Super Mario 3D Land llega en el momento oportuno para brindarnos una experiencia, si bien clásica e incluso demasiado accesible, llena de diversión. Estamos ante el mejor juego de la portátil 3D, un título capaz de conseguir, por fin, hacer entender a los gamers por qué el efecto 3D puede marcar la diferencia.

Super Mario 3D Land llega a nuestra consola con la intención de liderar un catálogo que, ahora sí, comienza a recibir títulos muy interesantes. Tal es el caso que nos ocupa, donde Mario exprime el concepto de profundidad y aúna el clasicismo con el toque exclusivo de Nintendo 3DS en una propuesta efectiva e inspirada. No hay grandes novedades, tan sólo Mario en estado puro. Un juego que disfrutarás en cada compás gracias a diseños que evocan nostalgia y a un compilado de melodías que rezumen el aroma de los buenos viejos tiempos.


Y es que en Super Mario 3D Land avanzaremos sobre un concepto plataformero muy acorde con Nintendo 3DS. Si bien ha sido tachado de poco arriesgado o de ser extremadamente corto, nosotros consideramos que el juego goza de frescura y engancha lo suficiente como para alzarse en el número uno del catálogo de Nintendo. En primer lugar, daremos con niveles donde lo horizontal y vertical se mezcla en una suerte de concepto tan efectivo como adictivo. Es cierto que los primeros 8 mundos son un mero trámite, pero una vez completéis el juego, entenderéis nuestro entusiasmo.

Y es que los de Nintendo han optado por realizar un formato accesible, capaz de enganchar a los más enanos y premiar a los gamers más duchos con 8 niveles más en una suerte de modo hardcore realmente conseguido. Así pues, paciencia, y considera los primeros mundos como un excelente recreo visual donde el efecto 3D, que por cierto podremos activar en dos direcciones, se mantiene indestructible. Acto seguido, preparaos para encontraros con un desafío con todas las de la ley.

El planteamiento de los escenarios está impregnado de diseños clásicos, y de retos muy orientados al formato tridimensional. Nos encanta disfrutar de los grandes personajes de la franquicia y de trajes tan míticos como el boomerang, el mapache o la estrella de fuego mientras disfrutamos de la sensación de profundidad. Del mismo modo, los niveles esconden pasadizos, tuberías que llevan a otra dimensión del mismo, o recovecos que premiarán la exploración con diferentes objetos ocultos. Del mismo modo, el colorido de los mundos está salpicado de ingenio, sobre todo en el reto de la, digamos, ‘segunda vuelta’ del juego, donde la dificultad nos hará repetir una y otra vez fases de duración perfecta gracias a un planteamiento que apuesta descaradamente por el dinamismo.

Cierto es que al ser concebido como un juego 3D, muchos teníamos en mente obras maestras como Super Mario Galaxy 2, título que a día de hoy no ha sido superado por este Mario pero tampoco por ningún otro título de la escena. En este sentido, más sabiendo que el equipo creativo del juego de Wii estaba detrás de este proyecto, muchos aspirábamos a revivir esa experiencia gloriosa que ofreció Nintendo y, siendo honestos, no alcanza el olimpo pero si nos regala un título imprescindible.


En el apartado gráfico, hemos percibido que, frente a otros títulos de la franquicia, el juego adolece en ocasiones de pocos personajes o elementos en escena, algo que, sumado al ritmo excesivamente pausada que trasmiten los primeros escenarios, pueden llegar a restar puntuación en dicha valoración. No obstante, el resultado es brillante y la firmeza con que se muestran algunos mundos en los segundos niveles hace que disfrutemos de una grata sensación de diversión. Por otro lado, todo queda compensado por un efecto tridimensional muy logrado, donde la profundidad reina de principio a fin y donde se redefine, una vez más, el esquema clásico de los plataformas. Las melodías vuelven a cobrar protagonismo, si bien la banda sonora se apoya, sobre todo, en viejas glorias.

A nivel jugable, os costará dejar la consola a un lado y tendréis el 3D siempre activado. Del mismo modo, puede ser un gran juego para que los más canijos se adentren en la saga y una vez superen la primera ronda aprendan por primera vez lo que supone completar un juego de verdad. Así pues, Mario llega a tiempo y lidera el catálogo de Nintendo 3DS con un juego encantador, adictivo pero, sobre todo, necesario. Si quieres darle guerra y sacarle partido a tu portátil 3D, no te lo puedes perder.

Imágenes del juego

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

6 comentarios
  1. jennita 25 Dic, 11 17:56

    lalallalala feo

    0
  2. imbicia 18 Mar, 12 19:12

    pues yo tengo la 3ds y ese juego esta guapisimo

    0
  3. nacho 27 Abr, 12 7:21

    En mi opinion es el peor juego de mario y el peor juego que a salido en algun nds realmente decepcionante. Ademas solo 9 horas de juego !NO LO COMPREN¡

    0
  4. lola 21 Jul, 12 2:21

    yo tengo el nintendo3ds y el juego esta super super padre y solo cuesta 190 pesos

    0
  5. mel 06 Ago, 12 21:44

    esta re copado lo recomiendo jajaja

    0
  6. lolita 08 Ago, 12 23:40

    quiero jujar no ver imagenes que nais

    0