De la mano de Q-Games, llega una nueva entrega de la saga PixelJunk, la cual demuestra, una vez más, que no hacen falta grandilocuentes proyectos ni producciones millonarias para ofrecer entretenidas experiencias. Fiel a la filosofía de la marca, Q-Games ofrece desde lo mínimo un título que basa en la sencillez y en una dinámica a medio camino entre el puzzle y el disparo, la grandeza de su éxito. PixelJunk Shooter 2 es una atractiva opción para aquellos que quieran revivir la sencillez de antaño y restar algo de seriedad al cada vez más complejo mundo de los videojuegos.

En esta ocasión, la trama nos remite a la primera entrega, siendo el arranque consecuencia directa de la misma. Atrapados en el cuerpo de un monstruo, viajaremos por sus entrañas siguiendo un esquema conocido: Acceder y rescatar supervivientes al tiempo que conjugamos los diferentes componentes del entorno con el fin de resolver los cada vez más complicados rompecabezas. De hecho, PíxelJunk Shooter 2 estaría más encuadrado en el género ‘Puzzle’ que en el disparo. Lejos de tratarse de un arcade, el juego plantea la necesidad de resolver complicados puzzles mediante la lógica y, eso sí, ayudados por un disparo, en esta ocasión, más socorrido que en la primera entrega.

El planteamiento no varía: rescata a las personas con el gancho e intenta huir esquivando enemigos y creando accesos y vías mediante la combinación de los diferentes fluidos. Habrá objetos que deberemos evitar sí o sí y hacer frente con nuestro disparo; y otros que nos dejen recalentados, teniendo que encontrar agua para regenerarnos. El hecho de encontrarnos ahora en el interior de una bestia, da pie a que se incorporen nuevas combinaciones con los elementos naturales, como es la aparición de los jugos gástricos pero la dinámica, básicamente, es la misma y por supuesto, no exenta de los originales jefes finales.

Aparentemente, el juego es prácticamente igual a la primera entrega, y costará convencer a quienes se hicieran con ella. Como puntos fuertes con que convencernos, contaremos con mayor duración y mayor acción, siendo un juego algo más arcade que el anterior. Del mismo modo, contamos con más escenarios, igual de cautivadores e ingeniosos que la anterior entrega. En este sentido, el desarrollo artístico y su encantador planteamiento continúan siendo seña de identidad del juego.

Contamos con el conocido modo cooperativo y esta vez, el juego se completa con la aparición de la modalidad competitiva. En ésta, deberemos intentar rescatar al mayor número de personas posibles mientras nuestro rival lo impide y viceversa. Un modo divertido de verte las caras, ‘face to face’, con un amigo y que terminan por completar un producto, en definitiva, con mejor acabado, más completo y más participativo que la primera parte.

Gráficamente, la recreación artística se mantiene fiel a la saga. Escenarios muy bien recreados cuya progresión, más allá de las ganas de ser jugado, tiene el incentivo de descubrir cada uno de los rincones de los 3 grandes apartados en que está dividido el juego. Las melodías por su parte, sencillamente deliciosas. La jugabilidad está bastante bien planteada, si bien la curva de dificultad pasa de un extremo a otro y en ocasiones es algo desesperante.

Q-Games sabe muy bien cómo explotar la sencillez, y la nostalgia pero también la originalidad y la innovación al ofrecernos cada uno de sus productos. Esta vez, el título es algo continuista, y debe de ser considerado como una mejora y la complementación de los detalles que escaseaban en el primer PixelJunk. Si no conocías este juego, no debes perdértelo. Por el contrario, si has jugado la primera entrega, te encantará la fluidez de su secuela y estarás encantado de encontrar nuevas sorpresas

De la mano de Q-Games, llega una nueva entrega de la saga PixelJunk, la cual demuestra, una vez más, que no hacen falta grandilocuentes proyectos ni producciones millonarias para ofrecer entretenidas experiencias. Fiel a la filosofía de la marca, Q-Games ofrece desde lo mínimo un título que basa en la sencillez y en una dinámica a medio camino entre el puzzle y el disparo, la grandeza de su éxito. PixelJunk Shooter 2 es una atractiva opción para aquellos que quieran revivir la sencillez de antaño y restar algo de seriedad al cada vez más complejo mundo de los videojuegos.

En esta ocasión, la trama nos remite a la primera entrega, siendo el arranque consecuencia directa de la misma. Atrapados en el cuerpo de un monstruo, viajaremos por sus entrañas siguiendo un esquema conocido: rescatar supervivientes al tiempo que conjugamos los diferentes componentes del entorno con el fin de resolver los cada vez más complicados rompecabezas. De hecho, PíxelJunk Shooter 2 estaría más encuadrado en el género ‘Puzzle’ que en el disparo. Lejos de tratarse de un arcade, el juego plantea la necesidad de resolver complicados puzzles mediante la lógica y, eso sí, ayudados por un disparo, en esta ocasión, más socorrido que en la primera entrega.

El planteamiento no varía: rescata a las personas con el gancho e intenta huir esquivando enemigos y creando accesos y vías mediante la combinación de los diferentes fluidos. Habrá objetos que deberemos evitar sí o sí y hacer frente con nuestro disparo; y otros que nos dejen recalentados, teniendo que encontrar agua para regenerarnos. El hecho de encontrarnos ahora en el interior de una bestia, da pie a que se incorporen nuevas combinaciones con los elementos naturales, como es la aparición de los jugos gástricos pero la dinámica, básicamente, es la misma y por supuesto, no exenta de los originales jefes finales.

Aparentemente, el juego es prácticamente igual a la primera entrega, y costará convencer a quienes se hicieran con ella. Como puntos fuertes con que convencernos, contaremos con mayor duración y mayor acción, siendo un juego algo más arcade que el anterior. Del mismo modo, contamos con más escenarios, igual de cautivadores e ingeniosos que la anterior entrega. En este sentido, el desarrollo artístico y su encantador planteamiento continúan siendo seña de identidad del juego.

Contamos con el conocido modo cooperativo y esta vez, el juego se completa con la aparición de la modalidad competitiva. En ésta, deberemos intentar rescatar al mayor número de personas posibles mientras nuestro rival lo impide y viceversa. Un modo divertido de verte las caras, ‘face to face’, con un amigo y que terminan por completar un producto, en definitiva, con mejor acabado, más completo y más participativo que la primera parte.

Gráficamente, la recreación artística se mantiene fiel a la saga. Escenarios muy bien recreados cuya progresión, más allá de las ganas de ser jugado, tiene el incentivo de descubrir cada uno de los rincones de los 3 grandes apartados en que está dividido el juego. Las melodías por su parte, sencillamente deliciosas. La jugabilidad está bastante bien planteada, si bien la curva de dificultad pasa de un extremo a otro y en ocasiones es algo desesperante.

Q-Games sabe muy bien cómo explotar la sencillez, y la nostalgia pero también la originalidad y la innovación al ofrecernos cada uno de sus productos. EsDe la mano de Q-Games, llega una nueva entrega de la saga PixelJunk, la cual demuestra, una vez más, que no hacen falta grandilocuentes proyectos ni producciones millonarias para ofrecer entretenidas experiencias. Fiel a la filosofía de la marca, Q-Games ofrece desde lo mínimo un título que basa en la sencillez y en una dinámica a medio camino entre el puzzle y el disparo, la grandeza de su éxito. PixelJunk Shooter 2 es una atractiva opción para aquellos que quieran revivir la sencillez de antaño y restar algo de seriedad al cada vez más complejo mundo de los videojuegos.

En esta ocasión, la trama nos remite a la primera entrega, siendo el arranque consecuencia directa de la misma. Atrapados en el cuerpo de un monstruo, viajaremos por sus entrañas siguiendo un esquema conocido: rescatar supervivientes al tiempo que conjugamos los diferentes componentes del entorno con el fin de resolver los cada vez más complicados rompecabezas. De hecho, PíxelJunk Shooter 2 estaría más encuadrado en el género ‘Puzzle’ que en el disparo. Lejos de tratarse de un arcade, el juego plantea la necesidad de resolver complicados puzzles mediante la lógica y, eso sí, ayudados por un disparo, en esta ocasión, más socorrido que en la primera entrega.

El planteamiento no varía: rescata a las personas con el gancho e intenta huir esquivando enemigos y creando accesos y vías mediante la combinación de los diferentes fluidos. Habrá objetos que deberemos evitar sí o sí y hacer frente con nuestro disparo; y otros que nos dejen recalentados, teniendo que encontrar agua para regenerarnos. El hecho de encontrarnos ahora en el interior de una bestia, da pie a que se incorporen nuevas combinaciones con los elementos naturales, como es la aparición de los jugos gástricos pero la dinámica, básicamente, es la misma y por supuesto, no exenta de los originales jefes finales.

Aparentemente, el juego es prácticamente igual a la primera entrega, y costará convencer a quienes se hicieran con ella. Como puntos fuertes con que convencernos, contaremos con mayor duración y mayor acción, siendo un juego algo más arcade que el anterior. Del mismo modo, contamos con más escenarios, igual de cautivadores e ingeniosos que la anterior entrega. En este sentido, el desarrollo artístico y su encantador planteamiento continúan siendo seña de identidad del juego.

Contamos con el conocido modo cooperativo y esta vez, el juego se completa con la aparición de la modalidad competitiva. En ésta, deberemos intentar rescatar al mayor número de personas posibles mientras nuestro rival lo impide y viceversa. Un modo divertido de verte las caras, ‘face to face’, con un amigo y que terminan por completar un producto, en definitiva, con mejor acabado, más completo y más participativo que la primera parte.

Gráficamente, la recreación artística se mantiene fiel a la saga. Escenarios muy bien recreados cuya progresión, más allá de las ganas de ser jugado, tiene el incentivo de descubrir cada uno de los rincones de los 3 grandes apartados en que está dividido el juego. Las melodías por su parte, sencillamente deliciosas. La jugabilidad está bastante bien planteada, si bien la curva de dificultad pasa de un extremo a otro y en ocasiones es algo desesperante.

Q-Games sabe muy bien cómo explotar la sencillez, y la nostalgia pero también la originalidad y la innovación al ofrecernos cada uno de sus productos. Esta vez, el título es algo continuista, y debe de ser considerado como una mejora y la complementación de los detalles que escaseaban en el primer PixelJunk. Si no conocías este juego, no debes perdértelo. Por el contrario, si has jugado la primera entrega, te encantará la fluidez de su secuela y estarás encantado de encontrar nuevas sorpresasta vez, el título es algo continuista, y debe de ser considerado como una mejora y la complementación de los detalles que escaseaban en el primer PixelJunk. Si no conocías este juego, no debes perdértelo. Por el contrario, si has jugado la primera entrega, te encantará la fluidez de su secuela y estarás encantado de encontrar nuevas sorpresasDe la mano de Q-Games, llega una nueva entrega de la saga PixelJunk, la cual demuestra, una vez más, que no hacen falta grandilocuentes proyectos ni producciones millonarias para ofrecer entretenidas experiencias. Fiel a la filosofía de la marca, Q-Games ofrece desde lo mínimo un título que basa en la sencillez y en una dinámica a medio camino entre el puzzle y el disparo, la grandeza de su éxito. PixelJunk Shooter 2 es una atractiva opción para aquellos que quieran revivir la sencillez de antaño y restar algo de seriedad al cada vez más complejo mundo de los videojuegos.

En esta ocasión, la trama nos remite a la primera entrega, siendo el arranque consecuencia directa de la misma. Atrapados en el cuerpo de un monstruo, viajaremos por sus entrañas siguiendo un esquema conocido: Acceder a los  supervivientes y rescatarlos al tiempo que conjugamos los diferentes componentes del entorno. Todo ello con el fin de resolver los cada vez más complicados rompecabezas. De hecho, PíxelJunk Shooter 2 estaría más encuadrado en el género ‘Puzzle’ que en el disparo. Lejos de tratarse de un arcade, el juego plantea la necesidad de resolver complicados puzzles mediante la lógica y, eso sí, ayudados por un disparo, en esta ocasión, más socorrido que en la primera entrega.

El planteamiento no varía: rescata a las personas con el gancho e intenta huir esquivando enemigos y creando accesos y vías mediante la combinación de los diferentes fluidos. Habrá objetos que deberemos evitar sí o sí y hacer frente con nuestro disparo; y otros que nos dejen recalentados, teniendo que encontrar agua para regenerarnos. El hecho de encontrarnos ahora en el interior de una bestia, da pie a que se incorporen nuevas combinaciones con los elementos naturales, como es la aparición de los jugos gástricos pero la dinámica, básicamente, es la misma y por supuesto, no exenta de los originales jefes finales.

Aparentemente, el juego es prácticamente igual a la primera entrega, y costará convencer a quienes se hicieran con ella. Como puntos fuertes con que convencernos, contaremos con mayor duración y mayor acción, siendo un juego algo más arcade que el anterior. Del mismo modo, contamos con más escenarios, igual de cautivadores e ingeniosos que la anterior entrega. En este sentido, el desarrollo artístico y su encantador planteamiento continúan siendo seña de identidad del juego.

Contamos con el conocido modo cooperativo y esta vez, el juego se completa con la aparición de la modalidad competitiva. En ésta, deberemos intentar rescatar al mayor número de personas posibles mientras nuestro rival lo impide y viceversa. Un modo divertido de verte las caras, ‘face to face’, con un amigo y que terminan por completar un producto, en definitiva, con mejor acabado, más completo y más participativo que la primera parte.

Gráficamente, la recreación artística se mantiene fiel a la saga. Escenarios muy bien recreados cuya progresión, más allá de las ganas de ser jugado, tiene el incentivo de descubrir cada uno de los rincones de los 3 grandes apartados en que está dividido el juego. Las melodías por su parte, sencillamente deliciosas. La jugabilidad está bastante bien planteada, si bien la curva de dificultad pasa de un extremo a otro y en ocasiones es algo desesperante.

Q-Games sabe muy bien cómo explotar la sencillez, y la nostalgia pero también la originalidad y la innovación al ofrecernos cada uno de sus productos. Esta vez, el título es algo continuista, y debe de ser considerado como una mejora y complementación de los detalles que escaseaban en el primer PixelJunk. Si no conocías este juego, no debes perdértelo. Por el contrario, si has jugado la primera entrega, te encantará la fluidez de su secuela y estarás encantado de encontrar nuevas sorpresasDe la mano de Q-Games, llega una nueva entrega de la saga PixelJunk, la cual demuestra, una vez más, que no hacen falta grandilocuentes proyectos ni producciones millonarias para ofrecer entretenidas experiencias. Fiel a la filosofía de la marca, Q-Games ofrece desde lo mínimo un título que basa en la sencillez y en una dinámica a medio camino entre el puzzle y el disparo, la grandeza de su éxito. PixelJunk Shooter 2 es una atractiva opción para aquellos que quieran revivir la sencillez de antaño y restar algo de seriedad al cada vez más complejo mundo de los videojuegos.

En esta ocasión, la trama nos remite a la primera entrega, siendo el arranque consecuencia directa de la misma. Atrapados en el cuerpo de un monstruo, viajaremos por sus entrañas siguiendo un esquema conocido: Acceder y rescatar supervivientes al tiempo que conjugamos los diferentes componentes del entorno con el fin de resolver los cada vez más complicados rompecabezas. De hecho, PíxelJunk Shooter 2 estaría más encuadrado en el género ‘Puzzle’ que en el disparo. Lejos de tratarse de un arcade, el juego plantea la necesidad de resolver complicados puzzles mediante la lógica y, eso sí, ayudados por un disparo, en esta ocasión, más socorrido que en la primera entrega.

El planteamiento no varía: rescata a las personas con el gancho e intenta huir esquivando enemigos y creando accesos y vías mediante la combinación de los diferentes fluidos. Habrá objetos que deberemos evitar sí o sí y hacer frente con nuestro disparo; y otros que nos dejen recalentados, teniendo que encontrar agua para regenerarnos. El hecho de encontrarnos ahora en el interior de una bestia, da pie a que se incorporen nuevas combinaciones con los elementos naturales, como es la aparición de los jugos gástricos pero la dinámica, básicamente, es la misma y por supuesto, no exenta de los originales jefes finales.

Aparentemente, el juego es prácticamente igual a la primera entrega, y costará convencer a quienes se hicieran con ella. Como puntos fuertes con que convencernos, contaremos con mayor duración y mayor acción, siendo un juego algo más arcade que el anterior. Del mismo modo, contamos con más escenarios, igual de cautivadores e ingeniosos que la anterior entrega. En este sentido, el desarrollo artístico y su encantador planteamiento continúan siendo seña de identidad del juego.

Contamos con el conocido modo cooperativo y esta vez, el juego se completa con la aparición de la modalidad competitiva. En ésta, deberemos intentar rescatar al mayor número de personas posibles mientras nuestro rival lo impide y viceversa. Un modo divertido de verte las caras, ‘face to face’, con un amigo y que terminan por completar un producto, en definitiva, con mejor acabado, más completo y más participativo que la primera parte.

Gráficamente, la recreación artística se mantiene fiel a la saga. Escenarios muy bien recreados cuya progresión, más allá de las ganas de ser jugado, tiene el incentivo de descubrir cada uno de los rincones de los 3 grandes apartados en que está dividido el juego. Las melodías por su parte, sencillamente deliciosas. La jugabilidad está bastante bien planteada, si bien la curva de dificultad pasa de un extremo a otro y en ocasiones es algo desesperante.

Q-Games sabe muy bien cómo explotar la sencillez, y la nostalgia pero también la originalidad y la innovación al ofrecernos cada uno de sus productos. Esta vez, el título es algo continuista, y debe de ser considerado como una mejora y complementación de los detalles que escaseaban en el primer PixelJunk. Si no conocías este juego, no debes perdértelo. Por el contrario, si has jugado la primera entrega, te encantará la fluidez de su secuela y estarás encantado de encontrar nuevas sorpresas

Imágenes del juego

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios