Por fin, tras mucho tiempo de retraso, sale a la calle el nuevo Gran Turismo. Lo hace con potencia y con una auténtica demostración de fuerza. El esfuerzo de Kazunori Yamauchi por desarrollar el gran juego de conducción por excelencia se ve reflejado en, si no el mejor, uno de los mejores juegos de coches de la historia. No exageramos. Gran Turismo 5 corrige sus defectos en el taller y presenta un título cuyo motor dejará a sus rivales más directos a sus espaldas. El nuevo GT, si bien no alcanza la perfección, abre las puertas de lo que ha de ser el juego de conducción por antonomasia.

Como apunte principal de este análisis, destacamos el esfuerzo del equipo Polyphony Digital por desarrollar el, hasta la fecha, mejor juego de coches del año. Tras numerosos retrasos y rumores acerca de un juego que nunca llegaba, su estreno está a la altura de lo esperado. GT5 ofrece una basta colección de vehículos, así como grandes correcciones en jugabilidad. Por no hablar de sus afortunadas innovaciones, como la posibilidad de uso del PSEye o la compatibilidad con televisores en 3D.

Gran Turismo 5 se presenta con un amplio y extenso menú en el que encontraremos las diferentes modalidades de juego. La modalidad Arcade será el sitio perfecta para echar una partida esporádica en el modo ‘carrera única’ o medir nuestras posibilidades en ‘contrarreloj’. Disfrutaremos también con el modo ‘derrapes’ o la posibilidad de mantener un clásico del formato dos jugadores: la pantalla partida. En el Arcade encontraremos el lugar donde testear coches y practicar e incrementar nuestra destreza al volante.

Por otro lado, la modalidad ‘Vida GT’, constituye el gran atractivo y esencia del juego. Encontraremos el conocido modo de licencias; eventos especiales con la experiencia de los karts; academias de conducción con Jeff Gordon; concesionarios donde adquirir coches cuando andemos bien de dinero; y la posibilidad de comprarlos de segunda mano en ‘coches usados’, cuya actualización periódica permitirá hacerse con verdaderas gangas. El taller ‘GP Auto’, será el sitio donde poner nuestro coche a punto, completándose todo con un taller de tuning en el que podremos transformar nuestro vehículo. Por último, contamos también con un modo ‘prácticas’ que cierra las opciones de este ‘Vida GT’.

Hecha una pincelada de lo que podremos ver, comentar que el modo de conducción queda mucho más definido y completo. Si bien las primeras carreras pueden parecer excesivamente sencillas a los más expertos, a medida que vayamos superando metas, la conducción y el realismo se incrementan, lo cual agradecerán los jugadores que se acerquen por primera vez a Gran Turismo. Así, el nuevo GT mejora en realismo sin perder jugabilidad. La conducción es más detallada pero no se torna inaccesible.

El juego, con 1031 vehículos, unos 200 Premium y el resto importados de anteriores versiones, nos llevará a tener que ganar carreras para ir adquiriendo puntos que, progresivamente, podremos canjear por vehículos nuevos, reparaciones y caprichos varios. De igual manera, salir victoriosos nos permitirá incrementar el nivel e incluso recibir algún que otro coche de regalo (muy útil cuando te veas corto de crédito). Así pues, a medida que avances en el juego, tendrás la opción de optar a mejores circuitos y pilotar los mejores coches Premium.

La personalización del conductor mejora, contando con las clásicas características de conducción e incluyendo nuevas referentes a tu estado de forma o de fortaleza mental. Aspectos que, unidos a características emocionales referentes a tu carácter, de calmado a más agresivo, dotarán a tu conductor de un gran realismo y serán clave en la carrera. En éstas, deberás mantenerte calmado y esperar tu momento para adelantar sin precipitarte ni cometer errores de principiante.

La introducción de daños en el vehículo es otra de las novedades del juego. Es aquí donde se apreciarán grandes diferencias entre los coches Premium y los estándar, ya que el sistema de daños sólo repercute en los primeros. Por otro lado, se necesitan de muchos golpes para empezar a atisbar los efectos sobre tu carrocería y se hará más evidente a medida que vayas avanzando en el juego.

Otra de las grandes novedades es la compatibilidad con tu PS-Eye que incrementará la experiencia de juego con tus movimientos de cabeza, posibilitando la apreciación de múltiples detalles visuales imposibles de apreciar en la conducción normal. En los coches Premium gozaremos con el interior del vehículo y con la espectacular puesta en escena de tu coche en contacto con el asfalto. Para rematar, si eres de los afortunados que cuentan con un televisor preparado para el 3D, disfrutarás al cien por cien de la carrera

El juego conserva la modalidad B-Spec, en el que podremos dar instrucciones al piloto, desde el otro lado de la pista. Un modo que tiene su encanto, pero que está ideado para los más fanáticos ya que puede cansar muy rápido al resto de jugadores. Por otro lado, la modalidad online debe mejorar bastante para estar a la altura del modo estrella ‘Vida-GT’. La configuración de la sala es un tanto regular y las posibilidades son algo pobres.

Antes de pasar a analizar los aspectos técnicos del juego, cabe señalar que llevamos mucho tiempo esperando un lanzamiento que parecía no llegar nunca y que, es justo señalar, tenía todos los ojos sobre el mismo. En cuanto a calidad gráfica, GT5 vuelve a contar con circuitos bien definidos cuya conducción, en especial sobre ciudad, es realmente espectacular. Quedarás maravillado con el efecto del clima y la luz sobre el vehículo (a pesar de la sombra, bastante mejorable) y disfrutarás como un niño con el ‘modo foto’: maneja la cámara y disfruta con las instantáneas de tu vehículo.

Uno de los aspectos más criticados es la notable diferencia entre los coches Premium y el resto de automóviles. Si bien unos contrastan sobre otros, la posibilidad de contar con más de mil vehículos nos parece motivo suficiente para no centrarnos demasiado en este ‘error’. El sonido cumple su función y dispone de múltiples voces y efectos que harán que optes por quitar la música cuando vayas al volante.

Desde aquí recomendamos este juego que, tras su larga espera, aterriza en los puestos más altos de nuestras juegos estrella. Un título que está muy por encima de su antecesor y que en estos momentos se coloca a la cabeza en su género y en la lista de indispensables en tu colección. Sobresaliente.

Por fin, tras mucho tiempo de retraso, sale a la calle el nuevo Gran Turismo. Lo hace con potencia y con una auténtica demostración de fuerza. El esfuerzo de Kazunori Yamauchi por desarrollar el gran juego de conducción por excelencia se ve reflejado en, si no el mejor, uno de los mejores juegos de coches de la historia. No exageramos. Gran Turismo 5 corrige sus defectos en el taller y presenta un título cuyo motor dejará a sus rivales más directos a sus espaldas. El nuevo GT, si bien no alcanza la perfección, abre las puertas de lo que ha de ser el juego de conducción por antonomasia.

Como apunte principal de este análisis, destacamos el esfuerzo del equipo Polyphony Digital por desarrollar el, hasta la fecha, mejor juego de coches del año. Tras numerosos retrasos y rumores acerca de un juego que nunca llegaba, su estreno está a la altura de lo esperado. GT5 ofrece una basta colección de vehículos, así como grandes correcciones en jugabilidad. Por no hablar de sus afortunadas innovaciones, como la posibilidad de uso del PSEye o la compatibilidad con televisores en 3D.

Gran Turismo 5 se presenta con un amplio y extenso menú en el que encontraremos las diferentes modalidades de juego. La modalidad Arcade será el sitio perfecta para echar una partida esporádica en el modo ‘carrera única’ o medir nuestras posibilidades en ‘contrarreloj’. Disfrutaremos también con el modo ‘derrapes’ o la posibilidad de mantener un clásico del formato dos jugadores: la pantalla partida. En el Arcade encontraremos el lugar donde testear coches y practicar e incrementar nuestra destreza al volante.

Por otro lado, la modalidad ‘Vida GT’, constituye el gran atractivo y esencia del juego. Encontraremos el conocido modo de licencias; eventos especiales con la experiencia de los karts; academias de conducción con Jeff Gordon; concesionarios donde adquirir coches cuando andemos bien de dinero; y la posibilidad de comprarlos de segunda mano en ‘coches usados’, cuya actualización periódica permitirá hacerse con verdaderas gangas. El taller ‘GP Auto’, será el sitio donde poner nuestro coche a punto, completándose todo con un taller de tuning en el que podremos transformar nuestro vehículo. Por último, contamos también con un modo ‘prácticas’ que cierra las opciones de este ‘Vida GT’.

Hecha una pincelada de lo que podremos ver, comentar que el modo de conducción queda mucho más definido y completo. Si bien las primeras carreras pueden parecer excesivamente sencillas a los más expertos, a medida que vayamos superando metas, la conducción y el realismo se incrementan, lo cual agradecerán los jugadores que se acerquen por primera vez a Gran Turismo. Así, el nuevo GT mejora en realismo sin perder jugabilidad. La conducción es más detallada pero no se torna inaccesible.

El juego, con 1031 vehículos, unos 200 Premium y el resto importados de anteriores versiones, nos llevará a tener que ganar carreras para ir adquiriendo puntos que, progresivamente, podremos canjear por vehículos nuevos, reparaciones y caprichos varios. De igual manera, salir victoriosos nos permitirá incrementar el nivel e incluso recibir algún que otro coche de regalo (muy útil cuando te veas corto de crédito). Así pues, a medida que avances en el juego, tendrás la opción de optar a mejores circuitos y pilotar los mejores coches Premium.

La personalización del conductor mejora, contando con las clásicas características de conducción e incluyendo nuevas referentes a tu estado de forma o de fortaleza mental. Aspectos que, unidos a características emocionales referentes a tu carácter, de calmado a más agresivo, dotarán a tu conductor de un gran realismo y serán clave en la carrera. En éstas, deberás mantenerte calmado y esperar tu momento para adelantar sin precipitarte ni cometer errores de principiante.

La introducción de daños en el vehículo es otra de las novedades del juego. Es aquí donde se apreciarán grandes diferencias entre los coches Premium y los estándar, ya que el sistema de daños sólo repercute en los primeros. Por otro lado, se necesitan de muchos golpes para empezar a atisbar los efectos sobre tu carrocería y se hará más evidente a medida que vayas avanzando en el juego.

Otra de las grandes novedades es la compatibilidad con tu PS-Eye que incrementará la experiencia de juego con tus movimientos de cabeza, posibilitando la apreciación de múltiples detalles visuales imposibles de apreciar en la conducción normal. En los coches Premium gozaremos con el interior del vehículo y con la espectacular puesta en escena de tu coche en contacto con el asfalto. Para rematar, si eres de los afortunados que cuentan con un televisor preparado para el 3D, disfrutarás al cien por cien de la carrera

El juego conserva la modalidad B-Spec, en el que podremos dar instrucciones al piloto, desde el otro lado de la pista. Un modo que tiene su encanto, pero que está ideado para los más fanáticos ya que puede cansar muy rápido al resto de jugadores. Por otro lado, la modalidad online debe mejorar bastante para estar a la altura del modo estrella ‘Vida-GT’. La configuración de la sala es un tanto regular y las posibilidades son algo pobres.

Antes de pasar a analizar los aspectos técnicos del juego, cabe señalar que llevamos mucho tiempo esperando un lanzamiento que parecía no llegar nunca y que, es justo señalar, tenía todos los ojos sobre el mismo. En cuanto a calidad gráfica, GT5 vuelve a contar con circuitos bien definidos cuya conducción, en especial sobre ciudad, es realmente espectacular. Quedarás maravillado con el efecto del clima y la luz sobre el vehículo (a pesar de la sombra, bastante mejorable) y disfrutarás como un niño con el ‘modo foto’: maneja la cámara y disfruta con las instantáneas de tu vehículo.

Uno de los aspectos más criticados es la notable diferencia entre los coches Premium y el resto de automóviles. Si bien unos contrastan sobre otros, la posibilidad de contar con más de mil vehículos nos parece motivo suficiente para no centrarnos demasiado en este ‘error’. El sonido cumple su función y dispone de múltiples voces y efectos que harán que optes por quitar la música cuando vayas al volante.

Desde aquí recomendamos este juego que, tras su larga espera, aterriza en los puestos más altos de nuestras juegos estrella. Un título que está muy por encima de su antecesor y que en estos momentos se coloca a la cabeza en su género y en la lista de indispensables en tu colección. Sobresaliente.

Imágenes del juego

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios