Bello, adictivo, espectacular y épico. Outland reúne los mejores adjetivos en un título original y sorprendente. Un claro homenaje al concepto de ‘juego’ en su estado más puro. Con un planteamiento tan sencillo como cautivador, Outland mezcla con un acierto excepcional los juegos de plataformas, puzzles y beat’em up. Una combinación ejecutada con notable maestría gracias a un diseño artístico sensacional. Bienvenido a Outland.

Una de las primeras cosas que te sorprenderán serán sus gráficos. Absolutamente deliciosos, Outland te conquistará por los ojos para ir, poco a poco, ganándote a través de una dinámica de juego sencilla pero tremendamente efectiva. A través de una perspectiva en 2D lateral, deberemos saltar y pelear a lo largo de escenarios que, a modo de rompecabezas, se plantearán como una mecánica más, un gran desafío en conjunto, a superar. Haciendo uso de las luces y las sombras, deberás restablecer el orden de las cosas. El Caos ha escapado y, de no impedirlo, puede llevarnos a todo hacia el abismo.

¿Por qué luces y sombras? Usando estas fuerzas, tendremos la capacidad de adoptar formas espirituales bien diferenciadas. El color rojo y el azul. Si la plataforma, en principio fantasma y, por lo tanto, inmaterial, es azul, deberemos hacer uso de esta fuerza espiritual para poder pisarla. Si es roja, emplearemos esa fuerza para hacerla sólida y poder asentarnos sobre ella. Si nos equivocamos, caeremos al vacío. ¿Sencillo, verdad? El mismo esquema aplicaremos a los enemigos a los que sólo venceremos si aplicamos la fuerza espiritual contraria de la que sean dominantes. Si son rojos, venceremos con la azul, y viceversa.

El título conseguirá sumergirnos en un universo bien variado y planteado, tanto a nivel creativo como artístico. Una delicia en el terreno jugable y un recreo para los ojos en el aspecto visual. No exageramos; Outland rebosa ingenio y arte por todos sus poros. Mucho se ha hablado acerca de sus parecidos:  Castlevania; Flashback; o Prince of Persia; comparativas que, desde un inicio, han estado en boca de todos. A nosotros nos ha sorprendido gratamente y creemos que podría aglutinar a un buen grupo de juegos arcade y de puzzles pero siempre con una personalidad propia. Era de esperar, teniendo en cuenta que sus creadores han dado vida a uno de los juegos más adictivos del año, Dead Nation. En este sentido, saben muy bien cómo engancharnos y mantenernos en vilo. La dificultad crecerá por momentos, estando la exploración del escenario a merced de los más aguerridos y expertos jugadores. Superarlo es relativamente sencillo, más no indagar en todos sus bonus y aspectos ocultos.

Por otro lado, los jefes finales te encantarán y harán que tus ojos brillen ante el derroche de imaginación de sus planteamientos. Retos, desafíos: superación en estado puro. Por si fuera poco, podrás disfrutar de un modo multijugador, aumentando las horas de juego de un título imprescindible. Un título muy apropiado si quieres desconectar de las grandes producciones y lanzarte de lleno al juego en estado puro, con momentos reflexivos ligados con gran acierto a  a otros de máxima intensidad. En este sentido, se asemeja al gran Dead Nation, ya que su capacidad de inmersión es brutal y quedarás, sin duda, con ganas de más.

Gráficamente te sorprenderá, más será el sistema de juego lo que termine, definitivamente,  por capturar nuestro espíritu y mantenernos enganchados al mando. La música que ameniza la partida goza de un buen planteamiento, acompañando correctamente la experiencia de juego que, entre otras cosas, encontraremos traducido a nuestro idioma. Si buscas un título a un precio razonable y capaz de engancharte, este es tu juego.

Imágenes del juego

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios