Como ocurre con todos los órdenes de la vida, siempre que se abona un nuevo campo los primeros tiempos son duros hasta que se conoce el terreno y empiezan a explotarlo como dios manda. Y algo parecido ocurre con los DLC, que con el paso de los meses y los juegos las compañías les van cogiendo el punto y cada vez se lo trabajan más, llegando incluso a planificar qué van a ofrecer en cada uno de ellos para dosificar la intensidad de la trama.

The Evil Within es uno de esos ejemplos, de juego que tuvo mucho éxito y que estaba pidiendo a gritos que llegara este primer (de dos) DLC. Sobre todo cuando supimos que iban a darle mayor coherencia al argumento principal protagonizado por Sebastian Castellanos. Ese superviviente armado que dará pie a que Juli Kidman coja el testigo en este The Assignment.

Análisis de The Evil Within The Assignment.

Pero nada más. Simplemente coge el testigo por que en todo lo demás, hay que reconocerle a Tango Softworks, que ha cambiado el paso hasta hacerlo irreconocible, al menos en lo que a ‘jugabilidad’ se refiere. Así que…

La policía se hace cargo

Juli Kidman es una policía de la ciudad de Crimson y va a ser la elegida para llevar a buen puerto un caso complicado. El objetivo será encontrar y traer con vida a Leslie Withers, una paciente del Doctor Martínez que sigue perdida en algún lugar de los mismos escenarios que ya vivimos en el juego original.

Análisis de The Evil Within The Assignment.

Este DLC, por decirlo de alguna manera, se inserta en los huecos argumentales de The Evil Within para dar explicación a ciertos hechos que seguramente pensasteis en su momento que estaban mal resueltos. Ahora encontraréis explicación y, si recordáis algunas de esas situaciones, tomaréis conciencia de que obtienen lógica y sentido.

¿Armas, quién dijo armas?

Lo primero que vais a echar de menos según empiece The Assignment es que las armas brillan por su ausencia. En las algo más de tres horas que durará todo el capítulo son muy pocos los momentos en los que tendremos algo que no sea una linterna entre las manos.

Análisis de The Evil Within The Assignment.

Los de Shinji Mikami han querido que cambiemos de tercio, que nos olvidemos de lo que jugamos con Sebastian y que nos centremos en este nuevo ‘gameplay‘. Aquí no podremos golpearle a ninguno de los enemigos salvo que queramos morir y la mejor estrategia será la del ‘agua y el aceite’, es decir, no acercarnos demasiado a los monstruos no sea que nos vean.

Mirad, cuando en las primeras informaciones nos llegó este intento de Tango Softworks por llevar el sigilo a The Evil Within, muchos pensamos que estaría bien pero que no se atreverían a realizar un cambio tan radical. Pues bien, en honor a la verdad no solo hay que decir que se han atrevido, sino que se están revolcando en el charco con total alegría.

Análisis de The Evil Within The Assignment.

Juli no tendrá en todo el DLC la más mínima intención de buscar un arma y tampoco hará falta. Lo que han hecho sus desarrolladores es concebir un mapa bastante lineal que han llenado de monstruos y deformidades horrorosas de las que solo nos podremos deshacer por el método del engaño. Es decir, nos colocamos en un hueco del escenario, los llamamos y cuando veamos que se acercan, movernos en dirección contraria para salir por el lugar que han dejado desprotegido. Así, tendremos que ir uno a uno comprobando qué nos deja hacer el escenario, qué lugares tenemos para escapar y a partir de ahí trazar tácticas para evitar que nos coman (literalmente).

Para ayudar en esa tarea, Tango Softwaorks ha creado elementos que nos permiten escondernos, unas taquillas en las que nos podremos meter para ver pasar a la bestia y salir cuando el camino esté despejado. Esto es algo que vimos (y de lo que abusamos), en Alien Isolation aunque muchas veces el Alien nos ‘oía’ y tardábamos poco en morir.

Análisis de The Evil Within The Assignment.

Aquí no creáis que los enemigos no nos ven fácilmente. Basta un movimiento en falso o que nos levantemos de donde estamos ocultos para que se pongan rojos como un tomate y nos ataquen. En ese momento ya os avanzamos que hay poco que hacer, salvo quedarnos quietos y morir, o correr para ver si abrimos una puerta y podemos dejarlos atrás.

Coberturas para qué os quiero

Todo The Evil Within The Assignment está construido sobre un sistema de coberturas clásicas, como las que podéis ver en cualquier juego que nos pida guardar las espaldas sigilosamente para que no nos vean. Cada vez que nos acerquemos a una de estas superficies, veremos el botón que hay que pulsar sobre el hombro de Juli para ocultarnos. Una vez ahí tenemos varias opciones: movernos hasta la esquina para ver qué hace el monstruo o llamarle a través de un grito que lo pone en alerta.

Análisis de The Evil Within The Assignment.

Es aquí donde llega uno de los momentos más críticos del juego por que The Assignment sigue sin solucionar los problemas de control del personaje, que se han visto acrecentados por esta posibilidad de obtener cobertura de cajas, armarios, paredes, etc.

Análisis de The Evil Within The Assignment.

No hay nada más complicado y engorroso que llamar a un enemigo para pedirle que vaya a un sitio y que cuando queramos movernos, veamos que no hay forma de que Juli se libere de la cobertura, o que no podamos dejar de hacerlo sin levantarnos, lo que provoca que el enemigo nos vea fácilmente y el plan se vaya a la porra. Esto es un denominador común de todo el juego y os podemos asegurar que hay veces en las que tira por tierra todo lo que llevamos hecho si encima o hemos podido llegar a un punto de control o al sofá (con gatito y todo) donde podemos guardar la partida. Es una pena, por que seguro que había formas mejores de hacerlo.

Análisis de The Evil Within The Assignment.

Esto provoca que sea más complicado de lo normal, o que acabemos por elegir las zonas de cobertura en función de la facilidad para salir de ella. Lo que no deja de condicionar el buen trabajo que hay realizado en el resto de los apartados.

Los enemigos… implacables

Como antes os decíamos, no probeís a enfrentaros cara a cara con los enemigos por que lleváis todas las de perder. Salvo unos poquitos instantes en los que tendréis algo con lo que dar ‘matarile’ a las bestias, el resto del juego vais a pecho descubierto, sin armas, sin pistolas, sin fusiles y sin balas.

Análisis de The Evil Within The Assignment.

Lo más contundente que tendréis será la linterna pero ya os avanzamos que no servirá de mucho en un combate a corta distancia. Así que toca esconderse, como os hemos dicho, y huir a la menor oportunidad en la que haya un hueco.

Esto hace que nos dé igual el poder de ataque que tengan cada una de estas bestias y nos centremos solo en sus habilidades para detectarnos. Esa será nuestra principal preocupación por que rápidamente veremos que es ahí donde está el ‘quiz‘ de The Assignment.

Análisis de The Evil Within The Assignment.

Por esa razón, habrá enemigos que serán rápidos y con menor capacidad para vernos, otros más lentos pero que a las primeras de cambio sabrán por dónde andamos e incluso otros completamente ciegos que al menor ruido nos atraparán sin piedad. Es más, hay una criatura (por llamarla de alguna manera) que tiene un potente foco y que no sabéis lo rápido que puede sacarnos de nuestra cobertura si no andamos con un poco de cuidado.

Análisis de The Evil Within The Assignment.

La linterna, ese preciado tesoro

Y ya que hablamos de luz, pues qué mejor que acordarnos de la linterna, ese objeto que tiene dos papeles muy importantes: por un lado descubrirnos eso que la oscuridad quiere tapar y que en muchas ocasiones es casi mejor dejarlo a oscuras (hay pistas y objetos que se obtienen así), y por otro es el elemento que impregna al juego de una tensión como pocas veces habéis experimentado.

Análisis de The Evil Within The Assignment.

Si ya The Evil Within era un auténtico ‘eletroshock‘ con descargas de miedo cada poco tiempo, ahora The Assignment la cosa se dispara. Tened en cuenta que la linterna puede utilizarse de dos maneras: una simplemente moviéndola para ver en rincones oscuros y ya está, y otra haciendo ‘zoom’ para ver el escenario con más detalle.

Análisis de The Evil Within The Assignment.

Es en esta segunda opción donde el miedo se dispara por que el juego realiza un ‘zoom’ que reduce la amplitud de la perspectiva por lo que veremos mucho menos porción del escenario. Esto será utilizado en ocasiones por Tango Softworks para lanzarnos enemigos por ambos lados, de repente, y para revivir a criaturas que pensábamos muertas y que andan tiradas y destripadas por el escenario.

Un DLC a tener en cuenta

Cuando se habla de si un DLC hay que comprarlo o no, muchas veces cometemos el error de pensar que por el precio o por otras razones vamos a dejar de jugarlo. Si ya disfrutaste con The Evil Within el año pasado, sin duda que este The Assignment te lo tienes que comprar. No hay más discusión. Salvo que tuvieras la desgracia de que el juego original no te atrajera y no estés por seguir pagando la nómina de Shinji Mikami.

Análisis de The Evil Within The Assignment.

Además cuenta con varios elementos diferenciadores respecto del desarrollo original y eso seguro que gustará a quienes se quedaron un poco empachados de las armas y los disparos. Tened en cuenta que, como antes os avisábamos, el sigilo es el principal reclamo y no lo decimos por que sea una parte de las tres horas que jugaremos, sino por que lo cubre todo. Todo es silencio. Todo es cubrirnos para no ser vistos. Todo.

Al margen de todo eso, este DLC cuenta con un diseño de los escenarios sensiblemente distinto (más abiertos, menos sucio…) aunque por mantenernos en vilo y darnos el suficiente tiempo de partida, han optado por no dejarnos buscar qué camino coger. Aquí todo es más lineal, mucho, y no tendréis dudas jamás de qué camino debéis seguir.

Análisis de The Evil Within The Assignment.

The Assignment es un DLC que además de todo lo que os decimos, sirve sobre todo para despejar dudas sobre la historia original y para contarnos qué hacía tal o cual personaje cuando le perdíamos de vista en el título de 2014. Solo por eso merece la pena aunque si buscáis acción… este no es vuestro tipo.

Un gran DLC y muy distinto al juego original. Cosa que será buena o mala dependiendo de los gustos de cada uno.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

1 comentario
  1. Anónimo 09 Abr, 15 0:27

    juegosdesanandres

    0