La saga lo ha vuelto a hacer. Ubisoft nos vuelve a ofrecer un título envolvente y emocionante con esta Lista Negra, la última entrega de su franquicia de acción y filtración que vuelve a ofrecernos una alternativa a los shooter bélicos. Así es Splinter Cell Blacklist.

Convertido en uno de los últimos grandes estrenos del pasado mes de agosto, Blacklist tenía como misión superar las sensaciones dejadas por Conviction entre los usuarios de Xbox 360 (nunca llegó a salir para PS3). Y, en líneas generales, podemos decir que lo ha conseguido, gracias a una propuesta considerablemente más completa que el resto de entregas y, sobre todo, a una fórmula sencilla: regresar a sus raíces originales, que no son otras que dar el protagonismo al sigilo, al que sumar grandes dosis de acción.

De nuevo encarnaremos la figura de Sam Fisher, en una nueva búsqueda de terroristas. Como vemos, el argumento no será lo más fuerte del título: ataques de organizaciones secretas, investigación, enfrentamiento y salvación, con los EEUU como protagonistas absolutos.

Splinter Cell Blacklist Un guión que no destacará por su originalidad; aunque tampoco se espera más de Tom Clancy y de un título que basa su atractivo en su jugabilidad. De hecho, el guión es un repaso a muchos de los tópicos secundarios de películas, juegos y series de este género: regreso del protagonista a la acción tras su retiro, una experta en informática, y el típico personaje supuestamente gracioso (y socialmente torpe), en este caso encarnado por Charlie Cole. No estamos ante una novela que revolucionará la escena, sino ante uno de los grandes juegos de este casi ya extinto verano.

En pequeñas pinceladas, la historia se resumen en acontecimientos posteriores a Conviction, con una presidenta de los Estados Unidos que ha desmantelado el departamento de defensa Third Echelon, pero que, tras un ataque a la base militar norteamericana en Guam (así arranca el juego), decide reorganizar el equipo en la Fourth Echelon, bajo el liderato de nuestro protagonista. Todo ello para buscar a un nuevo grupo terrorista, Los Ingenieros, que prometen extender el terror por todo el mundo si EEUU sigue manteniendo sus tropas en los diferentes conflictos bélicos.

Splinter Cell Blacklist4El juego arranca, como decíamos, en la base militar de Guam, de donde deberemos escapar, una vez que ha caído en manos de la organización. Ello sirve al título para adentrarnos en la dinámica del juego, e ir aprendiendo los diferentes movimientos clave para el desarrollo del mismo.

Lógicamente, para los expertos en la saga, estos primeros minutos serán de manera transición, e incluso para algunos algo pesante. Pero para los iniciados, es una manera perfecta para introducirse en el juego, con un tutorial directamente integrado en la acción. Esta bienvenida a los nuevos gamers se completa con un guión cerrado, comprensible en su totalidad, aunque con pequeñas referencias sin gran trascendencia a entregas pasadas.

Y es que desde el primer momento, el juego nos ofrece ya las claves en las que girará su gameplay: la decisión de cómo afrontar la situación; o dicho de otro modo, cómo acabar con nuestros enemigos.

Splinter Cell Blacklist 7Pronto se comprueba que una misma situación cambia completamente según el modo que hayas elegido, lo que sin duda supone un plus de atractivo al juego: optar por el sigilo hace el juego más pausado y estratégico (a veces te habrás de tirar un largo rato tras un parapeto antes de atacar). Dentro de esta opción hay varias maneras. En primer lugar un sigilo total: aturdir a tus enemigos, transportar los cuerpos a un espacio escondido, o incluso pasar por detrás de ellos, y así no levantar sospecha alguna. En segundo, un sigilo parcial, para el cual contarás con una pistola con silenciador, que podrás utilizar para acabar con ellos desde la distancia o bien un cuchillo para el cuerpo a cuerpo. Si optas por este medio, has de tener en cuenta que tus enemigos, si ven el cuerpo, estarán más alerta, y te será más difícil permanecer oculto.

Esta manera puede acabar derivando a un tercer medio para solucionar la situación: un ataque directo. Una opción perfecta para los que gusten de un shooter en tercera persona al uso: soldados que te disparan a discreción mientras intentas acabar con ellos con alguna semiautomática.

Y todo ello no es baladí, ya que según la manera que tengas de completarlo, al final te darán una condecoración por estilo, por lo que, para quienes quieran completarlo al cien por cien, es aconsejable usar siempre un mismo estilo, con el fin de recibir el reconocimiento. Y para rizar el rizo, completar el juego tres veces, una por cada manera de afrontarlo.

Splinter Cell BlacklistVarias maneras de ejecutar el juego que tienen además su reflejo en los diferentes comportamientos de nuestros enemigos, ya que según elijas una u otra opción, la IA de éstos parece variar, mostrándose algo más desarrollada cuando decides atacar de frente. Quizá en el modo sigilo pecan un poco de ingenuos. Eso sí, no serán completamente estúpidos (como en otros juegos), y si uno de ellos no aparece en un rato, sus compañeros comienzan a sospechar, al igual que si se produce algún cambio no esperado (ruido, corte de luz, etc.).

Uno de los puntos a favor de esta propuesta es que, en caso de fracasar en algún momento de la misión, podrás volver a intentarlo de una manera completamente diferente, lo que sin duda elimina la frustración de tener que repetirlo.

La unificación de todos los modos de juego (campaña individual, misiones, equipamientos, mejoras, multijugador, cooperativo, etc.), se lleva a cabo a través del Paladín, un enorme avión que nos servirá como centro logístico para gestionar el juego, y poder pasar, como decíamos, de uno a otro modo de juego sin grandes cortes, al tiempo que nos aporta un cierto toque de mundo abierto al juego, aunque sin mayores pretensiones que pequeñas opciones sin gran relevancia (como mantener el contacto con la familia, o ver cómo evoluciona la historia a través de las noticias).

Splinter Cell Blacklist 2También nos aporta un toque rol, ya que en él podremos llevar a cabo las mejoras en nuestras armas, uniformes y habilidades, a cambio del dinero que vayamos recogiendo por cada misión. No sólo eso, sino también podremos mejorar al propio avión, que tendrá sus efectos en la campaña (una mejor enfermería permitirá recuperarnos más rápidamente en salud).

A nivel visual el juego no constituye ninguna gran revolución para el panorama actual, pero tampoco decepcionará, gracias a unos escenarios bastante bien elaborados y ambientados (aunque en ocasiones la oscuridad puede resultar confusa a la hora de moverte). El Unreal Engine 3 vuelve a demostrar que es capaz de seguir sacando provecho a las actuales plataformas.

El juego nos propone cuatro niveles de dificultad (se elige al comenzar la partida), siendo los dos primeros bastante asequibles para los jugadores expertos, aunque para los iniciados será una buena opción para no desesperarte, ya que los dos segundos son, en un primer momento, sólo aptos para los que más paciencia tengan (el modo Perfeccionista pone a una dura prueba tus nervios).

Splinter Cell Blacklist 5El juego convence, y mucho. Porque no sólo combina dos tipos de jugabilidad, sino que también los escenarios nos permiten intercambiar momentos más lineales y directos, con otros más pausados y abiertos, para que podamos explorarlo si así lo deseamos, lo que permite que no nos saturemos dentro de un mismo recorrido.

Además, la duración del juego resulta bastante satisfactoria, gracias a sus más de una decena de misiones, cada una de ellas de más de una hora de duración, aunque variables según te enfrentes a ellas. A ellos se han de unir una serie de misiones secundarias y, sobre todo, el modo cooperativo, que suman un total de 25, ofreciéndonos una cierta variedad entre sí dentro de una misma jugabilidad.

Lo más llamativo de su multijugador, apartado que, por lo general, no aporta muchas novedades (aunque no deja de ser bastante adictivo) es, sin duda, el cambio de perspectiva según eres espía (en tercera persona, similar a la campaña individual) o mercenario, en cuyo caso se convertirá en un FPS.

Splinter Cell Blacklist 6Para cerrar, por tanto, un título que se antoja muy recomendable para los amantes de la acción y para aquellos que a ésta le quieren añadir un cierto componente estratégico. Sin duda alguna, merece ser considerado como uno de los mejores de la saga, siendo el único pero, como decíamos, ese guión falto de originalidad, aunque matizados con una espectacularidad de imágenes (a lo largo de sus largas escenas cinemáticas) típicas de superproducciones.

Imágenes del Juego

Disfruta del tráiler de lanzamiento de este Splinter Cell Blacklist, la nueva entrega de la franquicia de infiltración y acción de Ubisoft:

Un nuevo tráiler del juego nos habla de la gran recepción por parte de la crítica:

Ahora, un poco de gameplay en el siguiente vídeo:

Finalmente, un vistazo a su multijugador:

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios