El simulador más completo de golf está aquí de nuevo. Preciso, entretenido e imprescindible para los fans de la saga, Tiger Woods PGA Tour 12, continúa siendo la opción más válida para disfrutar de este deporte. El título de EA adquiere por primera vez la licencia del Masters de Augusta, mejorando así su principal atractivo, el modo carrera.

El bueno de Tiger da un paso atrás y cede el protagonismo a dicho torneo, clásico entre los clásicos y cuna de grandes leyendas del deporte como Ballesteros o José María Olazábal. En esta ocasión, quien fuera definido como el Jordan del golf, ha quedado relegado a un lugar más discreto y esta vez no recibirá la luz de los flashes. Pero pasando de lo meramente anecdótico, encontraremos un juego pensado para los acérrimos a la simulación, ahora abierto al público mayoritario. Buena muestra de ello será la inclusión de un caddie, fiel compañero y consejero en los momentos de máxima tensión. Su sabiduría tendrá una gran relevancia en el acierto a la hora de realizar un gran golpe. Nos aconsejará y será nuestro lazarillo en el camino hacia la gloria: El Masters de Augusta.


Así es. El duro camino hacia la cima. Una carrera de fondo en la que escalaremos hasta poner la bandera en lo más alto. Tras editar a un personaje en el correcto editor con que contamos, recorreremos todo tipo de torneos secundarios al tiempo que encontramos sponsors y vamos obteniendo diferentes premios. En este sentido, a medida que realicemos diferentes objetivos, avanzaremos a nivel profesional y desbloquearemos todo tipo de palos, atuendos deportivos y un sinfín de accesorios de juego. La competición es dura y requerirá del máximo esfuerzo. Eso sí, el hecho de contar con el caddie, será todo un detalle para aquellos que no estén familiarizados con estos juegos. Quienes sean completamente noveles, podrán disfrutar e ir aprendiendo la dinámica de juego. Por contra, aquellos que sean auténticos titanes de este selecto deporte, podrán desconectar esta guía y lanzarse de lleno al juego sin ayuda ni paracaídas.

Respecto a su jugabilidad, hay que destacar la inclusión del Move de PlayStation 3; y el Wii Motion Plus, así como la Balance Board, en Nintendo Wii. Todo un detalle para quienes quieran sacar partido a estos accesorios que encontrarán en este juego, la excusa perfecta para hacer uso de los mismos. Es cierto que son experiencias distintas y que variarán en función de nuestras preferencias. Seguramente, si pensamos en escalar y obtener grandes resultados, optaremos por el control clásico de sticks, o clickeo, en el caso de PS3. Además, los jugadores de Wii contarán con 9 escenarios más respecto al resto de plataformas. En este sentido, pese la desproporcionada diferencia gráfica –cuestión de pura potencia-, puede que los de Nintendo salgan mejor parados en este aspecto.  No así en las modalidades online, donde lamentablemente, Wii continúa un paso por detrás.

Otra de las modalidades que nos han encantado han sido la de ‘The Presidents Cup’, donde participaremos en un equipo con las grandes glorias del deporte norteamericano, y, sin ningún tipo de dudas, los ‘Masters Moments’, donde seremos desafiados a superar los momentos más increíbles de la historia del Masters of Augusta. De forma similar al NBA 2k11 con Michael Jordan, en esta ocasión intentaremos afrontar grandes golpes como los realizados por Larry Mize en el 87, Arnold Palmer en el 58; o el eterno Jack Nicklaus, una leyenda del deporte y mítico icono de los juegos de consolas ‘old school’. Aquellos que sean entusiastas del deporte y no conozcan estos golpes, les recomendamos el visionado de los mismos. Momentos épicos y cargados de emoción pocas veces vistos en el mundo del golf.

Gráficamente encontraremos sustanciales diferencias entre PS3 y Xbox 360, y Nintendo Wii. Obviamente son diferencias insalvables pero de tipo técnico. Ahora, haciendo un ejercicio de abstracción, comprobaremos que en sendas versiones no se ha forzado la capacidad de la máquina.El nuevo PGA sigue en forma pero podría dar mucho más de sí. Donde hemos visto serias mejoras es en la jugabilidad y su planteamiento que gracias a la licencia del Masters de Augusta gana en realismo y entretenimiento. El reto de participar en el torneo rey es un gran aliciente y una motivación insuperable.

 

Tiger Woods PGA Tour 12, es un título efectivo, sin grandes alardes pero con los suficientes detalles como para despuntar y reinar en su género. Un juego intenso, capaz de evolucionar y recoger los mejores aspectos de la simulación deportiva. En este sentido, el nuevo título se muestra ecléctico y en plena forma. Mucho ha de llover para encontrarnos un título de características similares que sin exprimir al máximo las características de la ‘Next-Gen’ continúa gobernando sin rivales a la vista.

Imágenes del juego

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios