Si ya has entrado en el análisis de Risen 3 Titan Lords y estás viendo la nota numérica al margen, te pido una cosa: no te vayas, lee el texto. Risen 3 es un título atípico, raro. Falla en muchos puntos importantísimos en un videojuego –el técnico, sin ir más lejos-, pero acierta en otros que realzan sus virtudes –el jugable, por ejemplo.

Antes que nada, aclarar que esta crítica se ha realizado con la versión para Xbox 360. ¿Por qué digo esto? El juego tiene tal cantidad de bugs que pedí la valoración de otros compañeros del sector que están jugándolo en PlayStation 3 y PC, y mientras que los de la consola de Sony me decían que sufrían problemas parecidos, para los de PC estos fallos eran más nimios y desaparecían. Dicho esto, al lío.

risen_3_avance_gamerzona_06

“Y en cada puerto tengo una mujer”

Dice la canción del pirata que “en cada puerto tiene una mujer”. Pero el protagonista de Risen 3 os puedo asegurar que no: es tan atípico como el juego, que arranca con un tutorial así de sopetón. No hay cinemáticas que expliquen los hechos ni nada por el estilo. Un tutorial de combate que termina bruscamente por una razón: todo era un sueño.

Y esta premonición es la gracia o el verdadero punto de arranque de Risen 3 Titan Lords. A nuestro querido protagonista le roba el alma un ser de ultratumba, alguien que deseaba su bien más preciado. Su hermana, que le acompaña durante la travesía de los primeros minutos de juego, entierra su cadáver y se despide de él. Varios días después, un hechicero lo devuelve a la vida con una misión: acabar con este mal que acecha el mundo.

El planteamiento de Risen 3 es bastante bueno y original. Su historia ofrece numerosas horas y te mantiene pegado al mando. Como se ha dicho en el primer plano: si hay algo que hace bien el título, es el aspecto jugable. Como buen RPG y descendiente espiritual de la saga Gothic, nuestro pirata se puede personalizar en todas las aristas gracias a la experiencia que se va obteniendo en los diferentes combates que se entablan.

A raíz de aquí, se pueden subir las estadísticas de cuerpo a cuerpo, a distancia, astucia, influencia, resistencia, destreza, magia y espíritu, todo con los puntos que se vayan logrando. Asimismo, se puede recoger casi cualquier elemento que está presente en el escenario, una acción que a los amantes de los juegos de rol seguro que encantará en cuanto lleven unas cuantas horas.

risen_3_avance_gamerzona_11

El arquetipo de RPG cumple y sin problemas. ¿Pero qué ocurre con el combate? En Piranha Bytes les trae por la Calle de la Amargura esta faceta. En ninguna de las tres entregas lanzadas hasta la fecha han sabido subsanar unas peleas toscas, sin ritmos y faltas de carisma. Sí, en Risen 3 se han mejorado, pero siguen pecando con los mismos fallos: animaciones poco pulidas y una sensación de “rigidez” muy incómoda para el jugador.

A pesar de estos fallos, uno puede decir: “Bueno, hasta aquí es de notable”. En efecto, hasta aquí Risen 3 es de notable, pero es que el aspecto técnico se lo carga. Como ya se ha dicho, la versión analizada ha sido la de Xbox 360, por lo que todos los fallos encontrados han sido en esta edición y no en otras.

risen_3_avance_gamerzona_12

Risen 3 tiene bugs por todas partes. Quitando el ortopédico y clónico control citado, el apartado técnico es un auténtico desastre: hay caídas de frames a punta pala –ni instalando el juego en la consola-; el tearing –que se “parta” la pantalla en dos- está presente en la mayoría de secuencias de acción; las texturas no se cargan correctamente, por lo que muchas veces se ven a los personajes y escenarios totalmente planos; congelaciones de pantalla como si el título se hubiera quedado “cogido”, y un largo etcétera.

Todos estos problemas técnicos, en pleno 2014 y a finales de una generación de consolas –la séptima, concretamente-, no pueden suceder. Y no pueden ocurrir porque son fallos básicos a solucionar en cualquier videojuego. Se pueden respetar las bajadas de frames en determinadas situaciones, pero es inconcebible que se convierta en una tónica, en una constante.

risen_3_avance_gamerzona_01

Se trata de ofrecer un producto correcto y sin errores, que no parezca que se ha realizado una cutre conversión desde PC. A su vez, los gráficos dejen mucho que desear y los personajes están poco detallados; a diferencia de los escenarios que se enseñan, que sí ofrecen más “lujo” y diversidad estilística.

Estos fallos se contraponen, otra vez, con la banda sonora, que roza un gran nivel y que destila la magia de los cuentos populares de los piratas. Esas canciones que también aparecieron en títulos como Assassin’s Creed o en anteriores entregas de la saga, lo que facilita la inmersión narrativa con lo que sucede.

risen_3_avance_gamerzona_09

Rise 3 Titan Lords es un juego de notable en su aspecto jugable si se le perdona el control tan tedioso que tiene. Sin embargo, en la faceta técnica tiene suficientes fallos como para echar atrás a cualquier jugador. Quiero pensar –y así lo deseo- que se trata sólo de la conversión para Xbox 360. Como no se ha dispuesto de la edición para PC, uno tampoco puede mojarse, pero queda claro que si te atrae la saga o la experiencia RPG, ya sabes con cuál versión no tienes que quedarte.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

1 comentario
  1. farino 31 Ago, 14 21:34

    HIJOS DE PUTA¡¡¡¡

    0