La verdad es que en esta ocasión Nintendo no le ha dado toda la cuerda que cabría esperar de uno de esos juegos que son santo y seña de la compañía desde sus tiempos de Nintendo 64. Cuando sacudió los cimientos del mercado y creó casi de la nada un género que más tarde se convertiría en una consola. Esa Wii pensada para jugar en familia y entre amigos.

El caso es que Mario Party alcanza su décima entrega y lo empieza a hacer entre los abucheos de quienes piensan que la fórmula ya está acabada o, cuando menos, algo manoseada y son necesarias algunas inclusiones más que evidentes. ¿Cuáles? Pues luego la contaremos.

Análisis de Mario Party 10 para Wii U.

Eso sí, este Mario Party 10 es el primero que incorpora el uso de Amiibos y al que les regala un modo completo solo para ellos, que no podremos utilizar si no contamos con ninguna de las ya famosas figuritas en una decisión que, conociendo a los japoneses por su hoja de servicios en los últimos 35 años, no se entiende.

Análisis de Mario Party 10 para Wii U.

Tres modos de juego y un destino

Aunque luego hablaremos especialmente de los Amiibos, hay que decir que Mario Party 10 se divide en dos grandes modos y uno de ellos es el punto original de esta nueva entrega, ya que da la oportunidad de que jueguen hasta cinco usuarios en la misma consola. Cuatro con Wiimote y otro con el Gamepad con pantalla donde el que lo maneje tendrá una perspectiva algo distinta de lo que ocurre sobre el tablero. Es algo parecido a aquellos ‘minijuegos‘ de Nintendo Land, ¿os acordáis?

Análisis de Mario Party 10 para Wii U.

Este modo es el de Bowser donde se produce una persecución entre el malvado de los juegos de Mario y un grupo de hasta cuatro jugadores: hay una persecución por un tablero y el objetivo es llegar al centro del mapa para conseguir una de las famosas estrellas doradas.

Análisis de Mario Party 10 para Wii U.

Como podéis imaginar, cada personaje tiene su dado mientras que Bowser debe esperar cuatro turnos para lanzar los suyos. A medida que unos y otros se encuentran en el tablero, van apareciendo pruebas donde lo que está en juego son los corazones que da vida a los personajes perseguidos. Y si alguno los pierde todos, pues termina su partida.

Análisis de Mario Party 10 para Wii U.

El otro modo es para cuatro jugadores (con Wiimote) y será un desarrollo parecido pero en el que luchan todos contra todos en un tablero para ver quien es el ganador. Y como seguro que ya sabéis por la franquicia en otras ocasiones, en los modos competitivos no hay que dejar títere con cabeza, no hay que ser generoso y si tenéis que pasar por encima del que tenéis al lado… ¡ni os lo penséis! Esto es un juego.

Análisis de Mario Party 10 para Wii U.

Al menos un Amiibo

Como os decíamos, hay un modo específico para usar con Amiibos. Aquí hay un detalle que no entendemos y es que Nintendo no vende el juego obligatoriamente con una figurita. Tenemos alguna edición que sí lo trae, pero no es obligatorio tenerla así que (haciendo como que no sabemos la respuesta) ¿por qué reservarle a los que han comprado figuritas el que es el modo más parecido al juego clásico?

Mario Party 10 edición Amiibo.

Es que mientras no coloquemos sobre el chip NFC uno de estos Amiibos no podremos acceder y disfrutar del tablero donde a base de tirar el dado hay que abrirse paso hasta conseguir la victoria. Ya sabéis, contando casillas, cayendo en algunas que penalizan y otras que nos benefician pero, sobre todo, protagonizando minijuegos que son muy divertidos pero…

Mario Party baja el diapasón

Si tuviérais que definir vuestra experiencia con los Mario Party, seguro que una de las descripciones que haríais es que ‘con ellos no se para’. Nos tienen todo el rato en vilo, haciendo cosas, superando pruebas y compitiendo contra el resto de jugadores sin piedad.

Análisis de Mario Party 10 para Wii U.

En Mario Party 10 parece como si Nintendo hubiera querido levantar el pie del acelerador y no hay tanto vértigo como antes. Todo es más pausado, más tranquilo, en muchos modos las pruebas tardan en llegar y en la persecución de Bowser, por ejemplo, es posible disfrutar solo de un par de minijuegos en los 30 minutos que dura una partida. Hay modos para alargarlas, pero entramos en el terreno de la personalización y ni siquiera los ‘3v1’ animan el cotarro.

Análisis de Mario Party 10 para Wii U.

Da la sensación de que en la compañía han querido insuflar emoción por otras vías, acortar las partidas para que no tengamos obligatoriamente que estar muchas horas frente a la TV y por el camino se han cargado ese dinamismo original.

Análisis de Mario Party 10 para Wii U.

Es más, las propias pruebas acusan el desgaste de los años, no parecen originales, no son sorprendentes como cabía esperar de un Mario Party ‘pata negra‘. Se echan de menos esos primeros compases de la saga en Nintendo 64, con juegos frescos, originales y que servían de entretenimiento para el que se ponía frente a la consola. Ya fueran uno, dos, tres o cuatro los participantes.

Los tableros, flojuchos

Si somos sinceros, es algo que nos ha llamado la atención, el esquematismo, la sencillez, la simpleza de muchos de los tableros en los que jugaremos. Y da igual si nos fijamos en los nuevos, en los de perseguir al grupo de los amigos de Mario, como en los clásicos que seguramente podrían haber sido más grandes para ofrecer muchas más alternativas.

Análisis de Mario Party 10 para Wii U.

A diferencia de otras ocasiones, Mario Party 10 da una impresión pequeñita, corta, manejable, algo impensable en la serie si miramos atrás y lo comparamos con lo que vivimos en otras consolas donde el denominador común era casi una ‘inabarcabilidad’ soberbia.

Siguen habiendo nuevas pruebas y desafíos pero hoy más que nunca, Mario Party 10 está pensado exclusivamente para las fiestas. Nada más. No intentéis disfrutar entre semana vosotros solos a algunas de sus más ‘icónicas‘ pruebas…

Le falta un empujón

Seguramente mucha culpa de estas decisiones de diseño que Nintendo ha debido tomar han tenido que ver con el objetivo último de Mario Party 10, que no es otro que circunscribirlo a las fiestas familiares, a las reuniones de amigos con los que echar unas partidas con un tiempo máximo estipulado y donde la variedad no es tan obligatoria. Al hacer eso, cualquier otra perspectiva ha sido descartada y, por lo tanto, ha perjudicado al resultado final del juego.

Análisis de Mario Party 10 para Wii U.

Nintendo debe buscar ya salidas a esta franquicia y empezar a meterle online. Es a eso a lo que nos referíamos al principio del análisis, que algo hay que cambiar o, mejor dicho, mejorar. Para que no tengamos que esperar a las fiestas de fin de semana en nuestra casa y podamos divertirnos de lunes a viernes, conectándonos a internet y formando parte de ‘rooms‘ donde Bowser nos persiga o utilicemos nuestro Amiibo como más nos apetezca.

Análisis de Mario Party 10 para Wii U.

Gráficamente está al nivel de lo que hemos visto en otros juegos de Mario y es la primera vez que los disfrutamos en FullHD. Lo que se agradece por que alegra los sentido ver tantas formas conocidas tan bien llevadas a la pantalla. Eso sí, tampoco esperéis virguerías: simplemente un trabajo correcto. Sin más.

Análisis de Mario Party 10 para Wii U.

Seguramente eso de disfrutar de ‘Party’s online‘ será una tarea que veremos ya en Mario Party 11, una vez comprobado que esta entrega para Wii U se ha quedado corta incluso para los más incondicionales de la franquicia. ¿No?

Divertido en compañía.

  • Anónimo

    Este juego perdio la gracia cuando imitaron el modo d juego pseudo coperativo de Mario party 9.
    Mal Nintendo mal mal

  • Anónimo

    que lastima que nintendo perdió el enfoque de esta gran franquicia al tratar de hacerlo cada ves mas
    complicado con sistemas de juegos estúpidos que a nadie le interesa mas que un comino
    en serio devén retro alimentarse y recordar sus éxitos pasados y averiguar como es que lo lograron y implementar esa técnica en sus futuros juegos, yo soy fan de nintendo pero asta yo me doy cuenta
    que la están cagando en muchas cosas pero buen como siempre han dicho en este tipo de foros solo el tiempo lo dirá si esto se repondrá o no

  • Anónimo

    es muy grosero conchale locos

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

3 comentarios
  1. Anónimo 17 Abr, 15 2:23

    Este juego perdio la gracia cuando imitaron el modo d juego pseudo coperativo de Mario party 9.
    Mal Nintendo mal mal

    0
  2. Anónimo 29 Abr, 15 17:59

    que lastima que nintendo perdió el enfoque de esta gran franquicia al tratar de hacerlo cada ves mas
    complicado con sistemas de juegos estúpidos que a nadie le interesa mas que un comino
    en serio devén retro alimentarse y recordar sus éxitos pasados y averiguar como es que lo lograron y implementar esa técnica en sus futuros juegos, yo soy fan de nintendo pero asta yo me doy cuenta
    que la están cagando en muchas cosas pero buen como siempre han dicho en este tipo de foros solo el tiempo lo dirá si esto se repondrá o no

    0
  3. Anónimo 04 Feb, 16 23:39

    es muy grosero conchale locos

    0