Suda 51 regresa a la palestra derrochando el mismo estilo de siempre. A golpe de katana, nos sumergiremos en una historia repleta de buenos detalles, con guiños a la cultura pop y a la escena gamer; y ofreciendo una jugabilidad que, esta vez sí, conseguirá satisfacer al jugador más exigente. Killer is Dead es acción, pero también pasión por la frescura y la irreverencia.

La nueva propuesta de Grashopper Manufacture volverá a dibujar sonrisas entre los seguidores de Goichi Suda, alias Suda 51. No es para menos, pues retoma la diversión de sus grandes ‘hits’ y ejecuta una puesta en escena que pocos títulos pueden ofrecer. Lo mejor de todo es que, esta vez sí, existirá unanimidad al señalar la mejora en términos de gameplay, área donde su obra acostumbra a recibir más críticas. Afortunadamente, tanto la historia como su jugabilidad responden de un modo notable.

Encarnaremos al agente Mondo Zappa, un héroe joven pero poseedor de una gran personalidad y un atractivo irresistible. Recién llegado a la Oficina de Ejecutores, se encargará de dar caza a los criminales más peligrosos del planeta, acompañado siempre por su ayudante, Mika Takewaka. La historia de Killer is Dead, trenza con sumo acierto lo mejor de Suda 51 con los cánones contemporáneos del hack’n slash. Así pues, no faltarán referencias a la cultura gamer, escenarios inspirados en el mejor cine de acción de los ochenta o, incluso, en el imaginario de Disney. Eso sí, todo ello derrochando humor, surrealismo y litros de sangre.

Killer is Dead 1En términos de jugabilidad, podemos encuadrar el título dentro del género hack’n slash, con mecánicas similares a las que podemos encontrar en, por ejemplo, Devil May Cry. Así pues, se alternará el empleo de una potente katana con un brazo biónico que, a modo de arma secundaria, apoyará desde la distancia nuestros ataques cuerpo a cuerpo. La idea pasa por conseguir que los golpes fluyan, sin descuidar las maniobras defensivas. En este sentido, y como viene siendo habitual en la escena, se recompensarán las acciones de contraataque, realizadas en el momento oportuno.

Killer is Dead 2Asimismo, se premiarán los combos, con opción de variar el golpe final para que, en función del botón escogido, recibamos un ítem u otro. El sistema es bien sencillo. Contamos con una barra de salud y otra de energía, representado por un medidor de rosas de sangre. Conforme eliminemos enemigos, absorberemos su sangre y, en algunos casos, recibiremos ítems de refuerzo. Este indicador de sangre se reducirá al emplear nuestro arma secundaria, es decir, nuestra brazo cibernético. Además, contamos con ataques especiales: empleando los gatillos, liberaremos nuestro sable pero también daremos pie a fascinantes golpes visuales.

Killer is Dead 3Otro de los puntos fuertes del título reside en su sistema de progreso, que nos permitirá mejorar nuestros ataques, nuestra salud o equipar a Mondo con nuevas armas. Por lo general, evolucionaremos adquiriendo objetos o comprando mejoras, pero también seduciendo a diferentes mujeres…Y aquí es donde entra en escena el modo Gigolo.

Modo Gigolo

Y es que el atractivo de Mondo Zappa será, a su vez, una de sus mejores armas. Conforme progresemos en la aventura, podremos acceder a diferentes citas que son, al mismo tiempo, misiones secundarias imprescindibles para progresar con nuestro personaje. ¿Nuestro objetivo? Seducir mujeres con diferentes regalos.

Pero antes de entregar estos obsequios, necesitamos armarnos de valor, aumentando nuestro medidor de ‘Agallas’. Para conseguirlo, aprovecharemos los momentos en que la chica vuelva la mirada para lanzar rápidos vistazos a las mejores zonas de su cuerpo… Alcanzado cierto nivel, podremos entregarle objetos hasta conquistarla y ella, en gratitud, nos otorgará potentes armas y mejoras.

Acción y variedad

Si bien surrealista y algo absurdo, consigue aportar variedad a la propuesta original. Y es que Killer is Dead no deja de ser un juego de acción en tercera persona: avanzar, eliminar enemigos, rastrear habitaciones y combatir contra un jefe final. Eso sí, los enemigos presentan un diseño sobresaliente, y los escenarios son fruto de un gran proceso técnico y creativo, área en la que Suda 51 siempre ha conseguido destacar gracias a la adición de imaginativos recursos. Por ejemplo, al morir, nuestro ayudante ejecutará una maniobra de reanimación. Estas oportunidades para continuar la partida serán limitadas, y dependerán de un sencillo pero vistoso QTE. Es solo un ejemplo que rescatamos para ilustrar que, en líneas generales, estamos ante un juego de acción correcto, que logra despuntar gracias a una teatralidad absorbente y única.

Killer is Dead  4Un estilo único

Su diseño gráfico, merece una mención especial, pues se sitúa muy por encima de la media y logra que dejemos a un lado otras carencias de tipo técnico. Bajo su estilo, inserto en el manejo del cel shading, confluyen influencias del cómic, el anime y las mejores películas de los ochenta, recordando ligeramente al estilo empleado por Tarantino en Kill Bill. De igual manera, la banda sonora combina melodías de jazz con acordes típicos del hack’n slash japonés, integrados con gran destreza en el transcurso del título. En general, hablamos de una producción notable, donde las piezas encajan y consiguen hacernos disfrutar desde los primeros compases… siempre y cuando te apasiona la acción.

Conclusión

Killer is Dead es un título perfecto para los amantes de la acción, la cultura pop y el espíritu underground. El juego rezuma el estilo de Suda por todos sus poros y responde igual de bien en el terreno jugable. Una propuesta recomendable si buscáis frescura o, simplemente, deseas zambullirte en el universo de Grasshopper Manufacture.

Imágenes del juego

Disfruta del tráiler de lanzamiento del juego de acción Killer is Dead. La nueva propuesta de Suda 51 ofrece acción de gran nivel, reforzada por su inconfundible estilo.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios