Silent Hill Downpour se estrena con la presión de contentar a viejos y nuevos gamers. Quien fuera vanguardia del género de acción y terror psicológico regresa con un titulo renovado pero muy respetuoso con las raíces de la serie.

El impacto que ocasionaron las tres primeras entregas de Silent Hill propició que la serie se convirtiera en todo un referente del género, un ejemplo de buen hacer con el que Konami demostró que los videojuegos podían adquirir un satisfactorio grado de madurez. No en vano, de sus primeras entregas se alabó su diseño artístico, sus momentos épicos de terror, o su eterna banda sonora. Pero si en algo destaco la serie fue en su absorbente jugabilidad.

Tras varios traspiés, Downpour se presentó como la gran promesa de los juegos de acción y terror. Un survival horror dispuesto a retomar lo mejor de la vieja escuela y acoger al tiempo a una nueva oleada de gamers. El resultado, con sus matices, ha sido satisfactorio. Silent Hill: Downpour consigue sumergirnos en una obra que, en ocasiones, nos hace olvidar los viejos buenos tiempos.

Su historia está centrada en el recluso Templeton, vehículo narrativo de la historia de Downpour. Cuando es trasladado a otra prisión, el autobús en el que viajaban los presos se estrella dando con sus huesos en el mítico Silent Hill, un lugar en el que realidad y pesadillas confluirán para desgracia de nuestro personaje.

Uno de los principales detalles que llaman la atención al iniciar la aventura tiene que ver con la calidad gráfica del juego, algo decepcionante. Sinceramente, esperábamos mas de una saga de tal envergadura, no obstante, a medida que pasan los minutos el gamer coincidirá con este análisis en afirmar que su elaborado diseño artístico, así como la calidad de su jugabilidad, nos harán olvidar las ralentizaciones, el modelaje de los personajes, o los momentos de confusión durante el combate.

En esencia, Downpour consigue una experiencia de juego absorbente y eso es precisamente lo que esperábamos de un título bajo el sello de Silent Hill. A medida que iniciamos la aventura nos topamos directamente con la exploración y la incertidumbre, algo muy logrado en el título. Avanzar entre la neblina no será una tarea fácil y tendremos que estar muy atentos de no dejar ningún rincón sin explorar.

Por otro lado, los puzles han conseguido transmitir una agradable sensación de satisfacción. No serán pocas las ocasiones en las que pondremos a prueba nuestro intelecto, algo que hemos valorado de forma muy positiva. Del mismo modo, la contraposición entre el ritmo pausado y reflexivo de la trama principal con los momentos frenéticos de las escenas paranormales, nos ha encantado. El planteamiento funciona a la perfección e incluso plantea interesantes detalles como la elección del carácter de nuestro personaje a la hora de interactuar con los NPC.

Es cierto que los combates resultan algo confusos, pero se agradece el toque ‘survival’ de la aventura, con objetos que se deterioran y una estimulante sensación de angustia al enfrentarnos a cada enemigo. Encontraremos extintores, sillas, palos, piedras, cuchillos, armas… La interacción con el entorno es más que correcta y nos invitará a fisgonear todo el terreno.

A nivel técnico, puede que algunos gamers se sientan ligeramente decepcionados pero, repetimos, a medida que os sumerjáis en la aventura olvidaréis las taras mencionadas. A cambio obtendréis una enriquecedora experiencia de juego, una trama efectiva y una banda sonora que, definitivamente, nos ha convencido.

Silent Hill: Downpour es un notable título de acción en el que el suspense y los elementos de ingenio conseguirán enganchar a quienes busquen adentrarse en una exigente propuesta de juego. Un título que dará de qué hablar pero que, a la larga, el tiempo ubicará en buen lugar. Si eres un amante de la acción y el suspense, no te defraudará.

Imágenes del juego

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios