El mundo del motor siempre ha tenido una amplia difusión dentro de los videojuegos. Prueba de ello es que sagas como Gran Turismo o Forza Motorsport suelen ser las abanderadas –dentro de ese género- de los sistemas PlayStation y Xbox, respectivamente. Sin embargo, no ocurre igual con la NASCAR, un tipo de competición que no goza del clamor popular en nuestro país –ni en Europa, para qué engañarnos-. Pero esto no quiere decir que la marca no tenga su propio videojuego oficial, que es el que hoy nos atañe.

nascar_2014_655

Es indudable que si nunca os han atraído las carreras de NASCAR, ya sabéis, las de dar vueltas a un circuito ovalado con una alta dosis de castañazos, pues este NASCAR ’14 no os va a gustar. Pero se podría decir que ahí está la clave: es un producto fanservice pensado única y exclusivamente para amantes de la NASCAR.

En la NASCAR no se pueden esperar circuitos vertiginosos y de numerosas curvas. Esto no es Nurburgring o Jerez. Esto es Indianapolis, Daytona, Texas, Atlanta, Kentucky y muchos más. Los 32 circuitos oficiales de esta temporada están incluidos con todo lujo de detalles. Al fin y al cabo, si por algo se caracteriza la NASCAR es por sus trazados, que en lugar de contar con variopintas curvas apuestan por la velocidad sin paliativos.

nascar_2014_655 (1)

En NASCAR ’14 se consigue esta sensación desde el primer momento. Es más, os costará coger el control durante los primeros compases y tendréis que bajar la dificultad. Diríamos que esto ocurre por defecto profesional, el no estar acostumbrados a este tipo de carreras, donde hay que estar más pendientes del rival de atrás –para que no nos empale contra el muro- que de frenar para la curva.

Es lo divertido de esta competición. El saber que cualquiera puede acabar empitonado en el momento más inoportuno. Y precisamente por gozar de este tipo de características, reforzar el coche que pilotemos será esencial. Las opciones son limitadas, pero entran dentro del estándar. Se necesitan créditos –que se ganan con las carreras- para adquirir nuevas piezas que se podrán aplicar a las tres marcas que compiten en la NASCAR (FORD, Toyota y Chevrolet). Asimismo, aparecen todos los pilotos originales, que podrán ser seleccionados siempre y cuando no queramos elegir el nuestro.

nascar_2014_655 (2)

En cuanto a licencias, y como se puede observar, el juego cumple con su cometido. Sin embargo, flaquea en la mayoría de apartados restantes. Comenzando con el jugable, la dinámica es atractiva aunque ésta se ve restringida por la escasez de modos de juegos. Hay tres disponibles: el modo temporada oficial; carrera rápida; y multijugador. Los dos últimos son los clásicos, aunque hay que resaltar que al multijugador no se pudo jugar ninguna partida. ¿Razón? No se encontraba nunca una carrera…

nascar_2014_655 (7)

El modo carrera incluye los pormenores característicos de este tipo de opciones, es decir, la concatenación de carreras oficiales con sus correspondientes pruebas. De esta manera, el jugador correrá en los 32 circuitos, con sus sesiones de prácticas, clasificación y carrera. Por desgracia, no hay más, salvo el encontrar algún sponsor para que nos financie parte de las mejoras o seguir ganando carreras para conseguir más créditos. Las limitaciones están ahí y se podrían haber subsanado. Pero no se ha hecho.

nascar_2014_655 (4)

El apartado gráfico de NASCAR ’14 tampoco pone el listón muy alto. Es más: parece incluso conformista. Los coches están bien recreados, pero carecen de detalles y les falta “mimo”: sombras inexistentes; texturas muy rocosas y con pocas aristas; una paleta de colores más heterogénea y no tan similar; colisiones mal implementadas y peor reflejadas en los vehículos (apenas se destruyen); vistas en “primera persona” con falta de elementos… Son muchos fallos que terminan afectando al producto final, ya que ponen el listón más cerca de un juego de comienzos de PlayStation 3 o Xbox 360, que uno que debería aprovechar todo el potencial del hardware (y más en el caso de esta review, que fue realizada en un PC con todo en “ULTRA”).

nascar_2014_655 (3)

Estas carencias técnicas en el apartado gráfico también están visibles en los circuitos, que a pesar de estar recreados fielmente, no tienen la “vida” que suele haber en la NASCAR, con esas gradas repletas de aficionados. Asimismo, también sucede con el aspecto sonoro, que no termina de encandilar todo lo que debería.

Es positivo que se hayan incluido a los comentaristas norteamericanos oficiales, que transmiten la energía que irradia la competición en sí. No obstante, los coches no suenan con ese ruido ensordecedor tan característico de la NASCAR, aunque hay que resaltar que los motores son idénticos y podréis reconocerlos si soléis ver las carreras.

nascar_2014_655 (6)

Y por cierto, hablando de comentaristas y demás, el juego viene exclusivamente en inglés. Pero es lógico que sólo venga en la lengua de Shakespeare, ya que el producto está pensado para el mercado anglosajón y, concretamente, el norteamericano, que es el amante de esta competición (como ocurre con otros deportes, como la NHL o MLB, que sólo llegan en inglés cada temporada).

nascar_2014_655 (5)

NASCAR ’14 es un producto pensado por y para el fan acérrimo de este tipo de carreras. Le faltan modos de juego y a nivel técnico no termina de destacar. Es correcto, sin más. Sin embargo, cumple con su cometido, que es el echar unas carreras en los circuitos oficiales, con los pilotos oficiales y los coches oficiales. Todo 100 % original, nada de la tienda del “Todo a 100”. Si alguna vez te has sentido atraído por este tipo de títulos, le podrías echar un vistazo. Ahora, si eres fan de la conducción y de productos como Gran Turismo o Forza, quizás no sea la opción más conveniente…

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios