Es casi una tradición que cuando sale una consola nueva, un juego de velocidad se abraza a su lanzamiento. Y estando Microsoft de por medio con su nueva Xbox One, que un Forza Motorsport nuevo iba a llegar estaba cantado. Así que Turn 10, sus creadores, han cumplido con los plazos y se han dejado de ‘Yamauchiadas‘, para tener su Forza 5 cuando más lo necesita su compañía: para el ‘day one’ de la nueva Xbox.

Forza 5 es de esos juegos que hasta que no se ponen en una buena pantalla full HD uno no toma conciencia de lo que suponen, de la mejora sobre todo lo que ya hemos visto. La generación de PS3 y Xbox 360 han tenido un buen ramillete de estos Gran Turismo y Forza Motorsport por lo que deberíamos estar acostumbrados al mundo de la alta definición. Pero no es así. Cuando uno conecta la Xbox One a la pantalla y empiezan a pasar por delante de nuestra vista estos coches, a 1080p y 60 fps, uno empieza a comprender que esto de la ‘next-gen’ va en serio. Que sí hay un cambio a más.

Conduce bien, no de cualquier manera

Ponernos a contaros ahora de qué va este juego seguro que no os va a entretener nada. Diríamos aquello de los modos que tiene, de que hay que ganar carreras (¿alguien lo duda?) y que con puntos y créditos vamos comprando nuevos coches para competir en las pruebas que Turn 10 ha metido dentro de Forza 5.

Análisis de Froza 5 en Gamerzona.com.

También podríamos aburriros con las cifras, con las más de 40 categorías de carreras, por tipos de vehículos, o que en total casi son 600 las pruebas en las que será posible competir. Más de lo mismo. Igualmente, Forza 5 tiene opciones multijugador con carreras de hasta 16 pilotos donde el objetivo último no sólo es ganar, sino hacer una conducción limpia para obtener la mayor recompensa posible.

Y es que en Forza 5 se premia al buen conductor, al que toma bien las curvas, hace adelantamientos limpios y, sobre todo, tiene activadas menos ayudas de conducción o no utiliza el rebobinado (volver al pasado). Esto no es algo nuevo en la saga Forza por que si recordáis los orígenes de la saga, hay que remontarse a aquel portentoso Metropolis Street Race de Dreamcast de Bizarre que, más tarde y ya en Xbox, se convirtió en Project Gotham Racing. En aquel juego, debíamos buscar los Kudos, que era una especie de moneda ‘ingame’ que premiaba a los buenos conductores. Los que no provocan accidentes, no se apoyan en los adversarios para tomar las curvas sin frenar o los que acortaban las chicanes para ganar puestos.

Forza 5 sigue esa estela pero ahora de una manera mucho más refinada y, sobre todo, abierta. Cada detalle que tiene que ver con la conducción cuenta para ganar recompensas y eso es muy importante ya que los buenos coches (por ejemplo el Lotus F1 de Kimi que ha pilotado este año) cuestan millones y no habrá otra forma de conseguirlos que haciendo carreras perfectas.

Análisis de Froza 5 en Gamerzona.com.

Forza 5 y la inteligencia social

Una de las cosas que más llaman la atención en el juego es la IA (Inteligencia Artificial), que no parece en muchas ocasiones infalible. Esto de la IA en los juegos de coches siempre ha sido un defecto que venía provocado por la frialdad y la imperturbabilidad de las máquinas, capaces de pensar de manera constante, lo que en un juego de estos se traducía en que apenas fallaban o cometían errores.

Así, es muy común subirse a un coche en Forza 5, tomar la primera curva del circuito y ver por el fondo a un adversario controlado por la Xbox One comiendo hierba por el campo. Esto se debe a que en Turn 10 han decidido que cada jugador en su respectivas casas tenga un Drivatar y que ese personaje virtual, se cargue en las otras consolas Xbox One conectadas del mundo y se nos tome como referencia para ponerle nuestra IA a un coche.

De esta manera, aunque andemos corriendo en las competiciones offline, en realidad estaremos jugando contra jugadores de carne y hueso, que tienen sus fallos y sus aciertos y que desde luego no van a conducir monótonamente por el centro de la calzada: en cualquier momento nos cerrarán bruscamente, nos intentarán echar de la carretera, etc. Es más, tan impredecible es muchas veces esta IA de los Drivatar, que antes de empezar cada prueba Forza 5 nos pedirá que derrotemos a un jugador concreto. O mejor dicho, al Drivatar de un jugador concreto que formará parte de la prueba que vamos a iniciar.

Análisis de Froza 5 en Gamerzona.com.

Por si fuera poco el pique que eso provoca, encima al acabar la carrera veremos el ránking que ocupamos en la clasificación ¿mundial?, si hemos subido o bajado y dónde está el primero y dónde nosotros. Hay que decir que esta clasificación que hay en este momento está compuesta sólo por los periodistas que estamos jugando antes del lanzamiento, por lo que es muy sencillo alcanzar una posición elevada. Otra cosa será cuando llegue el viernes y entren los buenos a competir. Veremos a ver dónde quedan nuestros récords.

Realismo no, lo siguiente

Forza 5 es un juego que se ceba en el realismo, que le encanta revolcarse en él y prueba de ello es que pone especial hincapié en mostrarnos las carreras de la forma más real posible. Y el punto más determinante de esa estrategia son los coches, su recreación pero, todavía más importante, su respuesta en las carreras.

Depende de qué tipo cojamos que la forma de conducir cambia muchísimo. Tanto que podríamos necesitar un tutorial para hacernos con cada uno. Como es de imaginar, no es lo mismo llevar entre manos un utilitario de calle, que un prototipo, un fórmula uno (hay solo tres), un clásico o un Ferrari de gama alta. Eso sí, para notar estos cambios tendremos que conducir sin ayudas y, preferiblemente, con el cambio manual, que es el acabose de la dificultad (o no, según se mire).

Análisis de Froza 5 en Gamerzona.com.

Es ahí cuando Forza 5 se convierte en una auténtica maravilla de la conducción ya que no sólo el diseño o la respuesta son absolutamente reales, es que el sonido de los coches es distinto unos de otros cuando le pegamos un acelerón al motor. Eso sí, para saborear esas melodías, es aconsejable bajar el volumen de las músicas de las carreras, que las tiene, y aunque no molestan muchas veces echamos en falta oír solamente el ruido de los V8 en plena estampida.

También es cierto que para jugar en ese nivel máximo de simulación es más que recomendable colocar un volante con pedales y dejarse de gamepad.

Unos gatillos con Force Feedback

Por cierto, hablando del gamepad, en Turn 10 han tenido una divertida ocurrencia que le da bastante gracia a Forza 5 y que hasta hoy, nadie había caido en ello.

Análisis de Froza 5 en Gamerzona.com.

Hablar de Force Feedback no es nuevo, qué os voy a contar. Lo que en tiempos algunos llamaban ‘rumble’ y que es un Force Feedback como un castillo, recupera la vieja tradición de Microsoft como pionera de meter vibraciones y efectos de este tipo en los juegos de coches, como aquel Midtown Madness que, jugado con un volante con Force Feedback de Microsoft de los 90, era un auténtico lujo.

Pues bien, en Forza 5 le han puesto efectos de este tipo a cada uno de los gatillos con los que aceleramos y frenamos, a modo de tren izquierdo y derecho. Así, cuando las ruedas de un lado se salgan de la calzada notaremos cómo vibra y, dependiendo de la superficie, ese golpeo será más seco o suave, más fuerte o ligero. El caso es que cuando nos subimos por un piano notaremos en el gatilo LT o RT una vibración que nos dice que estamos perdiendo tracción. Así que toca encarrilar el coche en la pista.

Este detalle de que vibre una u otra parte es genial por que en los anteriores juegos la vibración afectaba a todo el mando por lo que era más complicado saber por qué lados venían los problemas y en qué grado se estaba produciendo. No es lo mismo que las ruedas toquen la gravilla un poco a que esté medio coche fuera del trazado. Pues bien, gracias a este Force Feedback de Forza 5 ahora sabremos instintivamente cómo arreglar los errores. Casi sin quitar la mirada del coche que tenemos delante.

Análisis de Froza 5 en Gamerzona.com.

Un garaje de calidad y que podrás comprar… o alquilar

Estos juegos de velocidad suelen ser la excusa perfecta para divirnos unos a otros, ‘sonyers’ y ‘xboxers’, que muchas veces recurrimos a la cantidad olvidándonos de la calidad. Forza 5 tiene cerca de 200 coches divididos en categorías que van de menor a mayor potencia y exigencia, de marcas como Ferrari, McLaren, Audi. BMW, Hyundai, Lotus Renault, Mini, Ford, VW, Lancia, Alfa Romeo, Maserati, Mercedes, Peugeot, Nissan, Toyota, etc. En total, son más de 50.

Como es costumbre, la forma de conseguirlos será ganando carreras y conduciendo bien, como ya os hemos contado, sólo que en esta ocasión Microsoft ha querido ponernos algún que otro cebo para que, si nos ‘viciamos’ (en el buen sentido de la palabra) podamos incluso gastar dinero real. Y no, no estamos hablando de DLC o pases de temporada, que ya los hay anunciados con un añadido de hasta 60 vehículos y algunos circuitos que, a última hora se han caido, como el de Nordschleife de Nürburgring, sino de micropagos, de comprar las llamadas Fichas para hacernos, de una tacada, con esos modelos que de otra manera nos costarían horas adquirir.

Análisis de Froza 5 en Gamerzona.com.

Eso sí, id preparando la tarjeta de crédito o débito por que casos como el F1 de Lotus cuestan millones (en moneda virtual, claro), y varios cientos de miles todos los deportivos o prototipos ya clásicos que compiten en las 24 Horas de Le Mans. Pero bueno, ya vosotros seréis los que decidáis si es mejor jugar o pagar. Y si eres un buen ‘gamer’ de píxeles en pecho, la respuesta está clara: jugar, jugar y jugar cuantas horas sean necesarias. ¿No?

Pero Turn 10 ha añadido un detalle muy divertido que, sobre todo, nos dará la oportunidad de pilotar algunos coches aunque no tengamos dinero (virtual) para comprarlos: y es que podremos alquilarlos completamente gratis para ver cómo se manejan pero por desgracia, recurrir a este sistema de arrendamiento tendrá sus inconvenientes. El más importante, que con un coche alquilado no podremos ganar créditos ni PE al competir. Una pena.

Análisis de Froza 5 en Gamerzona.com.

Conclusiones no, lo siguiente

Sin duda, el aspecto que más llama la atención de Forza 5 es el de los gráficos, el acabado técnico, el modelado de los coches, los efectos de luz, lo escenarios, el deslumbramiento que sufrimos al conducir que no nos dejan ver nada, los reflejos en el cristal delantero del salpicadero y sus salidas del aire o el volante y las manos del piloto… todo eso forma parte del envoltorio del juego, de lo que ‘queda bonito’ pero no afecta a la jugabilidad y que se mueve en unos portentoso 1080p y 60 fps.

Por dentro, Forza 5 está muy conseguido, con pruebas realmente divertidas donde destaca la de Rivales, donde podremos jugar buscando superar los ránkings conseguidos por nuestros amigos. Puro pique online.

Pero nada como disfrutar de una conducción realista, de acelerar, derrapar y tomar las curvas bien metidos, poniendo a prueba la pericia de los otros Drivatar intentando conseguir el mayor número de créditos y PE decentemente. Pero hay más. Todo el asesoramiento periodístico corre a cargo de los ‘chicos’ de Top Gear, el famoso programa de TV de la BBC y serán ellos (Richard Hammond y Jeremy Clarkson) los que harán las introducciones a los tipos de coches y lo que suponen dentro del mundo del automovilismo.

Análisis de Froza 5 en Gamerzona.com.

Si te gusta la velocidad y quieres una experiencia de nueva generación, sin duda Forza 5 es la mejor continuación posible para una de las sagas más prolíficas de Xbox. Microsoft ha hecho un gran trabajo y es de agradecerle que desde el primer día ya tengamos un juego de coches, de los buenos, a nuestra disposición en Xbox One.

Eso sí, no nos gusta lo de los micropagos o que ya se anuncien más coches vía DLC, por que en lo demás sobresale en todo. ¿En lo que más? Pues quitando el apartado gráfico, que se le suponía, en la genial idea de borrar las fronteras entre el offline y el online que suponen los Drivatar.

Portentoso.

Imágenes del juego

Vídeo del juego

A continuación, te ofrecemos el tráiler de presentación de Forza 5 para Xbox One:

Y tú, ¿lo has probado ya? Si es así, no dudes en compartir con nosotros tus impresiones.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios