Nintendo es muy amiga de sacarse de la manga algunos de esos juegos que se convierten en auténticos ‘hits’ por mezclar géneros clásicos con una pizca de simulación social, de esa que vuelve locos a los japoneses (sobre todo). Así ha ocurrido con algunas franquicias que seguramente tenéis todos en la cabeza… ¿como Fantasy Life?

Pues sí, como Fantasy Life. Y como Animal Crossigng. Y como Tomodachi Life. Cartuchos todos en los que se juega con eso de pertenecer a un mundo virtual donde tenemos un personaje, una reputación, una personalidad y hay que hacerla evolucionar a base de muchas conversaciones y, sobre todo, interactuando con todo lo que tengamos a mano.

fantasy_life_analisis_gamerzona_05

Además, de ‘casta le viene al galgo’ por que este juego es de Level-5, y eso significa que han estado involucrados los mismos que se sacaron de la manga los geniales Profesor Layton o los Inazuma Eleven. Juegos que, como en el caso de este Fantasy Life, son famosos por tardar en llegar a nuestro país. Este, por ejemplo, lleva ya dos años triunfando en Japón así que…

Reveria, ese mundo ideal

El mundo en el que vamos a jugar en Fantasy Life se llama Reveria y en él hay un rey. Es un lugar tranquilo, apacible, lleno de buenas personas (algunas no) y dentro de ese ambiente plácido aparecemos nosotros. Como tal, el juego no cuenta con una historia cerrada, de esas en las que se puede decir que hay que acabar con este malo o con el otro, pero tiene una explicación.

Ésta llega por que nuestro protagonista podrá ser creado desde cero, como si estuviéramos ante un juego de rol donde es posible elegir desde el sexo hasta la forma del cuerpo, sin olvidarnos de la cabeza, la cara, la nariz, los ojos, el pelo, el bigote, las cejas, el nombre y, por supuesto, el oficio, que es la manera en la que Level-5 ha querido ocultar las clases de toda la vida.

fantasy_life_analisis_gamerzona_02

Estos oficios son 12 en total, y los hay de todos los tipos y colores: paladín, mercenario, cazador, mago, minero, leñador, pescador, cocinero, herrero, carpintero, sastre y alquimista. Será posible quedarnos con uno y empezar a jugar completando las misiones que nos irán dando dependiendo de la naturaleza del oficio.

Los cuatro primeros son clases de combate, cada una con sus cualidades. Por ejemplo el paladín es un caballero con armadura capaz de manejarse con espadas y escudos. Sería una especie de DPS. El mercenario sería el tanke, el que da sus buenos golpes y también los resiste. El cazador será el ‘ranged’ con su arco y flechas y por último el ‘healer’ para el mago. ¿Los demás no luchan? Bueno, no exactamente, pero el componente rol se limita a lo poco que tiene que ver con su oficio que es casi siempre recolectar o fabricar objetos para conseguir Revis (la moneda oficial de Reveria).

¿Oficios que son clases?

Por culpa de estos oficios, la forma de jugar cambia radicalmente de unos a otros pero lo bueno de Fantasy Life es que no se altera ese corazón RPG que late por debajo. Es como si Level-5 hubiera dicho, “venga, está muy bien que los juegos de rol solo se detengan en mostrarnos lo divertidos que son cuando solo luchamos, ¿pero qué se siente siendo un simple sastre?”.

fantasy_life_analisis_gamerzona_10

Es en esos oficios donde se nota la mano Animal Crossing de Nintendo, esa parte social de simulación que quiere ponernos en situaciones reales de gestión de recursos y comercio para conseguir riquezas y… ¡poder invertirlas en nuestra casa! ¿Notáis algún tipo de paralelismo con esos otros juegos ‘sociales’ de los japoneses?

Aparejados a todos los personajes que creemos hay otra tarea que es fundamental en la historia, que son los diálogos. Será posible hablar con casi cualquier NPC que nos crucemos y no creáis que muchos de esos diálogos son intrascendentes, para nada. Tienen su miga y podremos conseguir algunas cosas importantes. Es más, uno de los puntos fuertes del juego está en el sistema de respuestas y en las muchas cosas que podemos decir.

Esto lo han metido por lo que os decimos: no es lo mismo coger a un cazador y salir al campo para acabar con los pocos enemigos que hay dispersos, que ir de paseo por el campo recolectando y viendo pasar los días mientras buscamos esa mercancía deseada. Para que el juego se equilibre, ni unos están todo el rato combatiendo, ni los otros hablando, recolectando, fabricando o comerciando. Así que en el punto intermedio está la virtud… como siempre.

fantasy_life_analisis_gamerzona_06

Lo que sí es común a los 12 oficios es que se puede subir de nivel. Con cada acción que llevamos a cabo vamos ganando puntos y estos se acumulan hasta ganar un rango nuevo. Lógicamente aprenderemos habilidades y poderes que nos van a servir para ser mejores en nuestro oficio y esas son cosas que no las olvida jamás nuestro protagonista…

Cambia de trabajo, es saludable

Una de las virtudes del rol que tiene Fantasy Life es que nuestro ‘char’ no queda sujeto a su oficio para los restos. Cuando en un MMO creas a tu héroe, este nace paladín y muere paladín. Pero aquí no. En el título de Level-5 han querido que vayamos pasando por todas las clases y que experimentemos el juego desde cada uno de esos 12 puntos de vista.

Es una especie de “te aconsejamos que los juegues todos para que tengas una perspectiva más clara de todo lo que ofrece el cartucho”. Al fin y al cabo, si nos limitáramos a ser magos nos perderíamos lo que se siente al disfrutar del juego con cualquiera de las otras 11 profesiones. Y eso es dejar escapar mucho del contenido creado específicamente para Fantasy Life.

fantasy_life_analisis_gamerzona_04

Ojo, que lo mejor de todo es que esos cambios no tienen por qué hacerse cuando hemos alcanzado el nivel máximo con un oficio, sino que a mitad de camino podemos ir a la casa donde expiden los certificados, pedir que queremos ‘ser’ otra cosa y empezar de cero esa profesión. El objetivo final es que cuando acabemos las más de 50 horas de juego que tiene podamos decir que sabemos lo que siente un herrero, un sastre, un pescador o un alquimista y decidir con cuál es el juego más divertido.

¿Un rol de andar por casa?

Ojo, que lo bueno que tiene Fantasy Life es que el rol que gasta no es de los complicados. Aquí no hay árboles de especialización complejos ni mazmorras o ‘instances’ de una dificultad brutal. Todo es bastante tranquilo, pausado, sin grandes sobresaltos y listo para que un jugador experimentado pasee por sus escenarios sin sufrir.

¿La razón de tanta facilidad? Pues evidentemente que quieren capturar al público más joven, que desea iniciarse en el noble arte del rol y que simplemente espera un juego accesible pero con los fundamentos del género muy bien planteados. Y en eso, Fantasy Life consigue sus objetivos con una sorprendente facilidad.

fantasy_life_analisis_gamerzona_07

Es por esta razón por la que el juego de Level-5 marca muy bien las distancias entre los oficios de combate, ‘gathered’ y ‘crafters’, para que los nuevos jugadores que accedan al género entiendan perfectamente a qué se dedica cada uno y lo que hace. Esto no quita para que aunque seamos cocineros tengamos que seguir una minihistoria con misiones y esas cosas, pero lógicamente no tendrá la profundidad de los títulos más complejos como algunos que ya hay en 3DS del estilo de los Bravely Default.

Si en algún momento hemos hablado de que Fantasy Life replica la forma en la que algunos éxitos de Nintendo funcionan, una de las que más se parecen a las que tiene un tal Animal Crossing es la del multijugador. Que no es tal, simplemente la capacidad para visitar los mundos de otros jugadores o pedirles que vengan al nuestro para que vean lo bonito que lo tenemos.

fantasy_life_analisis_gamerzona_08

¡Vámonos todos a Reveria!

Fantasy Life es un juego que replica esa fórmula del éxito de títulos como Animal Crossing, reproduciendo por momentos incluso partes de su estética a la que recurre sin ningún sonrojo. Estamos hablando de un cartucho creado en 2012 y como tal no ha evolucionado mucho más. Tampoco es que en Nintendo 3DS estemos viendo todo el día avances en los ‘engines’ como para notar las diferencias, pero del mundo fantástico inventado de Reveria para Fantasy Life solo podemos decir que funciona.

Y es de lo que se trata. De que sus situaciones, diálogos y personajes entren a formar parte de una trama que es muy creíble en cuanto a la cantidad de situaciones que plantea y que está tan bien desarrollada que no le hace falta ni siquiera tener argumento.

Como juego de rol es muy básico y será perfecto para los que se inician… aunque los más expertos podrían encontrarle la gracia por la facilidad de ver muchos escenarios, enemigos, personajes y situaciones que tienen fácil resolución. Si es así como nos lo tomamos, seguramente nos gustará, por que se atreve a mezclar rol con simulación social y eso siempre es arriesgado.

fantasy_life_analisis_gamerzona_01

Además, esa parte de tener que relacionarnos está llevada muy bien, con la maestría que los de Nintendo (a través de sus muchas franquicias) han demostrado a lo largo de la historia. Y solo por eso seguramente merece mucho la pena. En fin, un juego sorprendente, que coge un género como el rol y lo desmenuza hasta hacerlo asequible para todo el mundo y, encima, le mete un punto de ‘componente’ social que le da una frescura inusitada.

Solo una pregunta:¿un juego que llega con dos años de retraso a Europa, ¿por qué cobran por las expansiones que salieron en Japón y no las meten todas en el título que han lanzado la semana pasada en plan Edición GOTY?

Probadlo, veréis cómo os gusta…

  • Anónimo

    No se si soy BICI genia pero sed soy BICI adicta =) desde que en novemibre 2011 me reencontre con la bici y pense9.. a ver q onda ir a laburar en bici ? No pare9 mas todos los dias Colegiales-Plaza de Mayo! es un placer! tardo menos que en subte y puedo RESPIRAR!!!Un placer poder participar!! Hay otra calle muy amigable Teodoro Garcia.. tiene una trepada linda de empedrado, pero esta muy buena y los conductores respetan bastante a los ciclistas!

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

1 comentario
  1. Anónimo 17 Jun, 15 23:52

    No se si soy BICI genia pero sed soy BICI adicta =) desde que en novemibre 2011 me reencontre con la bici y pense9.. a ver q onda ir a laburar en bici ? No pare9 mas todos los dias Colegiales-Plaza de Mayo! es un placer! tardo menos que en subte y puedo RESPIRAR!!!Un placer poder participar!! Hay otra calle muy amigable Teodoro Garcia.. tiene una trepada linda de empedrado, pero esta muy buena y los conductores respetan bastante a los ciclistas!

    0