Resident Evil: The Mercenaries 3D ha llegado al catálogo de Nintendo 3DS con una gran responsabilidad, tal vez, demasiada. El título es la primera experiencia de acción en tercera persona del género shooter. ¿El resultado? tantos aciertos como aspectos por pulir, pero convence.

Hablar de Resident Evil remite directamente a un nombre sinónimo de entretenimiento y éxito. Una saga que lo ha hecho todo dentro del survival horror a lo largo de los últimos añosy que alcanzó la gloria con dos de sus entregas más exitosas, Resident Evil 4 y Resident Evil 5. Precisamente, de estas dos joyas surge la idea de este juego que no es sino una adaptación del modo extra con que los gamers eran recompensados al superar sendos títulos. Así pues, no esperéis demasiado a nivel de profundidad narrativa. Esto es acción y más acción.

Lo cual no debería ser malo e, incluso, consigue ofrecer momentos de juego realmente adictivos. Tendréis una primera parte tan absorbente que os costára despegar los dedos de la consola. El juego muestra con descaro un planteamiento tan simple como efectivo: acabar con zombies en niveles de contrarreloj. No hay más. ¿Es esto malo? Dependerá de lo que busques. Eso sí, lo que encontrarás será un juego con un potencial gráfico soberbio, quizá algo tocado por el bajo frame/rate, y una jugabilidad notable pero un tanto mermada por la ausencia del famoso doble stick.


Quizá esto podría resumir la esencia de este título. Un juego que podría haber revitalizado el catálogo de la consola pero que, lamentablemente, se quedará sin la gloria por pequeños detalles que se deberían haber pulido más. Si bien contaremos con cerca de una treintena de niveles, y más de 10 mapas a nuestra disposición, la dinámica llega a cansar al cabo de un tiempo. Ojo, contamos con una cantidad ingente de contenidos desbloqueables y de personajes. Hasta ocho en total, entre los que destacan Jill Valentine, Chris Redfield, Claire Redfield, o Hunk… y, efectivamente, León es uno de los grandes olvidados.

Resident Evil: The Mercenaries es, actualmente, el lanzamiento con mejor apartado gráfico de Nintendo 3DS. Por contra, adolece de poca profundidad, quedando la experiencia 3D poco aprovechada. Del mismo modo, aspectos como el sensor giroscópico podrían haber hecho de este título un referente en la consola pero, lamentablemente, nos conformaremos con un sistema de control tradicional. Sí contaremos con la pantalla táctil, pudiendo escoger alguna de las tres armas que podremos portar. El trabajo a nivel de personajes y posibilidades aporta una gran frescura al título. Podremos desbloquear armamentos de otros personajes, combinarlos y amoldarnos a nuestro estilo de juego.

Otro de sus puntos fuertes lo constituye la posibilidad de jugar en modo cooperativo, local u online, gracias a la conexión Wi-Fi. En este sentido, multiplicaremos la diversión al jugar algún nivel con un amigo y aplastar unos cuantos zombies en compañía. Apunta al cráneo y reviéntalo, o dispara a las piernas y acaba con ellos con tus propios puños. Unidos no podrán vencerte.

Con todo, el título se queda en un resultado notable, sufriendo en parte la presión de las expectativas. Muchos esperábamos de este juego el gran revulsivo de Nintendo 3DS. No fue así, pero sí contamos con un título notable, con un nivel gráfico potente y con una excelente capacidad de enganchar, siendo las partidas iniciales muy adictivas. Tal vez no sea el título definitivo, pero cumple su cometido.

Imágenes del juego

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios