Shadows of the Damned es un juego de autor en toda regla. Cuando tres titanes de la industria como Suda 51, Shinji Mikami y Akira Yamaoka se juntan para pasarlo bien, el resultado es un juego gamberro, efectivo y descarado. Una rareza dentro de la industria con grandes guiños al cine de serie B y las road movies.

Hablar de Suda 51 es hacerlo de uno de los pesos pesados del videojuego de vanguardia japonés. Aquí le reconoceremos por haber firmado uno de los juegos más originales y divertidos de los últimos años, No More Heroes. En esta ocasión, toma la dirección del juego y se une a otro coloso de la industria, Shinji Mikami. Este último es responsable de una gran lista de joyas como Devil May Cry, o la franquicia de Resident Evil, de la que este título recoge gran parte de su esencia y mecánicas de juego. Para finalizar, Akira Yamaoka borda una banda sonora brutal y perfectamente integrada en la historia, ligando a la perfección todos y cada uno de los compases con la acción.


De esta suma de cerebros, de su sinergia, nace esta obra. No podría explicarse sin remitirnos a cada uno de ellos, pues de su reconocible estilo nace este título. Tiene un poco de todos y todo lo mejor de ellos. Sintentizando, estamos ante una obra sencilla pero efectiva, con aroma old school, con mecánicas adictivas y fluidas. Shadows of the Damned propone retos constantes, con un estilo notable y repletos de humor. Del mismo modo, su historia es descaradamente directa. Eres García Hostpur, un temido cazador de demonios al que estas malditas bestias le han secuestrado a su novia. ¿Te vas a quedar de brazos cruzados? Por supuesto que no.


Como decíamos, el guión no podía ser más sencillo, pero tampoco más atractivo. Acompañado por Johnson, una fiel calavera capaz de transformarse en múltiples armas y tener el honor de haber habitado en el mismísimo infierno, te adentrarás en la oscuridad del averno para recuperar a tu novia, Paula. Seguirás su fantasmagórica figura en un juego de acción en tercera persona repleto de gags y guiños a las películas de serie B. ¿Te gustan las pelis de Tarantino y Robert Rodriguez? Este es tu juego.

Pero, más allá del tono gamberro, estamos ante un planteamiento inteligente. No basta con ir a lo loco. La mecánica del juego te obligará a aplastar demonios, valorando la puntería y el sentido táctico. Además, las luces y sombras jugarán un papel crucial en el ritmo de la partida. La oscuridad mermará tu vida, por lo que deberás buscar las lámparas, con forma de cabeza de cabra, por cierto, para iluminar la zona y detener el poder maligno que ejerce sobre tu salud. Tranquilo, si te han quitado mucha vida siempre podrás echar un trago. El alcohol en el infierno es como Amedio y su mono, inseparables.

Lo mejor de esta dinámica es que posibilita un gran número de puzzles y desafíos, jugando los autores con dicho esquema para desafiarte con nuevos retos. Por supuesto contarás con un gran número de final bosses que pondrán a prueba tu valía en el infierno. En otras ocasiones tendrás que acceder a un sitio y para ello deberás conseguir objetos para dar de comer a una cabeza situada en una puerta que, tras merendarse tu ofrenda, abrirá sus puertas a tu paso. En cuanto a tus rivales, Johnson, aparte de amenizar tu viaje, se transformará en pistola, escopeta o diferentes tipos de ametralladoras, pudiendo también golpear con él cuando se transforma en antorcha.

Gráficamente, puntúa más por su estilo que por su acabado técnico, simplemente correcto. El juego es directo y divertido y suple con un gran diseño, tanto a nivel visual como jugable, las posibles limitaciones del apartado visual. No obstante, el acabado es notable y, repetimos, goza de un diseño muy original. En este sentido, la música, sin ser lo mejor del maestro responsable de títulos como Silent Hill, responde a la perfección al proyecto y alcanza niveles sobresalientes. Un título divertido que, pese a su brevedad, consigue dejar un gran sabor de boca.

No obstante, el título ha de valorarse en su conjunto como lo que es, una gran obra, con puntos débiles pero con una gran número de aciertos. Quizá sea uno de los títulos más frescos de los últimos meses. Una propuesta descarada pero en la cual encontramos, a su vez, destellos de genios como Shinji Mikami, Akira Yamoka y Suda 51. Muy recomendable si buscas algo dirente de lo habitual.

Imágenes del juego

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios