añadir nuevos personajes en packs de uno y tres o Playsets que traen dos figuras y el mundo correspondiente a la película en la que podremos jugar. Y ahora mismo, en las tiendas, sólo hay dos Playset más que podremos comprar: el de El Llanero Solitario y Cars 2. Todos los demás están por llegar e imaginamos que la lista se incrementará a medida que nos acerquemos a las navidades y, parafraseando a Buzz Lightyaer, más allá.

Playset de Los increíbles de Disney Infinite.

¿Cómo se juega a Disney Infinity?

Una vez sentadas las bases de qué es cada cosa, toca explicar el juego que básicamente es un caramelito para los más pequeños de la casa que se verán en la piel de algunos de sus héroes de la gran pantalla y gustarán de hacer cosas muy simples con ellos. Así Disney Infinity tiene dos grandes modos de juego, el llamado Toy Box y el Playset. En el primero podremos crear los escenarios a nuestro gusto para jugar con cualquier personaje que queramos. Aquí, es posible controlar por un escenario creado a base de edificios de Monstruos University, barcos de Piratas del Caribe o cualquier otro Playset, al mismísimo Capitán Barbossa, a Elastic Woman o a Rayo McQueen sin problemas. No hay límites a las cosas que podemos crear o hacer ni con qué muñeco jugar.

De esta manera podremos inventarnos estructuras tan grandes como queramos para subirnos a ellas con elementos del juego que es posible comprar en la Tienda de juguetes como coches, enemigos, combustible, objetos, etc. Así, esta ‘caja de juguetes’ viene a ser el modo libre donde la imaginación del jugador pone los límites a lo que es posible hacer.

Playset de Los increíbles de Disney Infinite.

Sin embargo, cuando entramos en el modo Playset, sólo podremos utilizar a los muñecos que lo forman sin mezclarlos. Por decirlo de alguna manera, cada personaje sólo podrá actuar en su película (o Playset) completando las misiones que nos van encomendando y que provocan en algunos momentos, como dijo el mítico Doctor Emmet Brown, auténticas paradojas ‘espacio-temporales’ ya que las misiones son las que son al margen del muñeco que utilicemos y puede ocurrir que si llevamos a Síndrome (de Los Increíbles), llegue un momento dentro de Disney Infinity donde por cuestiones del guión, nos acabemos enfrentando a nosotros mismos, es decir, al Síndrome malo, sin que el juego tenga en cuenta las infinitas combinaciones de personajes que pueden producirse. Y es que cambiar de héroe dentro del juego es tan sencillo como quitar el muñeco de la base y poner otro en su lugar.

Playset de Los increíbles de Disney Infinite.

La caja fuerte de Disney Infinity

Otra de las patas importantes del juego tiene que ver con la llamada caja fuerte que es el lugar donde podremos conseguir algunos de los objetos más valiosos y que no tiene su correspondencia física con un juguete, es decir, que son ítems virtuales para utilizar en el juego y no se obtienen yendo a la juguetería para comprarlos. Esta caja fuerte, que actúa como tienda, tiene decenas de objetos que después podremos utilizar en los modos de juego principales y que van desde enemigos (guardias de Aladdin, por ejemplo) a potentes armas, vehículos de lo más alocados y elementos que podremos colocar en el escenario como rampas.

El juego tiene un lugar que bien podría considerarse como un patio de columnas con un montón de estatuas que representan a los personajes con los que hemos jugado y que adquieren un color bronce, plata y oro según los méritos que consehuimos en las misiones con ellos. Muchos de los que allí aparecen todavía no están a la venta por lo que entrar en esta sala sería una buena manera de conocer qué nuevos personajes irán llegando al universo Disney Infinity en las próximas fechas.

Playset de Los increíbles de Disney Infinite.

¿Muchos muñecos para coleccionar y poco juego? Pues según a quien preguntes…

No nos engañemos. Disney Infinity está orientado a un público joven, que se encuentra en la edad de tomar contacto con los videojuegos y que bien podríamos considerar como ‘poco exigente’: la dificultad es muy bajita, la chicha de su desarrollo muy simplona, los objetivos realmente escasos y sólo la variedad que dan los muñecos y que están basados en héroes celebérrimos le salva gracias a su ‘original’ puesta en escena.

Y cuando decimos ‘original’ nos estamos acordando de los Skylanders, grandes inspiradores de este Disney Infinity que busca prolongar sus ventas en el tiempo a base de nuevos muñecos y Playsets inspirados en las tropecientas mil películas y series de televisión que forman parte del imaginario Disney. ¡Ah, sí, es cierto! Que hace poco le compraron a Lucas su Star Wars. Pues mirad si tienen para estirar la goma.

De todos modos, uno que ha visto muchos juegos (como vosotros), me he visto casi incapaz de ponerle una valoración, así que he recurrido a la opinión de su público objetivo, a un par de niños de 8 y 10 años que me han contado qué les ha parecido Disney Infinity. Y sus conclusiones son muy claras: el juego les gusta mucho, los gráficos les parecen bonitos y buenos, tanto que es algo que lo destacan sobre todo lo demás. Las músicas, aunque son adaptaciones, valoran que estén inspiradas en las mismas que se escuchan en las películas y el control es muy sencillo y no les supone un problema muy grave:  cada personaje tiene un poder exclusivo que le hace diferente, aunque no mucho, y lo mejor son los muñecos, que se pueden coleccionar hasta tenerlos todos. Eso sí, a razón de casi 9€ cada uno o 25 el pack de tres.

Así que visto lo visto, Disney Infinity es el juego ideal para ese hijo pequeño o hermano menor que hay en casa y que le vuelve loco cualquier cosa con dos orejotas grandes al estilo Mickey.

Imágenes del juego

Vídeos del juego

Disfrutad del vídeo de Disney Infinity, en el que Disney Interactive nos cuenta muchas de las posibilidades de su modo Toy Box.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios