Tras la excelente promoción en la red y con un claro intento por convencernos de que Nintendo Wii es algo más que una consola para casuals, Platinum Games presenta por fin MadWorld. Un juego cuya carta de presentación es una deliciosa violencia explícita aderezada con una historia de corte apocalíptica. Su trama nos recordará desde Carpenter a ‘Perseguido’ y el estilo gráfico nos evoca rápidamente a ‘Sin City’. Un Título arriesgado, alternativo y que apuesta por un público concreto: Aquel que pedía a gritos juegos de corte más adulto en Wii. Lamentablemente, el resultado, con altibajos, se presenta algo irregular y no llega a convencer. Pero se agradece.

La historia nos ubica en Varrigan City, ciudad que protagonizará los famosos juegos ‘Death Watch’. Un deporte de supervivencia cuyos participantes deberán escalar en el ranking a base de asesinar en un auténtico festival de sangre. Un espectáculo visual en el que nuestro protagonista, Jack cayman, ejecutará, nunca mejor dicho, sus mejores combos para hacerse con la victoria… y algo más.

Si bien la historia es entretenida y divertida, no deja de ser un guiño a películas futuristas y al mundo del cómic. Con una estética similar a ‘Sin City’, Platinum apuesta por un estilo muy definido: blanco, negro y sangre. Mucha sangre. Este es sin lugar a dudas el motor del juego. Un alarde creativo que hizo captar nuestra atención en sus famosos trailers pero al jugar, se queda insuficiente.

MadWorld es un juego que no termina de enganchar. Sus escenarios, muy bien recreados, se quedan algo cortos y la combinación de movimientos con que contamos pronto terminará por aburrirnos. Y es que no puedes basar todo un juego en el aspecto visual. Creemos que Platinum ha descuidado factores tan importantes como el nivel de dificultad. Se trata de un juego muy sencillo, lo cual no deja de sorprendernos al estar destinado a un público adulto. La sensación de monotonía y repetición es inevitable y podría haberse corregido.

Bien, no queremos ser injustos. El título es valiente y promete un primer encuentro con el juego sensacional. Digamos que estamos ante una película con un arranque espectacular que no termina por llegar a su climax, pero que sólo por su primera media hora, merece ser vista. No puedes no jugar a este juego: sería un error fatal.

En cuanto al aspecto gráfico, decir que visualmente es magnífico pero, en ocasiones, la gama de colores puede llegar a confundir y se echa en falta mayor definición. Pero no nos pongamos exigentes, el trabajo de Platinum es sobresaliente y te dejará con la boca abierta. El sonido es notable, con una narración a modo retransmisión que aporta al juego un humor negro que le hace sumar puntos.

El juego, si bien puede decepcionar a quienes esperábamos el título del año, tiene dos puntos a favor y que no podemos obviar: Primero, haber ayudado a desacreditar a aquellos que hablaban de Wii como una consola para niños… toma dos tazas. Y segundo, su originalidad. Al menos para arriesgar con un estilo inusual en el mundo de los vídeojuegos, abriendo puertas a aquellos que ansiamos nuevas experiencias y estilos. MadWorld no es el título que prometía ser, pero dará de qué hablar.

Imágenes del juego

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios