Naruto lleva 17 años –que se dice pronto- entre todos nosotros. Tras vender más de 300 millones de tomos en todo el mundo y contar con una amplia legión de seguidores en el anime, la obra de Masashi Kishimoto también ha encontrado un grupo de fans en todas las adaptaciones al mundo de los videojuegos. Y precisamente hoy toca hablar su última entrega hasta la fecha, Naruto Shippuden Ultimate Ninja Storm Revolution.

Naruto Shippuden Ultimate Ninja Storm Revolution_655 (2)

Vayamos al grano: Naruto Shippuden Ultimate Ninja Storm Revolution puede ser una de las ediciones más completas que ha salido de un juego de Naruto. Todo lo que presenta en escena lo hace muy bien, con el consiguiente “pero” de que con un poco más es de esmero y tesón, quién sabe si estaríamos ante el título de Naruto definitivo –y debido a esto, algunos antecesores lo superan.

¿Cuáles son esos “pero”? Pues el principal, sin lugar a dudas, recae en los modos de juego. Más allá del Combate en Línea y Combate Libre, dos clásicos en la saga que ahora se actualizan con hasta cuatro jugadores en pantalla, la principal novedad aparece en dos modos titulados Torneo Mundial Ninja y Aventuras Ninjas. Ambos se antojan muy cortos- aunque lo que ponen en liza es excelente-, de ahí que ampliar la duración de éstos o meter otros nuevos habría sido la clave.

Naruto Shippuden Ultimate Ninja Storm Revolution_655 (1)

El Torneo Mundial Ninja permite convertirnos, como su propio nombre indica, en el mejor ninja del mundo. Para ello, habrá que ir realizando combates y objetivos para ostentar la supremacía que ansiamos. Las misiones son muy variopintas (representadas en pantalla mediante los grados “S” para la más fuerte y “C” para la más débil, como suele ocurrir en los juegos de lucha) y ofrecen un reto acorde para cualquier tipo de jugador.

En cuanto a Aventuras Ninjas, hay que aplaudir a CyberConnect2 por el trabajo realizado. Este modo de juego presenta tres historias exclusivas que no aparecen ni en el manga ni en el anime, y lo mejor de todo es que han sido elaboradas por el propio Masashi Kishimoto. Durante la más de una hora de anime disponible, intercalada perfectamente con combates, se cuentan pasajes como la creación de los Akatsuki, los Uchiha o la vida de Minato (el padre de Naruto). La lástima es ésa, que en una hora aproximadamente se finalizan las “Aventuras Ninjas”, y el reposo que deja es agridulce por la enorme calidad mostrada.

Como ya se ha comentado, la escasez y poca duración de los modos de juegos son el mayor quiste del título, ya que en la faceta jugable poco se puede criticar. Los combates siguen manteniendo el arquetipo clásico de la serie, es decir: frenéticos, animados y con múltiples posibilidades de personalización en los combos de cada luchador (“cada maestrillo tiene su librillo”).

Sin embargo, para esta edición se han introducido una serie de mejoras que dan todavía más vida a las batallas. La principal es la opción de realizar combos junto al resto del equipo de luchadores. Como muchos ya sabréis, elegimos un personaje para jugar y otros dos para que nos sirvan de apoyo. Gracias a estos “jutsus combinados”, los tres luchadores realizan un demoledor ataque a través de secuencias cinematográficas. Así que un consejo si vais a jugar: que no os trinque un ataque de estos o estaréis muertos…

Naruto Shippuden Ultimate Ninja Storm Revolution_655 (3)

De igual manera, y más allá de estas “técnicas supremas”, el usuario dispone de dos habilidades nuevas: despertar y refuerzo. La primera permite crear un nuevo estado en el luchador, al más puro estilo supersaiyan en Dragon Ball; la segunda, por su parte, facilita a los jugadores más tácticos una serie de habilidades defensivas, así como la opción de crear una barrera para inhabilitar los jutsus contrarios.

Todas estas incorporaciones dentro del esquema de lucha se pueden emplear en los más de 100 luchadores que han sido añadidos en esta entrega, entre los que se incluyen algunos inéditos como es el caso de Mecha Naruto (una creación de Kishimoto en exclusiva para Naruto Shippuden Ultimate Ninja Storm Revolution). Por tanto, si sois fans de la serie tendréis acceso a los personajes más icónicos tanto del manga como del anime.

Naruto Shippuden Ultimate Ninja Storm Revolution_655 (4)

La producción se redondea con el excelso apartado técnico y sonoro del que goza el juego. La parcela visual es una auténtica preciosidad y denota, otra vez, el gran trabajo que CyberConnect2 realiza con los títulos de Naruto. Gracias a ese estilo similar al cel-shading, los personajes parecen sacados del anime, al igual que las animaciones, que están recreadas fielmente.

A esto hay que sumarle las escenas creadas -como ya se ha dicho anteriormente- en exclusiva para el juego. No esperéis una calidad inferior por ser independientes de la serie: mantiene el mismo nivel –positivo- que tiene el anime, hasta el punto de que se aconseja visionar todas de manera continuada una vez concluidos los episodios.

Naruto Shippuden Ultimate Ninja Storm Revolution_655 (5)

Por su parte, la banda sonora sigue haciendo las delicias de todos los fans de Naruto, con cortes de toque oriental y los propios dejes que posee la serie. Además, Bandai Namco sabe contentar a los fans de la serie desde hace casi una década, por lo que el selector de voces inglés – japonés hace acto de presencia nuevamente (y todo el texto en castellano, que bueno es recalcar este gran detalle).

Naruto Shippuden Ultimate Ninja Storm Revolution no es el juego definitivo de Naruto… porque no se ha querido. Los mimbres son de una calidad asombrosa, y si simplemente se hubieran añadidos nuevos modos de juego o ampliar los ya presentes, estaríamos ante una obra para ser recordada durante años. No obstante, si sois seguidores de la serie creada por Masashi Kishimoto, tenéis una cita obligatoria con esta entrega. Es Naruto en su máximo esplendor. Y desde aquí lo agradecemos.

Naruto Shippuden Ultimate Ninja Storm Revolution_655 (6)

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

1 comentario
  1. lenmon 23 Sep, 14 18:02

    aun asi le falta algunos personajes inportantes como los hermanos oro – plata

    0