Vuelve el comandante Shepard en esta imprescindible secuela bien enfocada y desarrollada magistralmente por el equipo de Bioware. Y es que los padres de la saga Dragon Age vuelven a superarse creando uno de los juegos imprescindibles del año. Visto el éxito de la primera entrega, la secuela estaba garantizada y no decepciona. De hecho, podremos observar rápidamente el esfuerzo de Bioware por afrontar los escasos puntos débiles de su antecesor y seremos desde el primer momento testigos de uno de los grandes lanzamientos de 2010.

Mass Effect 2 inicia su trama en los momentos inmediatamente posteriores al final de la primera entrega. De esta forma, Shepard vuelve a la carga para hacer frente a una terrible amenaza. No siendo imprescindible haber jugado la primera parte, haberlo hecho te facilitará las cosas. Si concluiste Mass Effect I, tendrás la posibilidad de importar a tu personaje. Un detalle que nos permitirá apreciar ciertos cambios respecto la historia iniciada con un personaje nuevo, aparte de contar con algunas ayudas adicionales. Si bien el guión no cambia sustancialmente, sí otorga a la historia una agradable sensación de continuidad argumental, formando un todo que aporta gran solidez a la saga. Una de las ventajas será iniciar la aventura con más dinero, experiencia o gozar de un nivel más alto. Todo un regalo a aquellos que disfrutaron y superaron los desafíos de la primera entrega.

El desarrollo del juego está muy trabajado, incluyendo algunas novedades así como detalles que quedaran por pulir y que ahora han sido retocados o eliminados. La especialización de los personajes y sus poderes han sido mejorados y su diferenciación nos obligará a ser más estratégicos, incrementando así las posteriores acciones de juego. El número de armas crece y saber utilizarlas será clave durante la partida. Elige la apropiada y utiliza a tu equipo estratégicamente. Su apoyo te permitirá sobrevivir y cuidar de los tuyos, siendo así fundamental manejar bien las instrucciones hacia tu pelotón. Haz uso de la ‘rueda de poderes’ y establece los poderes a emplear en función del enemigo que tengas enfrente, pudiendo prefijarlos en tu mando.

Las conversaciones mejoran notablemente con la posibilidad incluida de interacción activa durante las mismas. Mediante un sistema de interrupción podremos usar la virtud o rebeldía para dar un giro en la historia. Mejora igualmente el sistema de desplazamiento, mucho más ágil respecto al primer Mass Effect, lo cual es de agradecer, ya que elimina innecesarios tiempos de espera.

El aspecto técnico es impecable. Con unos gráficos bien definidos y una recreación de escenarios muy trabajada, Bioware presenta un producto bien acabado y con detalles magistrales. El sonido es igualmente impresionante y acompaña de forma muy correcta la trama del juego. Se echa en falta un doblaje al castellano. El diminuto tamaño de los subtítulos obliga a una trabajosa lectura que podría haberse evitado. En cualquier caso, el espléndido doblaje en inglés es de película y goza de grandes interpretaciones.

El nuevo Mass Effect supone la consolidación de la saga y el acabado de una marca que promete nuevas entregas. Un producto que se asienta y obligará a la gente de Bioware a tomar fuerzas y exprimirse al máximo para tan siquiera igualar esta obra magistral. Un juego que no puedes perderte y que te dejará suplicando más y más. Excelente.

Imágenes del juego

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios