Definitivamente, en ocasiones es imprescindible observar los contenidos virtuales para encontrar originalidad y frescura. Si The Dishwasher: Dead Samurai llamó la atención de todo el mundo con su marcada estética y un estilo de juego clásico y adictivo, su secuela se convierte hoy en un exquisito título sólo digno de los mejores paladares.

The Dishwasher: Dead Samurai es excepcional, brillante y cautivador. No son adjetivos gratuitos. Su narrativa se alimenta del mejor cómic y de las tendencias de animación más actuales. Trazos marcados y un estilo en blanco y negro muy característico sólo salpicado por el rojo color de la sangre. El exagerado flujo de la misma hace que, lejos de provocarnos rechazo, nos seduzca y atraiga por completo. ¿Recordáis el uso exagerado del que hacía gala Kill Bill? Pues aquí sucede algo similar. Ver la pantalla salpicada y los baños de sangre serán un auténtico recreo visual que, acompañado por su narrativa en forma de cuento, disfrutaremos a lo grande.

En esta ocasión, Yuki se une a la fiesta y será una opción más para afrontar la campaña. La distinción entre el lavaplatos y Yuki estriba en su historia, que iremos desentrañando paulatinamente conforme avance la aventura. En este sentido, el juego mejora por completo. Seguiremos disfrutando del mejor arcade, con un tono clásico y nostálgico, especialmente dedicado a los más veteranos pero cuyo frenético ritmo causará sensación entre los más jóvenes.

Por otro lado, el juego es endiabladamente complicado. Un reto que premiará los ataques pero también esquivar a tus rivales. Esto no es un ‘machacabotones’. Deberás emplearte a fondo si deseas superar cada nivel. Pero si no encuentras suficiente en su modo arcade, contarás además con un modo llamado Dish Challenge, sólo apto para aquellos que no teman a la muerte.

El juego se disfruta de principio a fin y si bien es algo lineal, su dinámica nos retará a seguir jugando, superarnos y picarnos constantemente. Por otro lado, disponemos de un multijugador y superar las dos campañas dará como resultado un título con un número considerable de horas de juego.

A nosotros nos ha encantado y hemos disfrutado con su fascinante estilo. Sus gráficos son de un gusto exquisito y poseen un poder seductor del que pocos títulos hacen gala. Por otro lado, la música está muy bien adaptada a la trama, sin grandes alardes pero con el mismo gusto que su presentación visual. De este modo, damos con un juego cuya puesta en escena nos ha vuelto a sorprender gratamente y eso nos encanta. No hay muchos títulos que puedan conseguir semejante hazaña, sobre todo en los jugadores más clásicos.

Si te fascina el gusto oriental; las pequeñas grandes historias; las propuestas adultas y originales; y además con un aroma a vieja escuela muy acertado, éste es tu título. Pero si además quieres encontrar una propuesta fresca, adictiva, desenfrenada y repleta de acción, no lo dudes, The Dishwasher: Dead Samurai no te decepcionará. El nuevo Dishwasher gustará al público casual y hardcore por igual y constituye una opción genial para dejarse llevar por un encanto sin igual y suritmo de juego veloz y agresivo. Muy recomendado.

Imágenes del juego

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios