A medio camino entre la película Ghost y el videojuego Haunted de Mega-Drive, Capcom nos ofrece una exquisita aventura gráfica en la que iremos resolviendo una serie de puzzles integrados en una trama muy original que parece dar un poco de vida a un catálogo, el de Nintendo-DS, algo muerto.

La trama arranca desde la muerte. Si habéis oído bien. Sessil, nuestro protagonista, despierta de un extraordinario suceso: su muerte. Con amnesia pero con unos peculiares poderes, trataremos de reencarnar una serie de vidas. Pero no resucitando. El objetivo del juego se centrará en rescatar vidas gracias a nuestro poder de retroceder cuatro minutos en el tiempo, y la capacidad de poseer objetos y moverlos. Todo ello con el fin de investigar nuestro extraño caso. Ah, por cierto, al amanecer cesará tu existencia.

Salvaciones que, a modo de puzzles, irán poniendo a prueba nuestro ingenio. Nuestro objetivo será pues cambiar el destino de las personas y evitar su muerte. ¿Cómo?, usando nuestros trucos que no son otros que la capacidad de mover objetos de forma tal que consigamos que la persona, por ejemplo, acabe abandonando la habitación tras encadenar nosotros una serie de ‘coincidencias’ para evitar el destino fatal.

A medida que vayamos superando puzzles iremos recobrando nuestra memoria. Todo ello a lo largo de 12 capítulos a contrarreloj, cuyo único defecto es que acaban sabiendo a poco. Y es que las diferentes pruebas se encuentran magistralmente integradas en una trama detectivesca que te mantendrá enganchado a tu consola.

Gráficamente es excepcional. Una verdadera demostración de lo que se puede llegar a conseguir con el pixel. Una obra de un gusto exquisito y con un guión sensacional que pondrá a prueba nuestro intelecto y que desde aquí recomendamos fervientemente.

Imágenes del juego

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios