Hay un momento crítico en toda franquicia que llega cuando su creador tiene que abandonar el barco para dejar a otro que se haga cargo. Y más peligrosa se vuelve la situación cuando además, es en ese momento cuando alguien decide que ha llegado la hora de incorporar novedades sustanciales, que tienen que ver con el ‘core’ de su concepto.

Algo así ha ocurrido con LittleBigPlanet 3, que parece haber esperado hasta ahora para meter la mayor cantidad de novedades posibles en su desarrollo justo cuando MediaMolecule menos tiempo le ha dedicado, con el riesgo que eso supone no solo de que las cosas salgan mal, sino de desnaturalizar la idea que le dio vida hace siete años.

LittleBigPlanet_3_analisis_gz_04

Hay que decir que Sumo Digital, unos buenos artesanos ‘por cuenta ajena’, no ha hecho para nada un mal trabajo, pero también es cierto que todo el poder de sorpresa con el que el juego nos atacó en su día, con las dos primeras entregas en PS3 (básicamente), ha perdido ahora todo su encanto y ni siquiera el apartado gráfico de PS4 consigue levantar la moral de la tropa Sackboy. Pero empecemos por el principio.

Newton es el malo al que Sackboy tendrá que combatir

LittleBigPlanet 3 es de todos los títulos de la franquicia el que más atención pone al trasfondo de la historia. Si recordáis los dos primeros, su auténtico ‘claim’ era la creación, la comunidad, los niveles que podíamos editar, crear, compartir o descargar y ya está. Lo que ocurría no importaba mucho por que tampoco desde MediaMolecule le habían dedicado cinco minutos.

LittleBigPlanet_3_analisis_gz_11

Ahora no. En esta tercera entrega sí que hay un nexo de unión entre capítulos e incluso un malvado al que debemos combatir, un tal Newton que tiene forma de bombilla y que es un cascarrabias como no hemos visto nunca. Encima, hay por ahí una historia de secuestros y como es lógico, seremos nosotros los que tengamos que arreglar el desaguisado que ha provocado.

Esta historia la podremos ir resolviendo en lo que es el juego principal, la Campaña que podríamos llamar y que cuenta en LittleBigPlanet 3 con cerca de 50 misiones con fases que Sumo Digital ha intentado diseñar, no solo para ponernos las cosas difíciles, sino para que nos inspiremos cuando entremos en el editor. Auténtico cogollo de la franquicia.

LittleBigPlanet_3_analisis_gz_02

Esa historia de buenos y malos se divide en capítulos que están representados por una especie de libros cuya ambientación cambia radicalmente de unos a otros. Aquí desde la desarrolladora no han querido experimentar y han ‘tirado’ de imaginario colectivo, con lugares comunes que son tremendamente familiares para todos los jugadores. Ya sabéis, películas de culto, aventuras de terror ‘inspiradas en…’, etc.

Obviamente está muy bien esta parte pero no es la principal. Que tengamos una Campaña principal es un añadido que se agradece pero no es el motor que hizo funcionar la idea que llegó detrás del primer LittleBigPlanet. Aquí lo que buscamos son otras cosas.

Todos para uno y uno para todos

Pero antes de encontrar esas otras razones que se buscan en un título como este, es aconsejable recordar cuál es el mayor cambio de LittleBigPlanet 3, que no es otro que la inclusión de tres personajes más que son protagonistas con habilidades propias. A Sackboy (o Sackpersona, como le llaman en el juego) hay que añadir a Oddsock, Toggle y Swoop. Por este orden y a medida que los vayamos ‘salvando’ de las garras de Newton.

LittleBigPlanet_3_analisis_gz_08

El primero de ellos, Oddsock es el más pequeño de los tres, un diablillo de cuatro patas que corre que ‘se las pela’ y que tiene la capacidad de escalar las paredes más altas que podamos imaginar. De esta manera contamos con un seguro de vida cuando creemos que el camino ya no nos deja continuar más.

Toggle es una especie de Dr. Jekill y Mr. Hyde que esconde dos personajes en uno. El más pequeño puede colarse por los orificios más increíbles que veamos por los mapas mientras que el segundo crece y crece para hacerse ‘huge’ y deslumbrar a Sackboy con su fuerza descomunal. Un dos por uno muy eficaz y que nos servirá cuando le tengamos dentro del grupo.

Finalmente está esa ‘rara avis’ llamada Swoop que tiene la virtud de poder volar y planear a golpe de botón del Dualshock 4, en una especie de Flappy Bird de mayor calado donde lo que está en juego no es superar dos o tres obstáculos, sino facilitar al resto del grupo que puedan seguir avanzando en la historia.

LittleBigPlanet_3_analisis_gz_07

No hará falta decir que de esa combinación de todos los personajes nace el auténtico atractivo de LittleBigPlanet 3 y lo enrevesado de muchas de sus fases, que buscarán que nos rompamos la cabeza buscando cómo usar a cada uno de estos integrantes de la nueva panda de Sackboy.

Plataformas y más plataformas… ¿solo?

Hay que decir que lo verdaderamente importante del juego en esta parte de la Campaña son la casi media centena de niveles disponibles, en los que Sumo Digital se ha dejado el alma por intentar ponernos las cosas muy difíciles. Y creednos que así será, por que aunque seamos unos expertos ‘plataformeros’ con más de 20 años de experiencia a nuestras espaldas, hay momentos en los que nos costará horrores.

¿Y eso? ¿Ya se nos ha olvidado aquello de saltar y saltar? No. Por que lo ideado por Sumo Digital tiene su aquel ya que a la dificultad de saltar, medir los tiempos o afinar una carrera para llegar a una plataforma lejana hay que añadirle el uso de una serie de ‘gadgets’ muy especiales que tendremos que usar ‘sí o sí’ para superar ciertos momentos.

LittleBigPlanet_3_analisis_gz_01

Por ejemplo, hay un precipicio con pinchos y una plataforma a la derecha. Saltando simplemente no es posible llegar así que, ¿qué hacemos? Pues equipar las botas propulsoras y dar dos toques para llegar hasta ese saliente y agarrarnos. Más. el ‘spray’ (¿o es un secador?) con la que podemos mover plataformas, o ascensores, o hacer girar mecanismos para evitar que nos aplasten.

Hay momentos en los que cuenta tanto la habilidad como la capacidad para saber qué objetos hay que usar en cada momento para seguir la aventura. Máxime si tenemos en cuenta que LittleBigPlanet 3 nos deja equipar un máximo de cinco y llevarlos encima. Así que hay que elegirlos muy, muy bien.

De todas formas, quien siga pensando en este juego como una sucesión de plataformas creadas ‘a la vieja usanza’ que se vaya despidiendo, ya que en este punto la ‘jugabilidad’ de LittleBigPlanet 3 recuerda mucho a esos géneros táctiles que han venido creciendo en tablets y otros dispositivos parecidos donde se juega con un montón de variables que no son necesariamente siempre el recurso de pegar saltos. Hay plataformas que invierten la gravedad, otras que se recargan cuando las pisamos y un sinfín de recursos que beben directamente de las fuentes más clásicas de Nintendo y sus Marios más ‘plataformeros’.

Los Acertijos Popit

En el pasado seguro que recordáis que los LittleBigPlanet se servían de muchos vídeos para hacernos entender todas las cosas que podíamos hacer con el juego. No estaba mal, pero como método de aprendizaje no era el más útil, así que para esta tercera entrega se han inventado los llamados Acertijos Popit.

LittleBigPlanet_3_analisis_gz_10

¿Y qué es eso? Pues mirad, muy resumidamente se trata de una academia de puzzles donde nos van inculcando los principios básicos de todo lo que podemos construir y que nos permitirá entrenarnos tanto solos como acompañados, uniéndonos a partidas de ese mismo nivel que se estén jugando en otras consolas del planeta.

Es una manera de ir aprendiendo paso a paso todas las opciones de construcción, para cuando nos metemos en el editor de LittleBigPlanet 3 y nos pongamos manos a la obra para construir desde cero niveles o juegos completos con la intención de compartirlos con la comunidad. Este modo nos ha recordado a esos juegos de coches donde te van dando carnets de conducir para ir pilotando modelos cada vez más potentes y solo cuando alcanzamos el mayor de los niveles, entonces ya podemos presumir de tener acceso a todas las herramientas disponibles en el juego.

Además, este modo de Acertijos Popit tienen el incentivo extra de que al jugarlos (o ‘rejugarlos’), podemos conseguir premios y recompensas que nos van a permitir personalizar muchas de las creaciones que llevemos a cabo dentro de LittleBigPlanet 3. Por lo que se hace obligado entrar a intentar completarlo al 100%.

¿Cómo va eso de la diversión?

Para alguien que tenga especial aprecio por los juegos de plataformas, sin duda que LittleBigPlanet 3 es una lección magistral que nos tendrá bien atareados durante unas cuantas horas. Ya os avanzamos que ese modo Campaña no es precisamente muy largo ni dura decenas de horas, pero sirve perfectamente de aperitivo para todo lo demás.

LittleBigPlanet_3_analisis_gz_03

No nos olvidemos de que el cogollo de los LittleBigPlanet no está en tener un modo para un jugador muy completo, sino en ofrecer herramientas de fabricación y contenidos creados por la comunidad suficientemente extensos como para tenernos investigando, descargando, compartiendo, opinando y modificando sin parar. Una especie de ‘plataformas social’ que tiene la virtud de respetar cada cosa que hacemos por muchos años que pasen.

Y es que gracias a PlayStation Network, todo lo que traigamos hecho de LittleBigPlanet 2 podremos importarlo y seguir con ello actualizado dentro de nuestra partida. Un recurso ideado por Sumo Digital realmente útil que servirá para que esas decenas de horas que nos tiramos jugando en las entregas anteriores no caigan en saco roto (nunca mejor dicho).

Eso sí, si eres de los que van a descubrir ahora el fenómeno del Sackboy no te preocupes. Estamos ante el juego que, quizás, mejor da la bienvenida a los nuevos ‘users’, ofreciéndoles mucho material tanto para descargar como para modificar, amén de niveles con los que comprender sus principios fundamentales y, también, vídeos por si los Acertijos Popit no nos sirven para comprender los cambios y las mejoras.

¿El mejor LittleBigPlanet que ha salido nunca?

Mirad. Con este LittleBigPlanet 3 nos ha ocurrido algo que podríamos considerar como curioso, y es que es el mejor en cuanto a opciones y modos de juego de todos los que han salido a la venta (amén de tener a los cuatro personajes protagonistas que dan mayor profundidad a la franquicia) pero, sin embargo, es de todos los títulos de la franquicia el que menos nos ha impactado.

LittleBigPlanet_3_analisis_gz_09

Es de imaginar que eso se debe a que la sorpresa de su estilo gráfico, o de sus ideas tan innovadoras hace ya siete años se han enfriado. Ya no nos parece tan rompedor y esa línea continuista hacía obligatorio que se produjera ese pequeño golpe de timón con la entrada de esos tres protagonistas nuevos.

Aun así, LittleBigPlanet 3 sigue contando con un aspecto visual muy atractivo, muy bonito pero que parece muy alejado de lo que PS4 podría ofrecer. El modelado es por momentos demasiado basto, como si la base del juego se hubiera realizado en PS3 o, peor aun, para poder contar con un juego en la ‘old-gen’ hayan decidido no exprimir al máximo el hardware de PS4.

LittleBigPlanet_3_analisis_gz_12

Está claro que después, cuando hablamos de texturas, de nitidez y de todo lo demás, el juego sale ganando, pero hay que mirarlo mucho y con detalle para apreciar esa evolución. Sin ánimo de querer menospreciar al juego, que es de notable, es como si LittleBigPlanet 3 en la ‘next-gen’ fuera más una remasterización que otra cosa.

Pero por suerte para él, después le salva el juego en sí mismo. Sus incalculables horas de diversión tanto creando contenido como disfrutando del que hay disponible en la comunidad. Y eso, a fuerza de horas y horas que se han venido invirtiendo por parte de millones de jugadores en todo el mundo, es una virtud que debe tenerse en cuenta.

LittleBigPlanet 3 es un buen juego, que ha perdido ese factor sorpresa con el que llegaron las dos primeras entregas a PS3 y que ahora parece decidido a instalarse en la rutina. Bien.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios