Este Ninja Gaiden 3 Razor’s Edge era una oportunidad para los dos. Por un lado, para el título y Tecmo Koei, que tenían la ocasión de demostrar que son capaces de corregir los errores cometidos en las versiones para PlayStation 3 y Xbox 360 y que saben escuchar a los jugadores. Por el otro, para la propia consola, quien ve en él la oportunidad más fehaciente de hacer ver a los gamers que su apuesta por el público hardcore es clara; y qué mejor manera de hacer con uno de los títulos más sangrientos de los últimos años. ¿Su resultado? Un título convincente para los amantes de la acción y sobre todo del hack and slash puro, aunque con el estómago adecuado para soportar tanta mutilación.

Porque desde prácticamente el principio, el título nos avisa de lo que vamos a ser testigos durante todo el juego: continuos combates, llegando en más de una ocasión al recurrido machaca-botones, movimientos rápidos, mínimos descansos entre pelea y pelea y jefes finales que se atragantan con facilidad.

Y es que este Razor’s Edge con que el título se presenta a Wii U se antoja adecuado más para jugadores experimentados que para novicios, ya que sus niveles de dificultad se han visto considerablemente aumentados, y no será poco habitual que hasta los más habilidosos caigan a las primeras de cambio, pues, como decíamos, desde el minuto uno ya se están poniendo a prueba tus capacidades de reacción frente a las primeras hordas de enemigos. Bien es cierto que de los tres niveles disponibles, el más fácil será accesible para los nuevos jugadores, pero se antoja poco recomendable para éstos el nivel medio, a no ser que quieran desesperarse desde el principio al verse cada dos por tres caídos en desgracia.

Ninja Gaiden 3Ello nos hace ver que en apartado de la Inteligencia Artificial, Tecmo Koei también ha mejorado con respecto a su versión inicial, donde los rivales parecían poco más que simples peleles esperando su muerte brutal o unos segundos antes de intentar herirnos; ahora nos atacarán aleatoriamente y sin ningún miramiento, ni esperar a que su compañero caiga para dejarnos acabar con él. Nos rodearan y tendremos que escaparnos pero nos perseguirán sin casi dejarnos respirar. Sin duda alguna, un punto a su favor.

Un plus de dificultad lo pone sin duda el GamePad, que para quien no esté aún habituado (la mayoría aún no lo estamos) resulta en un principio un tanto engorroso, más aún cuando el título te va mostrando los posibles movimientos y ataques que llevar a cabo en plena batalla contra cinco o seis enemigos. Un pequeño entrenamiento inicial no habría venido nada mal. Eso sí, poco a poco te vas habituando y comienzas realmente a disfrutar del título. Así pues recomendamos aguantar los primeros minutos con paciencia y tesón, para acabar descubriendo lo que nos ofrece el juego.

Ninja Gaiden 3 Wii ULas novedades que trae consigo su adaptación al mando y a su pantalla táctil responden al modelo de lo que se han podido ver habitualmente en las versiones de títulos ya estrenados: acceso más dinámico al menú y a algunos de los botones clave durante el juego, como el Ultimate Technique, que nos permitirá acabar con todos nuestros enemigos cuando nos veamos rodeados y escasos de vida; eso sí, siempre y cuando esté completamente lleno (se irá acumulando energía a medida que vamos aniquilando a nuestros rivales)

Aún así no todo consiste en machacar botones. También hay momentos más típico de plataformas, superando obstáculos y trepando por paredes, así como hay espacio para un toque algo más estratégico, cuando se nos brinde la oportunidad de acabar con algún enemigo de manera sigilosa, pudiendo abrirnos paso sin tener que volver a las batallas multitudinarias.

Ninja Gaiden 3 Razor's EdgeLa guinda lo pone el aspecto rol que también se reserva el título, consistente en la adquisición y mejora de armas y de nuevos movimientos y que iremos consiguiendo a través de compras por medio de karma, que se va acumulando en nuestros bolsillos a medida que conseguimos combos, o lo que es lo mismo, encadenamiento de golpes a diestro y siniestro sin recibir ningún golpe a cambio. La pantalla del GamePad permite, como decíamos, el acceso rápido al menú correspondiente para mejorar el rendimiento de nuestro protagonista.

En lo que respecta al guión, como suele ocurrir en este tipo de juegos, no es precisamente lo más destacable del título por calidad, aunque hay que decir que se aprecia cierta mejora con respecto al pasado porque la desarrolladora ha sido consciente de que más vale un argumento sencillo y plano que un intento de crear algo profundo en una jugabilidad que no exige más que lucha y más lucha. Es una nueva aventura de Ryu Hayabusa, ahora en el papel de perseguido, que intenta sobrevivir, sin necesidad de planteamientos filosóficos o de conciencia de ningún tipo y que podrían resultar chocantes, incluso ridículos, en un juego así. En ocasiones, la historia ha de ser secundaria, y éste es uno de los casos.

Ninja Gaiden 3 Tampoco los escenarios son el fuerte del título, ya que en su mayoría se antojan simples y listos para esas luchas multitudinarias. No busquéis interactuar demasiado con ellos: son sólo campos de batalla o a lo sumo, plataformas en las que escalar y trepar. Ello no significa que sea pobre su visualización, ya que a nivel general se muestran adecuados, sin barroquismos o decorados destacables, pero tampoco decepcionantes.

Las novedades que trae consigo en forma de nuevas armas y un mayor protagonismo de Ayane a través de un mayor número de misiones, sirven para darle una mayor variedad al título, si bien ésta sigue sin ser una de sus características, ya que la propuesta de juego se descubrirá desde esos primeros minutos para repetirse a lo largo del mismo, con el aliciente de una progresiva dificultad.

Ninja Gaiden 3Lo que sí es característico, y se ha de repetir, es la violencia a ultranza que rezuma el título, y que le hace no ser aptos para todos los públicos. En el juego verás sangre, mucha sangre, procedente de enemigos (hay que decirlo, un tanto clonados), que se ven desmembrados por los diferentes ataques de nuestro protagonista, culminados en movimientos finales de ejecución de lo más brutales y espectaculares.

En definitiva, este Ninja Gaiden 3: Razor’s Edge es un título directo, sin decoración alguna, destinado a satisfacer las ganas de machacar botones y acabar con un ejército de innumerables enemigos, y sin la ambición de ser un título de referencia. Si eres amante de un buen hack and slash y de una jugabilidad directa, no puedes perderte esta ocasión para disfrutarlo en tu nueva consola; si lo que buscas es un título con una historia profunda y un argumento que enganche, sigue buscando, porque aquí no lo encontrarás.

Imágenes del juego

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios