Vuelve el clásico Donkey Kong y lo hace de la mano de Retro Studios, único a la hora de recuperar sagas y lanzarlas a lo más alto. Donkey Kong Country Returns supone la vuelta a Nintendo Wii de una de las ya consolidadas estrellas de la marca. Un acierto más de Retro que ofrece otro de los títulos del año que no puede faltar en las videotecas de los amantes de la Wii.

Con un esquema que no falla, Retro plantea un clásico formato de plataformas en 2D que sabe aprovechar al máximo las capacidades de la Wii. Sin realizar pretenciosos intentos de originalidad, apuesta por fórmulas que, pese a ser algo continuistas, funcionan. ¿Por qué tocar algo que funciona? Esta es quizás la clave del nuevo Donkey, una aventura clásica llevada a cabo de forma magistral y que no defraudará.

La historia nos sitúa en la piel de Donkey que con la ayuda de Diddy, deberá recuperar las bananas robadas por los crueles Tikis. Una aventura que nos hará vivir trepidantes momentos en nuestra consola Wii, solos o acompañados por algún compañero a tus hombros. Que empiece la aventura.

Con una jugabilidad excelente, Donkey Kong Country Returns podrá jugarse con el Wii-Remote o combinado con el Nunchuck, opción más rebuscada y compleja pero que una vez nos hagamos con los mandos, se presenta igual de satisfactoria. En ambos casos, los controles de juego se dominan con facilidad, con un planteamiento sencillo y efectivo.

El juego, con sus 60 fases divididas en 8 mundos, presenta una espectacular sucesión de escenarios coloridos y vivos donde el ritmo de juego es incesante y muy adictivo. La dificultad está muy bien planteada y cuenta con numerosas ayudas para superar los diferentes obstáculos. Este es un aspecto que agradecemos: un juego complicado que promete horas de diversión. Un aspecto original es que, al concluir cada fase, podremos volver a jugarla en forma de ‘contrarrelojes’ diseñadas para auténticos jugones ¿Eres uno de ellos? Para no hacer terriblemente complicada la experiencia, contamos con numerosas ayudas extras: desde las tiendas hasta esa pequeña trampa en forma de ‘guía’.

La dinámica del juego es un viejo conocido: fase, ‘boss’, nuevo mundo. Conviértete en un maestro de las lianas. Siente la velocidad de las vagonetas y sal propulsado por los barriles y, ahora, con la ayuda de algún amiguete en el modo cooperativo: Eso sí, jugar acompañado no significa necesariamente contar con una ayuda extra. Asegúrate de que tu compañero conozca bien el juego o de lo contrario la dificultad será aún mayor que en el modo individual. Por otro lado, seguimos teniendo el acceso a zonas bonus y y la construcción de escenarios son sencillamente sobresalientes.

El aspecto gráfico es sensacional. Coloridos y llenos de vida, los escenarios vuelven a convertirse en el principal protagonista, tanto en su acabado técnico como en lo bien integrados que están en la dinámica de plataformas del juego. La banda sonora es muy agradable y la totalidad del juego se encuentra a la altura de este clásico de Nintendo.

Otra estrella que se convierte en adalid de Nintendo y que, gracias a Retro, hace que tener la consola Wii cobre sentido. Sobre todo con juegos tan notables e imprescindibles como este. Un gran acierto de Retro y una victoria para Wii.

Vuelve el clásico Donkey Kong y lo hace de la mano de Retro Studios, único a la hora de recuperar sagas y lanzarlas a lo más alto. Donkey Kong Country Returns supone la vuelta a Nintendo Wii de una de las ya consolidadas estrellas de la marca. Un acierto más de Retro que ofrece otro de los títulos del año que no puede faltar en las videotecas de los amantes de la Wii.

Con un esquema que no falla, Retro plantea un clásico formato de plataformas en 2D que sabe aprovechar al máximo las capacidades de la Wii. Sin realizar pretenciosos intentos de originalidad, apuesta por fórmulas que, pese a ser algo continuistas, funcionan. ¿Por qué tocar algo que funciona? Esta es quizás la clave del nuevo Donkey, una aventura clásica llevada a cabo de forma magistral y que no defraudará.

La historia nos sitúa en la piel de Donkey que con la ayuda de Diddy, deberá recuperar las bananas robadas por los crueles Tikis. Una aventura que nos hará vivir trepidantes momentos en nuestra consola Wii, solos o acompañados por algún compañero a tus hombros. Que empiece la aventura.

Con una jugabilidad excelente, Donkey Kong Country Returns podrá jugarse con el Wii-Remote o combinado con el Nunchuck, opción más rebuscada y compleja pero que una vez nos hagamos con los mandos, se presenta igual de satisfactoria. En ambos casos, los controles de juego se dominan con facilidad, con un planteamiento sencillo y efectivo.

El juego, con sus 60 fases divididas en 8 mundos, presenta una espectacular sucesión de escenarios coloridos y vivos donde el ritmo de juego es incesante y muy adictivo. La dificultad está muy bien planteada y cuenta con numerosas ayudas para superar los diferentes obstáculos. Este es un aspecto que agradecemos: un juego complicado que promete horas de diversión. Un aspecto original es que, al concluir cada fase, podremos volver a jugarla en forma de ‘contrarrelojes’ diseñadas para auténticos jugones ¿Eres uno de ellos? Para no hacer terriblemente complicada la experiencia, contamos con numerosas ayudas extras: desde las tiendas hasta esa pequeña trampa en forma de ‘guía’.

La dinámica del juego es un viejo conocido: fase, ‘boss’, nuevo mundo. Conviértete en un maestro de las lianas. Siente la velocidad de las vagonetas y sal propulsado por los barriles y, ahora, con la ayuda de algún amiguete en el modo cooperativo: Eso sí, jugar acompañado no significa necesariamente contar con una ayuda extra. Asegúrate de que tu compañero conozca bien el juego o de lo contrario la dificultad será aún mayor que en el modo individual. Por otro lado, seguimos teniendo el acceso a zonas bonus y y la construcción de escenarios son sencillamente sobresalientes.

El aspecto gráfico es sensacional. Coloridos y llenos de vida, los escenarios vuelven a convertirse en el principal protagonista, tanto en su acabado técnico como en lo bien integrados que están en la dinámica de plataformas del juego. La banda sonora es muy agradable y la totalidad del juego se encuentra a la altura de este clásico de Nintendo.

Otra estrella que se convierte en adalid de Nintendo y que, gracias a Retro, hace que tener la consola Wii cobre sentido. Sobre todo con juegos tan notables e imprescindibles como este. Un gran acierto de Retro y una victoria para Wii.

Imágenes del juego

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios