Tras el éxito de público en Japón, Capcom lanza su tercera entrega de la saga, en exclusiva para Wii. Además, lo hace con la capacidad de tender una mano al jugador novel, pero con una dificultad igualmente ajustada a los más veteranos. Un título técnicamente impecable y con un estilo de juego que añorábamos en Wii. Sin duda, uno de los juegos del año.

Tu llegada a Moga será el inicio de esta fantástica aventura. Ayuda a este pueblo a reconstruirse y hacer frente a la amenaza externa, al tiempo que vas incrementando tus habilidade. Será aquí donde recojas hierbas para pociones, compres, intercambies y te prepares para hacer frente al siguiente monstruo. Todo ello hasta dar caza a tu particular Moby Dick: Lagiacrus.

Con un nivel de dificultad perfectamente graduado, se ha apostado por todos los públicos, todo un acierto, teniendo en cuenta el amplio espectro que contempla una plataforma como Nintendo Wii. Así, sin perder la dificultad que acompaña la saga, el jugador más novel podrá ir paulatinamente tomando contacto con el mundo de la caza. De este modo, en Mogan, podrás contar con una granja, o comerciar con objetos adquiridos en tus cazas, así como enviar pesqueros con los que ir obteniendo beneficios al tiempo que la aldea va creciendo en una suerte de simbiosis. Así pues, Mogan se transforma en nuestro campamento base donde partirán todas las misiones.

Como novedades, esta entrega cuenta con 18 nuevas criaturas, cuya IA ha sido replanteada de forma que su comportamiento se ajuste a las leyes naturales y ponértelo realmente difícil. Para hacerles frente, contaremos con una nueva espada-hacha, que puede pasar de una a otra , así como las espadas y lanzas de las anteriores entregas. Del mismo modo, se han redefinido ciertos movimientos para mejorar la experiencia de juego. Todo ello en nuevos escenarios , y la inclusión de un ecosistema desertico.

Todos ellos te obligarán a adaptar tu equipación al ambiente y el armamento al tipo de bestia a cazar, en una aventura que premia la sangre fría frente al jugador impaciente. Prepara una buena estrategia o serás tu el cazado.

En la modalidad online, Capcom ha puesto toda la carne sobre el asador. La experiencia se multiplica y, con un modelo de servidor realmente notable, y, todo hay que decirlo, por encima de otros títulos de Nintendo Wii, podrás colaborar en auténticas cacerías online. Cacerías donde la cooperación y comunicación serán uno de los aspectos fundamentales y más divertidos de este modo de juego, todo ello facilitado por el wiispeak. Incrementar en dificultad te permitirá acceder a partidas de élite y si el juego ofrece de per se, muchas horas de diversión, el modo online te sumergirá en partidas épicas.

Gráficamente, el juego destaca por encima del catálogo Wii. Algo que debería servir para exigir más a las desarrolladoras y exprimir las posibilidades del hardware. En este caso, Capcom lo borda. Todo ello, amenizado con una brillante banda sonora que harán de Monster Hunter una aventura realmente épica. Tanto la jugabilidad, como el manejo de la cámara, en ocasiones dejan mucho que desea pero, una vez te hagas con el control, te sentirás como un auténtico cazador. Por otro lado, el juego da muchísimo de sí, tal vez demasiado. Teniendo ante ti un gran número de horas por delante, multiplicadas en su vertiente online.

Un título que consigue relanzar la saga, redefinirla y abrirla a un público más amplio. Todo ello, sin caer en la decepción y manteniendo su esencia. Por otro lado, aporta frescura al mundo Wii cuyo catálogo amplia fronteras y acepta de buena gana este tipo de juegos que hará sonreír a los jugadores más hardcore. Un título muy recomendable que no te puedes perder. Sobresaliente.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios