Los crossovers son un clásico dentro del mundo de los videojuegos. Hemos visto hasta la saciedad cómo importantes desarrolladoras se ponen a la cola a la hora de mezclar sus personajes insignias con los de otras sagas. A la cabeza se vienen muchos ejemplos con celeridad: Mario y Sonic; Marvel vs Capcom; All Star Battle Royale, y un largo etcétera que daría para todo el artículo. No obstante, el que hoy toca comentar es uno con mucha solera y experiencia en esta modalidad, como es el caso de Warriors Orochi 3.

Warriors Orochi 3 Ultimate_690 (2)

Warriors Orochi 3 se lanzó allá por 2011 en PlayStation 3 y Xbox 360, y la mezcla era sencilla: combinar a los personajes de las sagas Dinasty Warriors con Samurai Warriors, tal como se venía haciendo desde el año 2007 aproximadamente (gracias a las anteriores ediciones de Tecmo Koei). Este juego marcó un sello de identidad dentro de la franquicia, ya que también traía a nuevos personajes de otras muy conocidas, como fue el caso de Ryu Hayabusa (de Ninja Gaiden) y Ayane (de Dead or Alive).

Posteriormente fueron salieron nuevas ediciones al más puro estilo Street Fighter, hasta que al final llegamos a la que hoy nos atiene: Warriors Orochi 3 Ultimate, que aterriza en PlayStation 3, PS Vita, PlayStation 4 y Xbox One (con las versiones de nueva generación como gran aliciente para todos los jugadores).

Warriors Orochi 3 Ultimate_655 (3)

Las novedades de esta versión empiezan ya desde el simple plantel de luchadores: 145 en total, el mayor número de personajes nunca antes visto en la saga. No sólo están los de entregas antecesoras, como ya hemos comentado anteriormente, sino que se suman nueve guerreros más: Xu Shu, Mae Tamamo, Yinglong, Nezha, Kyuni, Hundun, Kasumi (Dead or Alive), Sterkenburg (Atelier Arland) y Sophitia (Soul Calibur). Cada uno de ellos, como es lógico, con su rama de habilidades y armas.

Estos luchadores, que habrá que ir desbloqueando paulatinamente en la mayoría de los casos, pueden ser seleccionados en todos los modos de juego, especialmente en los nuevos introducidos. Y dentro de éstos y más allá del modo historia, que cuenta la lucha encarnizada que todas las facciones mantienen contra la Hydra (dos pasajes nuevos respecto al juego original), la gran novedad es el modo Gauntlet.

Warriors Orochi 3 Ultimate_655 (4)

Dos calificativos rápidos: divierte y entretiene. Aunque no tiene una profusa carga narrativa ni tampoco sirve como nexo de unión entre otras partes, este modo Gauntlet te atrapa durante muchas horas gracias a su simple pero adictivo planteamiento. Controlamos a cinco personajes que pueden establecerse en tres formaciones, cada una orientada a un tipo de combate. Sólo podemos manejar a un luchador por contienda, que se puede ir alternando al pulsar la cruceta.

A partir de aquí, el objetivo es claro: hay que escapar de una serie de estancias a la par que vamos subiendo los niveles de nuestros combatientes, todo gracias a la experiencia que logramos en combate. El modo Gauntlet es simple, sí, pero también es difícil y complejo. No por la IA de los enemigos, que vuelve a ser uno de los puntos débiles del juego, sino por la fuerza que atesoran los “jefes finales”.

Warriors Orochi 3 Ultimate_655 (2)

Quitando este modo Gauntlet, el resto ya los hemos visto en otras ediciones. Por ejemplo, el modo Duelo ya hizo acto de presencia en Wii U, por lo que la única novedad es que ahora aparece en el resto de plataformas. De igual manera, seguimos contando con los modos Libres y otros clásicos de la saga, por lo no que supone un valor añadido.

La sensación al coger Warriors Orochi 3 Ultimate es que es un producto orientado, sobre todo, a la nueva generación de consolas (PlayStation 4 y Xbox One). Las mejoras en modos y luchadores están presentes en todas las versiones, correcto, pero a nivel gráfico y sonoro las ediciones de PS4 y Xbox One se llevan la palma por encima de sus hermanas gemelas.

Warriors Orochi 3 Ultimate_655

El lavado de cara a nivel gráfico es palpable tanto en escenarios como en personajes. Sin embargo, queda la sensación de que el trabajo a realizar podría haber sido mucho mayor; es decir: respecto a PS3 y Xbox 360 hay un salto evolutivo, pero si se compara con otros títulos lanzados para PS4 y One a estas alturas, sale perdiendo casi en su totalidad.

Lo positivo de este aspecto es que el título se mueve a 1080p y 60 frames por segundo hasta que el desarrollo se lo permite. Y decimos ese “hasta” porque en el momento que aparecen muchos luchadores en pantalla, la resolución baja hasta los 30 frames por segundo para que no haya tirones ni una framerate variable (lo cual es de agradecer; y más tratándose de un musou con 100 personajes en pantalla).

En esta balanza de pros y contras hay que volver a poner, en el caso de los contras, uno que lleva arrastrando la saga desde sus inicios: el popping. Parece increíble que en pleno 2015 los enemigos y los escenarios sigan apareciendo repentinamente ante nosotros. Es una lacra que la franquicia tiene en todas sus aristas, desde Dinasty Warriors hasta Samurai Warriors. Además, también está presente en PS4 y Xbox One, por lo que la excusa de la potencia de PS3 o Xbox 360 ya no es viable a estas alturas.

Warriors Orochi 3 Ultimate suma más personajes, modos y habilidades a lo que ya de por sí el juego ofrecía. En PlayStation 3 quizás no suponga un gran aliciente, pero en la nueva generación, donde todavía no había aparecido ningún Warriors Orochi, sí es un compra obligatoria para todos los fans de los musou. El gran inconveniente es que el título sigue con los mismos problemas a niveles gráficos, sin olvidar que el port realizado es, simplemente, correcto. Por cierto, y no lo olvidéis, está completamente en inglés.

Versión analizada: PlayStation 4
Warriors Orochi 3 Ultimate_690
Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios