El regreso de un clásico siempre es una gran noticia, sobre todo cuando hablamos de un título que tiene tanto vivido a sus espaldas y comprobamos lo mucho y bien que desde Capcom han querido cuidar a su criatura. Hablamos del Strider protagonizado por Hiryu en su lucha contra el mismo malo de los 80/90: Meio.

El caso es que es de agradecer que Capcom no haya querido experimentar con un nombre tan ilustre del mundo de los videojuegos y que este enésimo advenimiento haya sido de la forma que hemos estado disfrutando estos días: respetando la estructura del original pero adaptándola a los nuevos tiempos, con sus polígonos, texturas y efectos especiales dignos de la mejor producción concebida en 2014.

strider_ps4_analisis_gamerzona_15

Y es que como ya os contamos en el artículo de primeras impresiones sobre la versión Xbox 360 del pasado 29 de enero, sus creadores han puesto especial énfasis en dejar claro que no estamos ante un ‘remake’ sino más bien ante un ‘retell’, es decir, en una nueva forma de contar la misma historia y el mismo juego pero cambiando sensiblemente el envoltorio.

La historia de Hiryu y Meio

Como ya os hemos avanzado, la historia es la misma, con el mismo pretexto y con idénticos escenarios. Así, Strider Hiryu es el chaval que con menor edad ha conseguido la llamada Special A-Class que le permite luchar contra el imperio del mal de Meio en Kazajistán, en los tiempos en que este territorio era una de las repúblicas anexionadas a la extinta URSS. Los más viejos del lugar seguro que lo recuerdan: la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas que cayó en 1989.

strider_ps4_analisis_gamerzona_11

Pues bien, Meio tiene en aquellas gélidas tierras su base principal y allá que nos vamos para acabar con él y, de paso a toda su cohorte de soldados, robots, bestias y ‘final bosses’ que pueblan las plataformas de un juego pensado como los de antes, es decir, para recreativas y donde lo más importante es la habilidad y acertarle al enemigo para que no acabe con nosotros.

Mecánica coin-op al servicio de su majestad los polígonos

Y es que si vivísteis aquellos tiempos (jugablemente hablando) seguro que ya sabéis cuál es la mecánica de Strider: saltar, correr y, lo más importante, atizarle a los enemigos con una espada capaz de golpes cortantes y mucho más. Como un estado de sobrecarga energética que nos permite eliminar de un plumazo con unos cuantos enemigos, o debilitar las defensas de los que llevan escudos. Ya sabéis, a mayor potencia de golpeo de Strider, mayor resistencia de los enemigos.

Encima, además de esa única arma, iremos equipados con el llamado Cypher, que es el artilugio mítico de este juego y que permite al protagonista agarrarse a todo lo que hay en pantalla: paredes, techos, salientes y lo que se tercie. Gracias a él podremos esquivar enemigos, caer sobre ellos o salir huyendo rápidamente a buscar refugio en la cara oculta de alguna plataforma, para evitar males mayores.

strider_ps4_analisis_gamerzona_02

Strider puede hacer más cosas, que para algo es el héroe, pero pocas más ya que no necesita un catálogo de movimientos muy, muy amplio. Por ejemplo, puede deslizarse por el suelo haciendo un barrido que será muy útil contra los ‘final bosses’, o romper estructuras que tenga justo debajo con un golpe de carga, o el ya mítico doble salto ‘made in Capcom’ desde sus antolígicas recreativas de los 80 y 90 con Super Ghosts’n Goblins a la cabeza.

Por cierto, a medida que avanzamos aprendemos esos nuevos ‘poderes’ aunque hay uno muy especial que servirá para que sobrevivamos algo más en los momentos más duros de la batalla: el vuelo del águila, que arrasa la pantalla y a los enemigos que hay por medio. Es como la vieja bomba ‘limpiapantallas’ de los matamarcianos más clásicos pero sin tanta efectividad.

strider_ps4_analisis_gamerzona_01

Luego llegan más poderes, como el del felino aquel también mítico de los 80, o las bolas que explotan a distancia y la opción de congelar algunas superficies para subirnos a ellas. Pero bueno, todo eso lo veréis a medida que avanzáis y son un elemento clave para ir enganchándonos a este Strider moderno.

Todo esto mezclado nos permitirá evitar que la barra de energía del juego baje demasiado rápido ante los ataques de los enemigos que, ya os vamos avanzando, serán más o menos feroces en función de la dificultad que hayamos escogido. Y esto sí es importante.

Difícil como él solo

No vamos aquí a llorar por que nos encontremos ante un título complicado, difícil, de esos que nos cuesta superar en algunas de sus fases, pero Strider es de esos. Hay momentos en los que atascarse es casi una obligación por que son los que nos ayudan a mejorar, a aprender estrategias de combate más elaboradas más allá del simple golpeo de botones del pad como si fuera lo último que nos queda por hacer en este mundo.

Además, el juego ayuda al ‘momento desesperación’ cuando morimos ya que volvemos a empezar desde el último punto de control, lo que podéis imaginar lo ‘bien’ que nos sienta cuando ya hemos pasado por ese mismo lugar… ¿10, 15, 20 veces? Pero no os preocupéis, todo sea por honrar la memoria de uno de los clásicos más grandes que han visto los tiempos y que nos viene acompañando desde hace casi 25 años.

strider_ps4_analisis_gamerzona_23

Eso sí, su mecánica general ha cambiado un pelín y ya no es tan plano ni tan ligero como antaño ya que ha metido algunas novedades. Como podéis imaginar son más de adorno que otra cosa, pero le dan a Strider cierta ‘cosilla’ que hace que le pongamos más interés en buscar por el mapa cualquier resquicio o cubículo donde podrían esconderse power-ups o ítems para abrir extras, que van desde los bocetos y dibujos de producción hasta nuevas apariencias para nuestro protagonista.

Y es que los mapas ahora son algo más laberínticos que le original, cosa que notaremos a partir de la tercera o cuarta fase y ya no es todo correr a lo loco hacia derecha o izquierda matando a los soldados que salgan a nuestro paso. Hay cosas más ‘complicadas’ como superficies electrificadas que no podremos tocas, cuchillas que cortan en pedazos a nuestro héroe o caminos escondidos detrás de rejillas de ventilación aparantemente cerradas. Y es que hay mapas realmente gigantes, con varias capas de pisos que podremos recorrer y que le dan a Strider una grandeza considerable… dentro de la sencillez (de conceptos) general.

strider_ps4_analisis_gamerzona_05

No es que Strider de repente se haya convertido en otra cosa, pero sí que tendremos que mirar mucho el mapa, ver por qué zonas podríamos avanzar y hacerlo rápidamente. Más que nada por que los láser de los enemigos vuelan que son un primor y como os quedéis mucho tiempo disfrutando de las vistas, o van a matar seguro. Por suerte los enemigos sueltan algo de energía al caer y por los mapas hay repartidas cápsulas que también nos recuperan la salud (que se decía antes).

En formato digital y baratito

El juego está disponible desde el 19 de febrero en las tiendas digitales de PSN, Xbox Live y PC por apenas 14,99€ y resulta muy gratificante encontrarse de nuevo con un viejo conocido al que han obligado a envejecer tan bien, con sus polígonos, texturas, efectos gráficos bien parecidos y demás cualidades que, por el simple hecho de haber salido a la venta en 2014, ya se le suponen.

strider_ps4_analisis_gamerzona_13

La versión que hemos comentado es la de PS4 y mirando las diferencias con la de Xbox 360 la verdad es que se notan los cambios. Mayor definición de la pantallla, mejores movimientos, efectos gráficos mucho más sutiles y sin apenas pixelado y, lo más importante, con una mayor suavidad en todo lo que se mueve por la pantalla, que no es poco.

Strider es un juego recomendado para los que conozcan la saga y alguna de sus entregas pero, preferiblemente, la primera de todas. No en vano este título se basa en él, se reboza en sus mismos escenarios y podemos verle reflejado en algunos momentos que son ya historia misma de los videojuegos, como esas cúpulas doradas tan típicas que todos seguro que recordáis (con menos reflejos, eso sí) de aquel mítico cartucho de Mega Drive.

strider_ps4_analisis_gamerzona_22

Strider es un buen juego, que más gusta cuando más se juega y que acaba por enganchar del todo cuando ya llevamos nuestras buenas dos horitas acabando con todo lo que se menea. Cosa que habla muy bien de él y de lo bien que ha llegado a la edad adulta, tras algunos nubarrones hace algunos lustros con continuaciones aberrantes de un clásico al que Capcom, ahora sí, le ha dado la atención que merecía.

Y eso de cuidar de los más mayores siempre es una buena costumbre. ¿No os parece?

Imágenes del juego

Vídeo del juego

  • Leon

    Tengo el Strider para Genesis y me jugue el “remake/rebirth” que hicieron para PS2… Este juego deberia salir tambien para PS3

    • Dadu

      Creo que es como el Contra que hicieron para PS2, buenas graficas, mucha accion, pero solo para pocos expertos esta guardada la osadia de superarlo. Por que no puedo encontrarlo en las tiendas Online?

      • Leon

        Contra Shattared Soilders no es ni tan dificil realmente… Contra III: The Alien Wars y Contra Hardcorps lo superan BRUTALMENTE en dificultad…

  • Pingback: Análisis completo y tráiler de lanzamiento de Strider para PS4()

  • Pingback: Análisis completo y tráiler de lanzamiento de Strider para PS4 | [JG] Juegos Gratis()

  • Dadu

    Supuestamente este juego ya fue lanzado el pasado 20 de feb 2014, pero no lo encuentro por ninguna parte! Este juego solo estara a la venta en Japon? O de verdad estara disponible para America?

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

4 comentarios
  1. Leon 19 Feb, 14 12:34

    Tengo el Strider para Genesis y me jugue el “remake/rebirth” que hicieron para PS2… Este juego deberia salir tambien para PS3

    0
  2. Dadu 23 Feb, 14 14:31

    Supuestamente este juego ya fue lanzado el pasado 20 de feb 2014, pero no lo encuentro por ninguna parte! Este juego solo estara a la venta en Japon? O de verdad estara disponible para America?

    0