De la combinación de Shinji Mikami, y la potencia de Platinum Games sólo podía salir esta joya. Un shooter en tercera persona repleto de acción y un pulso narrativo excelente cuyo ritmo no te permitirá ni un minuto de tregua. Del creador de Devil May Cry y Resident Evil, y del equipo responsable de juegos como Bayonetta, llega Vanquish. Uno de los títulos del año que incorpora lo mejor del género en una obra brutal y con un desarrollo técnico envidiable.

A estas alturas, sobre todo en un género como los juegos de acción en tercera persona, cuesta sorprender. Por eso, cuando un título es presentado como el juego del año, la obra definitiva de tal o cual compañía, mantenerse cauto y desconfiar es lo primero que hacemos. Bien, dicho lo cual, estamos realmente ante un juego que merece los manidos calificativos. Compilando lo mejor de otros juegos como Gears of war, o Bayonneta, y sin ser realmente un producto original, sí ha sabido mostrarse como una apuesta fresca, algo que se transmite desde el momento en que empezamos los primeros minutos de partida.

La historia, como viene siendo habitual, es sólo un pretexto, el soporte de lo realmente importante: la acción. De hecho, la trama es como coger una película de acción de los ochenta y traerla de vuelta en una suerte de versión 2.o. De esta forma, nos encontramos en un escenario postapocalíptico, en el que la superpoblación y la escasez de recursos llevan a los Estados Unidos a la fabricación de una especie de estación espacial capaz de aprovechar la energía solar en beneficio de sus ciudadanos… hasta que llegaron los rusos. Éstos, revientan San Francisco y lanzan un ultimátum a la los USA. Su presidenta, lejos de echarse atrás, junta al Equipo Bravo, cuya principal arma será nuestro protagonista, Sam. Equipado con un traje capaz de propulsarse y ataviado con las mejores armas, deberemos demostrar quien manda aquí.

Como veis, la historia no es sino una herramienta para mostrar secuencias cinemáticas espectaculares y un diseño artístico sobresaliente. De hecho, si bien el traje es uno de esos elementos harto manidos, hemos de reconocer que su diseño es excepcional y, la ejecución de competencias del mismo, igualmente maravillosa.

Lo realmente maestral de este juego es su ritmo de acción: Con una jugabilidad a la altura de los mejores títulos, Vanquish nos conduce a batallas épicas frenéticas cuyo ritmo se atenúa o se acelera conforme vayamos utilizando ciertas herramientas con que cuenta nuestro personaje. De esta forma, utilizaremos la propulsión para realizar desplazamientos rápidos, o pausaremos la acción al estilo Max Payne, con el bullet time, fundamental para pararnos a pensar ante jefes o batallas muy complicadas. Por otro lado, el uso de las armas y cobertura, bebe igualmente de otros títulos del género y contaremos con armamento pesado como lanzacohetes o rifles de asalto y todos los viejos conocidos del género shooter.

Lo que pudo haberse convertido en un sinsentido de juego, se presenta como una sabia mezcolanza de herramientas tradicionales de la acción en tercera persona, con otras más propias de las consolas ‘next gen’, ofreciendo un producto trepidante y fresco capaz de poner en funcionamiento una gran cantidad de elementos en juego sin llegar, para nada, a cansar al jugador. Lejos de ello, el juego se te hará corto y desearás más horas de entretenimiento. No cabe duda que la duración del mismo es limitada y los más fieles a este tipo de títulos lo pasarán en pocas horas, pero el recuerdo de haber presenciado algo realmente grande, no se olvidará.

Gráficamente, Vanquish alcanza niveles muy altos y poco tiene que envidiar respecto a otros grandes títulos. Se deja jugar con practicidad y ligereza, sin aparentes errores a la vista. Es fluido, y te mantendrá en tensión con un nivel de dificultad adecuado cuyo único defecto es la duración. Por otro lado, el sonido está muy logrado y el doblaje de las voces realizado de forma soberbia, algo que agradecemos pues, un mal doblaje, acaba, en ocasiones, mermando el ritmo de juegos que, en versión original, son realmente atractivos y cautivadores.

Sin duda, una bocanada de aire fresco en un género que muy frecuentemente, tiende a estancarse en mecánicas predefinidas de las que cuesta escapar. Vanquish recoge lo mejor del catálogo y lo presenta con tal soltura que será difícil no presenciar una secuela. Un gran título que te sorprenderá.

Imágenes del juego

Disfruta del vídeo que hemos preparado para el genial juego de acción en tercera persona desarrollado por Platinum Games, Vanquish. Un juego con una acción frenética y sin descanso.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios