Crytek no pasa por un buen momento. Ya sabemos cómo las han pasado económicamente en este año 2014 aunque parece ser que en los últimos tiempos han conseguido encauzar la situación y evitar el cierre definitivo. No sabemos si serán comprados pronto o seguirán solos pero desde luego, hay últimamente pocas (buenas) noticias alrededor de los alemanes.

El caso es que Ryse Son of Rome en PC ya ha llegado y aunque hace algunas semanas os hicimos un pequeño avance de lo que vimos en esta nueva edición, apenas han cambiado las cosas y, como ya os dijimos, la mayoría de ellas tienen que ver en su mayoría con una mejora en la calidad gráfica general, llegando a anunciar a bombo y platillo en su carátula aquello de que ‘soporta resoluciones 4K’.

En lo esencial, estamos ante un ‘port’ del juego original de Xbox One al que se han añadido todos los contenidos que se fueron publicando tras el lanzamiento del juego y que tenían que ver, sobre todo, con la parte multijugador, la de las Arenas y los Gladiadores, con sus ‘skins’, mapas y esas cosas.

ryse_son_of_rome_analisis_gz_09

Así, Ryse Son of Rome es para ordenadores lo que un The Last of Us Remasterizado para PS4, donde lo importante, lo que es el juego en sí, no cambia absolutamente NADA sobre lo que ya vimos hace un año. Paso a paso, pixel a pixels, conversación tras conversación y combate tras compate hay que disfrutarlo de la misma manera. Por lo que si queréis leer en profundidad todo lo que tiene (y lo que nos pareció) hace unos meses, podéis leer desde aquí el análisis completo para Xbox One.

El Imperio Romano se viene abajo… como el juego

Mirad, en este tiempo que ha transcurrido desde el primer lanzamiento de Ryse Son of Rome se han visto muchas cosas y seguramente parte de lo que jugamos en noviembre de 2013 no funciona ahora o, al menos, no lo percibimos de la misma manera. Y con Ryse Son of Rome nos ha ocurrido algo parecido.

El juego de Crytek es un desarrollo que funciona en lo que a su apartado técnico se refiere ya que pocas veces hemos disfrutado de un trabajo tan bueno, con movimientos, modelados y texturas de una definición realmente increíble pero cuando nos ponemos a jugar, la cosa va más lenta de lo que recordábamos.

ryse_son_of_rome_analisis_gz_11

Básicamente por que toda su dinámica se resume en un golpear al enemigo y ejecutarlo alternando casi siempre los mismos botones, en repeticiones que se suceden una y otra vez en cada fase. Desde el primer golpe y hasta el último, no tenemos la sensación de estar controlando los combates completamente, sino de automatizar una combinación de teclas que funciona siempre de la misma manera. Sin querer exagerar tanto, es como volver a jugar con el viejo Dragon’s Lair que nos iba pidiendo que pulsáramos arriba, abajo, izquierda, derecha o acción para completar sus QTE.

Todo lo demás que añade Ryse Son of Rome para darle un poco de variedad se queda corto (las órdenes de ataque, manejar los estandartes, las formaciones…) y no llega a ser suficiente como para oxigenarnos de tanto bloqueo, golpetazo, tajo en el cuello, empalamiento o lo que sea que nos pidan hacer con el bárbaro de turno. Es más, el control en PC tampoco creáis que ayuda mucho y rápidamente optaremos por conectar un gamepad (el de 360 o Xbox One) para hacernos con la partida.

El fallo del control del ratón está en la cámara, que no se maneja bien y no es algo que le ocurra solo a este Ryse Son of Rome. Es algo habitual a los juegos con personajes en tercera persona. Y es que mientras en el ordenador (casi siempre) jugamos en primera persona la precisión del ‘mouse’ es inigualable, pero al pasar a tercera la cosa se transforma por completo.

ryse_son_of_rome_analisis_gz_10

Además, las órdenes de ejecución se colocan en el teclado mientras que los de golpe y bloqueo van a los botones izquierdo y derecho del ratón, lo que no llega a ser totalmente cómoda la manera de usarlo. Aun así, con el paso de las fases uno se acostumbra y llega a manejarse, pero si lo queréis exprimir bien, al 100%, con un gamepad creo que es mucho más satisfactorio.

¿Tienes un monitor 4K? ¡Enhorabuena! Ryse Son of Rome es tu juego

Sin duda, al margen de todo lo ‘jugable’ que tiene y que es como la versión de Xbox One, lo más destacable del juego en PC es su apartado gráfico. Concretamente su soporte para pantallas 4K. En este punto hay que decir que el trabajo de Crytek ha sido realmente espectacular y si tenéis una tele, o un monitor, capaz de trabajar a esa resolución, vais a disfrutar como enanos.

Aunque también es cierto que vuestros problemas no empiezan con la pantalla donde lo juguéis, sino en el PC que necesitáis para moverlo a esa burrada de pixels de resolución. Nosotros, con una gráfica GTX770 de 2GB de VRAM, un procesador i7 y 16GB de memoria RAM rapidita conseguimos que nos dejará colocar la calidad gráfica en Ultra pero, eso sí, a FullHD 1080p, es decir, cuatro veces menos tamaño que una 4K. Así que imaginad el arsenal técnico que necesitáis para ponerlo en marcha a ese tamaño.

ryse_son_of_rome_analisis_gz_07

Eso sí, tal cual lo jugamos nosotros, con ese nivel de detalle, la calidad de imagen que conseguíamos era auténticamente brutal, con una definicón en las texturas, una nitidez de cada elemento, una suavidad de movimientos y un acabado general que era de auténtico lujo. Un ejemplo, imaginamos, de lo que debería ser esta generación de PS4 y Xbox One que se estrenó el año pasado.

Una edición Juego del Año

Ryse Son of Rome viene en PC con el juego original (obviamente) y todos los contenidos que llegaron en las semanas posteriores a la edición Day One. Esto le convierte en una auténtica edición GOTY de esas que se venden para endosarnos todo junto por si no lo habíamos comprado antes, o si lo habíamos hecho, para tenerlo controlado en una caja o bajo una misma cuenta en una plataforma como Steam.

ryse_son_of_rome_analisis_gz_08

Estos DLC son cuatro: el Coliseo que traía aspectos para nuestro gladiador y dos mapas, el Elegidos de Marte con más aspectos, cuatro mapas multijugador y un nuevo modo que es el llamado Supervivencia, Duelo de fortunas que trae aspectos, dos mapas multijugador y otro inédito para Supervivencia y, por último, el pack Morituri con tres mapas multijugador, dos de Supervivencia y tres para el Arena. Todo eso en apenas 40€ que es lo que cuesta ahora mismo si lo obtenemos a través de Steam.

Un buen juego, que dejó de ser grande

Seguramente la emoción de estar tocando una nueva generación pudo nublarnos el sentido o, directamente, el paso de los meses son los que han dejado la apuesta de Ryse Son of Rome algo más descafeinada de lo que recordábamos. Los combates ya os digo que resultan repetitivos y solo el apartado técnico, o la historia que nos cuenta, puede ayudarnos a querer pasas fases hasta terminarlo por completo.

Es lógico pensar que sea más lo segundo que lo primero, por que desde entonces hemos visto algunas apuestas realmente sobresalientes que podrían dejar un planteamiento tan rácano algo peor de lo que mereció hace tiempo. Por ejemplo, cuando uno ve lo grande y profundo que es Sunset Overdrive acaba por pensar que este Ryse Son of Rome fue desaprovechado, sobre todo en su concepción más básica, que podría haber sido más ágil, menos esquemático y más ambicioso, creando un protagonista más versátil y al que hubiéramos podido configurar con habilidades, diferentes armas o mejores ítems para su armadura. Pero no fue así.

ryse_son_of_rome_analisis_gz_13

Estamos ante un ejemplo claro de cuando ‘lo gráfico’ supera a ‘lo jugable’, cuando lo bonito intenta tapar la ausencia de ideas o, cuando menos, la falta de un planteamiento con mayor enjundia, capaz de seducirnos con mejores combates, más variados y no tan repetitivos.

Ryse Son of Rome llega tal cual lo concibieron en Crytek para Xbox One y si entonces nos pareció un juego de notable alto, ahora hay que dejarlo en un bien alto con visos de mayores glorias si el usuario que se ha decidido a comprarlo es un amante foribundo de repetir una y otra vez lo mismo. Ya sea en una ciudad romana, en un mercado, una playa, un acueducto, un bosque o lo que sea que visitemos.

Ryse Son of Rome es casi el reflejo de lo que le ha pasado a Crytek en este 2014. Nos parecía que era más de lo que es realmente a hoy día.

Si queréis ver la calidad del juego en 4K, echad un vistazo a estas pantallas a tamaño completo.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios