Si el pasado día 25 de septiembre era uno de los momentos importantes del año (en lo que a videojuegos se refiere) por el lanzamiento de FIFA 15, ahora le toca el turno a otro de los deportes de masas, al menos en España y EE.UU. que, entre nuestra afición por la NBA, la ACB o la Euroliga, justifica el ‘hype’ de recibir a este NBA 2K15.

El juego de 2K Sports vuelve a replicar la misma secuencia de acontecimientos del año pasado, cuando llegó a las principales consolas del mercado con dos versiones diametralmente opuestas. Una para PS3 y Xbox 360 y otra 100% ‘next-gen’ para PS4 y Xbox One. Esto, que en 2014 parece plenamente justificado, no lo era tanto el año pasado cuando algunas distribuidoras trajeron juegos para todas esas máquinas sin exprimir de verdad el hardware que tenían.

nba_2k15_analisis_gz_14

NBA 2K15 no revoluciona por completo lo visto el año pasado y podríamos considerarlo una continuación, una evolución lógica en la que 2K Games va buscando el sitio a todas esas ideas que ha venido poniendo en marcha, sobre todo, en la última edición que es la que más cosas ‘nuevas’ incorporaba y a la que más se parece. Ya, ya sabemos que es complicado en este tipo de juegos cambiar de un año para otro todo lo que llevan dentro, pero a base de pequeñas modificaciones, al final, con la perspectiva de cuatro o cinco juegos se va apreciendo el superlativo trabajo que llevan a sus espaldas estos chicos de 2K Games. Pero vayamos al lío.

Baloncesto y nada más

NBA 2K15 lleva camino de dejar de ser un juego de baloncesto y convertirse en ‘el baloncesto’ en sí mismo. Es decir, en toda una experiencia que va cubriendo todos los posibles puntos de vista desde los que se puede jugar a este deporte. Antiguamente, nos conformábamos con que los partidos fueran más o menos reales, que al tirar a canasta o al pasar nos permitiera algún tipo de filigrana y poco más.

Eran los tiempos en la década de los 80 de los Basketball de Commodore 64, de los World Series Basketball, los One on One, Jordan vs Bird, etc. En los 90 empezaron a llegar las franquicias de David Robinson Basketball y ¿hartos? de tanto realismo, las versiones arcade con aquellos gloriosos Arch Rivals o NBA Jam. El género sin duda ha ido dando de poco en poco grandes juegos pero nada comparable a lo que NBA 2K15 tiene.

nba_2k15_analisis_gz_03

Su catálogo de opciones es infinito y, de verdad, que uno llega a pensar si hay algíun jugador capaz de exprimir, desde ahora y hasta que salga NBA 2K16, todo lo que tiene este juego. Que podemos echar partidos esta claro y es lo realmente esencial de este juego. Y ligas. O seguir la temporada NBA día a día, pero donde ya se nos escapa es en todas sus patas de gestión. Esas que te van a permitir llevar las riendas de una franquicia, hacer evolucionar a un jugador o simplemente crear un quinteto estelar a base de ‘trading cards’.

El muestrario es tan inmenso que cuando uno entra en sus menús no sabe a dónde mirar. Ya os avanzamos que según vuestras preferencias, así usaréis NBA 2K15 y lo que haga yo de lo que podáis hacer vosotros puede distar un abismo.

¿Gestión o juego puro y duro?

Yo debo reconocer que, como me pasa en el fútbol con FIFA 15, suelen interesarme muy poco todos esos modos de gestión que entorpecen lo verdaderamente importante que es jugar al baloncesto. Aquí, NBA 2K15 sigue las mismas líneas que el juego del año pasado salvo por un par de detalles realmente importantes: el tiro y los movimientos. Esos son los dos grandes cambios que se producen en los partidos que vamos a jugar y que necesitan de una explicación para que luego no nos llevemos un chasco.

nba_2k15_analisis_gz_04

Hasta ahora, cogíamos a un jugador, lo llevábamos hasta las inmediaciones de la canasta, apretábamos el botón de tiro, aguantábamos en el aire y al soltar, nos tocaba rezar por si entraba. Ahora todo es mucho más gráfioc y hasta donde uno puede entender, más fácil. Los jugadores, cuando pasemos a contorlarlos, tendrán un indicador bajo sus pies que con una zona azul nos van diciendo cuál es la probabilidad de acierto en el tiro si lo intentamos desde ahí. Lógicamente, a mayor superficie de ese color, más opciones de meterla y al revés. Si apenas tenemos posibilidades, lo sabremos rápidamente.

Estos porcentajes o, mejor dicho, probabilidades, no son aleatorias y están vinculadas a las propias del jugador en la realidad. No sabemos si éstas se irán actualizando con el día a día o si ya están cerradas hasta que llegue el siguiente juego. El caso es que aquellos ‘players’ con mayor porcentaje de acierto al tirar en zonas muy concretas del campo, las meterán más fácilmente que otros, por lo que será más sencillo elegir tirador aunque no tengamos un conocimiento muy profundo de la plantilla que manejamos.

nba_2k15_analisis_gz_15

Pero ojo, que por ahora solo tenemos una probabilidad. Ni siquiera hemos intentado tirar a canasta. Eso se realiza con el stick derecho del pad o con un botón: ya pulsemos uno u otro, ese indicador bajo el pie tomará la forma de un medidor de energía que nos recuerda todo el rato que estamos pulsando el botón. Ese medidor cogerá un color verde si acertamos en el momento justo de soltar el balón (se indica con una línea blanca) y será amarillo si nos quedamos cerca o rojo si anda muy alejado. Tanto en verde como en algunas partes del amarillo, nuestro jugador podrá meter la canasta mientras que con un rojo intenso, ya sabemos que para tener otra oportunidad hay que ir a coger el rebote.

No os descubrimos nada si decimos que para los que quieran jugar de verdad, sin facilidades ni indicadores, esto puede quitarse de la pantalla, pero sirve mucho para aquellos jugadores que no sean muy expertos y quieran ir cogiéndole el pulso a estas horas. Una vez que hemos cogido el punto al momento deal de soltar el balón, toca quitarlo para hacerlo instintivamente. Os lo recomendamos.

nba_2k15_analisis_gz_01

La segunda pata que han modificado es la de los movimientos de los jugadores, que ahora parecen ser un poco más ¿inteligentes? Hasta el año pasado (y eso que NBA 2K14 ya era bueno) cuando intentábamos quitar una bola, bloquear o lo que fuera, los jugadores parecían hacer movimientos muy simples y esquemáticos, sin vida, como un recurso que ponemos en marcha cuando un robot quiere hacer algo. Dependiendo del momento en el que pulsábamos el botón, así conseguíamos nuestro objetivo o provocábamos el contrario, con una falta personal que nos caía encima.

Ahora, desde 2K Games aeguran que no depende tanto del azar como del momento en el que pulsemos o que decidamos hacer algún movimiento. Si os somos sinceros, este detalle no lo hemos notado, más allá de una mayor suavidad en las opciones defensivas donde los golpes ahora se detectan mucho mejor para pitar personales o lo que sea. Por cierto, 2K Sports ha metido una cosa llamada 2KU que está llena de explicaciones y vídeos de todo lo bueno, o todo lo viejo, del juego, para que si nos adentramos por vez primera en este título sepamos cómo hacerlo y entender las cosas nuevas cómo funcionan. Si os interesa echarle un vistazo, se encuentra dentro del modo NBA Hoy.

¿Quieres hacer algo más que jugar al baloncesto?

NBA 2K15 sigue ‘erre que erre’ con eso de ofrecer una experiencia más personalizada. A tanto llega que nos dejará escanear nuestra cara para meterla en el modo Mi Jugador… una curiosidad que es compatible con Kinect en Xbox y con la PS Camara en PlayStation.

Toda la vida de Dios, uno entraba en uno de estos juegos y se ponía a probar echando un partido a ver qué tal los cambios que hubieran añadido. Eso aquí es imposible por que NBA 2K15 te ‘asaetea’ con menús que muchas veces no tienen ninguna lógica. Eso ya pasaba el año pasado, donde para montar un partido amistoso nada más, por simple curiosidad de ver a un equipo o a un jugador, se conviertía en una misión imposible.

nba_2k15_analisis_gz_28

Mi Liga nos deja crear temporadas completas en las que manejamos a un equipo y podemos guiarlo durante una única campaña o a lo largo de toda su existencia, gestionando traspasos, imponiendo topes salariales y poniendo o quitando ‘chorrocientas opciones’ más. Éste seguramente que será uno de los grandes reclamos del juego aunque hay más. En ese ‘guirigai’ de menús le sigue Mi GM (General Manager) donde interpretamos el papel principal de gestor que debe preocuparse de los jugadores, el personal que trabaja para el club, la economía y, por supuesto, los partidos que hasta podremos jugarlos si queremos.

Y finalmente está Mi Carrera, que es la estrella del baile, la que nos permite coger a un chaval y convertirlo en estrella NBA a base de mucho trabajo, esfuerzo, entrenamiento y acierto. Por que ya podemos querer ser los reyes de Java y quedar de los primeros en el ‘draft’ que si no metemos una, no nos querrá fichar ni el Escalerillas Basket Club.

nba_2k15_analisis_gz_24

Por si faltaba alguien por asistir al baile, llega Mi Equipo, que es la versión propia de NBA 2K15 de los Ultimate Team de FIFA. A ver, no es exactamente lo mismo, pero se sirve de cartas y sobres que compramos para hacernos con jugadores, ítems para equipar, estadios, equipaciones, etc., en colecciones que vienen separadas por franquicias. Es decir, que cada una tiene su especie de evolución dentro de este modo, por lo que todo lo que conseguimos está personalizado.

nba_2k15_analisis_gz_11

NBA Hoy es un cajón de sastre donde entran muchas cosas. Desde amistoso con los partidos que estén programados con producirse en la NBA como participar en ligas que bien podemos inventarnos para nosotros o unirnos a alguna que haya por internet disponible.

¿Hay meses para tanto juego?

Esto que os contamos de antes no pretendemos que sirva para que os pongáis a jugar con todo, con la misma intensidad y en el mismo espacio de tiempo. Sería imposible. Es de alabar todo esto que mete 2K Games pero es tal monstruosidad de opciones que dudamos mucho que haya quien lo juegue todo hasta sus niveles más profudos. Las temporadas son largas, los modos de gestión igual y se nos antoja una completa brutalidad intentar acaparar todo a la vez.

nba_2k15_analisis_gz_19

NBA 2K15 llega a aturullar al jugador, que no sabe con qué se divertirá más. Está claro que cada uno buscará una pata concreta pero da pena ir dejando por el camino otras que son relamente divertidísimas. Ese es el punto que explota el juego, que sirve de ‘hub’ baloncestístico global, que no da opción a otros productos a meter la cabeza en el mercado por que este ya los colma todos. ¿Un manager de baloncesto? ¿Un simulador de carrera profesional? ¿Una liga con cromos y equipos que vamos ganando con cada victoria? Todo está dentro del título de 2K Games.

Ya os decimos que se agradece tanta libertad, tanta posibilidad de hacer lo que queramos pero precisamente por eso, cuando os enfrentéis a NBA 2K15, es aconsejable hacerlo teniendo claro todo lo que deja hacer y, así, no perder tiempo probando modos que no os gustarán y que restan atención a los verdaderamente importantes

Espectáculo total

NBA 2K15, de todas formas, se rinde a la evidencia y a pesar de todos esos modos de juego tan distintos donde podremos hasta comprar anillos para hacer feliz a nuestra estrella mundial, se pone serio cuando del ambiente tratamos. Las canchas, los jugadores, las equipaciones, el público (ahora en 3D), todo está presente dentro del juego tal cual lo vemos por la tele. Es realmente impresionante ver la cantidad de opciones de las que disponemos para personalizar un partido, con camisetas de todas las clases, no solo las ‘home’ o ‘away’, sino ediciones especiales como las Noches Latinas, Noches militares, clásicas de otras temporadas, etc.

nba_2k15_analisis_gz_31

El catálogo es interminable y llega, con objeciones, hasta los equipos de la Euroliga, donde han subido su número hasta los 25, en lo que supone un aumento de 11 sobre los 14 del año pasado. La presencia española sigue siendo igual de pequeña con cuatro equipos que son el Real Madrid, el F.C. Barcelona, el Saski Vasconia y el Unicaja de Málaga… aunque se sigue echando en falta que sean miembros de pleno derecho de NBA 2K15.

Y por miembros de pleno derecho nos referimos a que podamos jugar con ellos en los mismos modos que los NBA pero bueno, de momento, esto es una quimera ya que este juego, no hay que olvidarlo, está desarrollado por y para el mercado americano, que es el principal consunmidor de los productos NBA. Por cierto, ahora en los partidos también veremos a las ‘Cheerleaders’ hacer unos bailecitos que nos amenizarán los tiempos muertos o las medias partes, pero ya os avanzamos que os parecerá curioso las primeras veces. Luego lo quitaremos y pasaremos al partido.

nba_2k15_analisis_gz_30

¿Técnicamente cómo va?

Bueno, la versión que hemos probado es la de Xbox One y os podemos decir que gráficamente es realmente increíble. Los modelados de los jugadores son realmente complejos y aún lo es más todo el entramado de texturas que llevan puestas encima. La calidad que tienen, la definición y todos los efectos asociados son de los que dejan a uno con la boca abierta. Como ya ocurría en NBA 2K14.

Aunque os debemos decir algo que hemos visto. Mientras jugamos el partido, la tasa de frames parece andar cerca de los 60 fps sin problemas: la suavidad lo denota, pero cuando metemos una canasta y NBA 2K15 se pone a realizar alguna repetición, el ‘framerate’ baja escandalosamente hasta el punto de que parece que la consola no puede con el juego, perdiendo cualquier opción de disfrutar del enorme acabado gráfico de su engine Ecomotion. Este fallo es realmente extraño ya que no se produce en un momento de máxima exisgencia del juego ya que apenas hay en pantalla dos o tres jugadores, pero destaca que se vuelva tan molesto. ¿Lo arreglará 2K Games vía parche? Esperemos que sí.

nba_2k15_analisis_gz_40

La otra pata que acompaña a los gráficos es el sonido. Aquí no os desvelamos nada si os decimos que está todo el ambiente de un pabellón el día del partido delante de nuestras narices. Bocinas, musiquitas tras anotar, megafonía y… por supuesto, las voces de los comentaristas españoles de serie, poniendo la nota espectacular a un juego que realmente es de los mejores.

NBA 2K15 vuelve a dejar el pabellón muy alto. Tanto como los pivots NBA que aparecen en el juego y que han convertido a esta franquicia en la mejor que existe… si hablamos de baloncesto, claro.

Disfrutarlo otro año más. Merece la pena.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

1 comentario
  1. Anónimo 02 Jul, 15 1:36

    me han sangrado los ojos al leer “saski Vasconia” de toda la vida es Baskonia…

    0