La apuesta de Capcom por traer de vuelta esta espectacular saga, todo un regalo para los amantes del cómic y las consolas, supone una evolución lógica desde Street Fighter IV y termina consolidando el género de lucha 2D, algo que desde aquí aplaudimos y felicitamos. Desde luego, se trata de un tipo de juegos necesarios de una jugabilidad efectiva  y, en este caso, es del todo notable. De hecho, Marvel vs Capcom, Fate of Two Worlds, destaca por la ingente cantidad de combos y superhitts incorporados; así como por su motor MT Framework, utilizado en juegos como Devil May Cry 4, Lost Planet, Dead Rising o, como no Resident Evil, dando como resultado un juego fluido,  simple en el manejo y muy intuitivo.

Si a ello le añadimos los mejores personajes de ambas compañías, 36 en total, el cómputo global mejora por momentos. Y es que, pese a ser un número significativamente inferior a la anterior entrega, el título gana en cuanta a diversidad de luchadores se refiere. Personajes correctamente diferenciados unos de otros en estilo de lucha, personalidad y mezclando de forma perfecta auténticos clásicos con luchadores más frescos y actuales. De este modo, disfrutaremos de los mejores héroes y villanos en ambos lados: Thor, Capitán América, Hulk, Hulka, formarán parte de una extensa plantilla de héroes completada con villanos como Magneto, Dr. Muerte y M.A.D.O.C.K. De igual manera, contamos con Chun-Li, Ryu, Haggar, o Chris Redfield, como las principales caras conocidas de Capcom, completándose la gama con personajes nuevos como los centinelas, por parte de Marvel; o Hsien-ko, por parte de Capcom. Toda una plantilla de galácticos.

Como apuntábamos anteriormente, la jugabilidad está enfocada a la sencillez, en todos los sentidos. Un punto a favor de Capcom vs Marvel que opta por mantener la esencia de este tipo de juegos y apuesta por la simplicidad en la ejecución de los golpes y perpetuar el estilo de juego que  hiciera grande a juegos como Street Fighter II, Fatal Fury o King of Fighters décadas atrás. Por otro lado, los combos se entrelazan con una facilidad deliciosa. Eso sí, que sea sencillo no implica que sea fácil: Deberás entrenar, practicar y echarle unas partidas antes de convertirte en un auténtico titán. Resumiendo, nos encontramos con un juego muy práctico y orientado a que tus intenciones no dependan de aparatosas combinaciones sino a tu destreza e inteligencia en el combate.

Por otro lado, el juego entremezcla con gran acierto la vis cómica y la  lucha al cien por cien. Siendo así, que luchar con personajes como Arthur, de Ghosts N Goblins; o Zero, de Megaman X, supone todo un regalo a los más veteranos y aporta un guiño de nostalgia a la época dorada del píxel y la era del bit. Todo ello en unos escenarios perfectamente diseñados para este festival de puños y ‘Specials Attacks’, que te regalará partidas épicas en escenarios coloridos, y realmente variados. Mención especial merece la pantalla de Nueva York y los globos de Spiderman, muy atractiva a nuestro gusto.

En cuanto al modo historia se refiere, reseñar que no es nada del otro mundo. Una historia algo floja que podría haberse elaborado y desarrollado mucho más. Si bien está correctamente ambientada, se puede apreciar con facilidad que no ha sido una de las prioridades de sus creadores, ofreciendo en este sentido un producto entretenido pero bastante mejorable. No obstante, la presentación está cuidada y el diseño artístico lo suficientemente elaborado como para mantener el tipo.

Pero tranquilo, el modo multijugador es realmente excepcional y muy adaptado a los avances generados en este tipo de juego. El modo rey de la pista para 8 jugadores está muy conseguido y se complementa con otras modalidades que te llevarán a competir online con jugadores de rango similar al tuyo, ascendiendo a medida que vayas mejorando tu técnica. Todo ello acompañado de las mejores estadísticas. Un mundo online, que cada vez cobra mayor importancia en este tipo de juegos y cuyos avances, como es el caso, permiten experiencias de juego realmente conseguidas.

Como veis, el juego merece la pena y, sin inventar nada, cuenta con los suficientes detalles y guiños, como para mantenernos pegados a la pantalla. No es para menos, el juego es visualmente sobresaliente y no hemos notado fallos en este sentido. De hecho, el motor funciona a la perfección y permite partidas muy jugables y fluidas. Por otro lado, las melodías son exquisitas y los efectos sonoros, correctos, cumplen su cometido. Nos quedamos con su jugabilidad y capacidad de gancho, muy lograda, y capaz de enganchar a todo tipo de gamer.

Pero seamos sinceros, es un juego especialmente orientado a los amantes del género, de los crossover y del mundo del cómic. Un título a destacar, y muy recomendable de una serie que está en camino de convertirse en un auténtico clásico de los crossover. Con una puesta en escena sensacional, personajes bien desarrollados y un acabado técnico impecable, la nueva entrega de Marvel vs Capcom ya está disponible y promete ganarse la simpatía de los amantes del género de arcade y lucha en 2D.

Imágenes del juego

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios