Hablar de Grand Theft Auto es hablar de una saga revolucionaria, el nacimiento y evolución de una auténtica bestia de los juegos de acción. Aunando conducción con la más salvaje acción y siendo pionera de los juegos abiertos  y ‘sandbox’, GTA IV supuso lo más grande jamás visto en su género; el momento en que los amantes de la serie vimos nacer una auténtica obra maestra. Una ciudad viva, que podemos percibir crecer a nuestro paso, y que promete ser igual de despiadada que la guerra que libró en su país nuestro protagonista, Niko Bellic.

El lanzamiento de este juego, supuso la entrada de GTA en el mundo de las consolas ‘next gen’, y su salto fue aplaudido por crítica y gamers por igual, y fue denostado por la prensa masiva, dado su alto número de escenas para adultos y una violencia sin la cual, este título no sería un juego legendario.

El esquema de juego es similar a sus anteriores versiones. En un espacio abierto o ‘sandbox’, nuestro personaje aterrizará en Liberty City, una ciudad ambientada en Nueva York  que podremos explorar a nuestro gusto y visitar todos los rincones que ésta nos ofrece. Así pues, a medida que vayamos realizando misiones, se abrirán a nuestros pies nuevas posibilidades en forma de mapa descubierto. El número de misiones es lo suficientemente variado como para regalarnos un gran número de horas de juego, así como la posibilidad de poder llevarlas a cabo con personajes secundarios. Una novedad que se suma a la conducción de vehículos aéreos y la opción de poder disparar desde los mismos.

La no linealidad del título permite poder realizar varias misiones, parar y disfrutar de Liberty City. Hacer el gamberro era la principal opción de ocio y tiempo libre de las anteriores entregas. Aquí sucede lo mismo, pero contamos también con la posibilidad de asistir a monólogos, espectáculos eróticos y contratar un servicio de prostitución –he aquí la polémica-. Pero eso no es todo, podremos navegar por un internet ficticio, comprar melodías para el teléfono y, resumiendo, gozar de la ingente cantidad de opciones que este juego ofrece. Sin duda, la ciudad es el verdadero protagonista.

Como viene siendo habitual, la acción en tercera persona permite ahora nuevos matices y la posibilidad moral de elegir el destino de nuestros actos. Esto no es un juego de rol y la opción tiene sus límites, pero abre nuevos horizontes y la repercusión de nuestras decisiones se verán reflejadas en la línea a seguir por el juego. En este sentido, en un plano más a corto plazo, nuestros movimientos nos hacen sentir la ciudad en movimiento, sobre todo cuando tendemos a liarla bien parda. La reacción de los NPC –personajes que no juegan- es alucinante y, si bien ha llovido mucho, sigue siendo sobresaliente.

Por otro lado, el motor permite una fluidez y un soporte capaz de poner en marcha una auténtica bestia. Todo corre con absoluta normalidad, apenas hay fallos y, teniendo en cuenta el inmenso terreno de juego, los gráficos, la IA y la acción se desarrollan de forma magistral. La conducción, si bien es más variada a la hora de diferenciar vehículos, no opta por el realismo y la simulación. Esto es acción cien por cien.

Sin duda, uno de los principales cambios ha sido el modo en que transcurre su trama. El Modo Historia es más profundo y con personajes más complejos, abriendo la gama de grises sin renunciar, eso sí, a su peculiar sentido del humor. Con la irreverencia por bandera y la incorrección política como marca de la casa, RockStar desarrolló un juego inolvidable, con más historia, mayor número de secuencias y un especial cuidado por pulir hasta último detalle, por ínfimo y pequeños que parezca. El resultado es un juego sobresaliente.

En cuanto a la jugabilidad, se opta por un corte más realista. Puentes para robar coches que deberemos hacer antes de coger nuestro regalito, una conducción más precisa y complicada que anteriores versiones y un combate a pie mucho más desarrollado, constituyendo una atractiva manera de dar caza a tus adversarios. En este sentido, tanto la policía como el resto de enemigos te sorprenderán con su astucia. Se incorporarán avances del shooter ‘next gen’, como coberturas y mayor precisión en los disparos.

Resumiendo, GTA IV supone una auténtica joya de los videojuegos. Unos gráficos sobresalientes, con un efecto climatológico sensacional. Un doblaje lleno de matices y una emisora de radio que será tu fiel compañera en la ciudad. Personajes más complejos, con más ersonalidad detrás y una jugabilidad magistral. Todo ello es lo que hace que todavía hoy, a punto de ver la luz el nuevo GTA, continuemos hablando de esta obra maestra que es, sencillamente, impresionante.

Imágenes del juego

A continuación te ofrecemos un vídeo del juego Grand Theft Auto IV, un título que causó furor durante su aparición en las consolas ‘next gen’ y aún hoy continúa siendo un referente. Disfrútalo.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

11 comentarios
  1. luis miguel 07 Jun, 11 21:49

    esta chidos cachorros

    0
  2. francisco 22 Jun, 11 21:58

    si que esta chido

    0
  3. balion 01 Sep, 11 12:55

    este juego esta buenisimo me o voy a comprar ya

    0
  4. braulio 03 Sep, 11 6:10

    chido esta este juego me boy
    a comprar yaa

    0
  5. z3rgillo 21 Dic, 11 2:46

    yea va para la colleccion es la 8===D– este juego

    0
  6. g@toooooo)?? 23 Mar, 12 15:53

    me lo voy a comrar ya

    0
  7. michi 25 May, 12 23:29

    esta genial me lo voy comprar ya para el psp

    0
  8. sew 14 Dic, 12 1:42

    ya es la octava vez que paso todasn sus misiones =)

    0
  9. Anónimo 04 Jul, 15 1:03

    soy el mejor paracaidas:4895559876 armas:789555326 armas2:698555789

    0