Por fin llega la nueva expansión de Blizzard para el, quizá, más grande juego masivo de rol online jamás creado: World of Warcraft. El perfecto marco argumental, la desolación y destrucción de un Azeroth sacudido por el dragón Neltharion, permite a Blizzard crear un escenario completamente renovado. Repleto de mejoras, conseguirá sorprender al jugador veterano al tiempo que captará la atención del más novel.

Así pues, nos encontramos ante un escenario nuevo, pero también ante frescos planteamientos de juego que satisfarán a un público que comenzaba a desengancharse de una saga algo continuista. En este sentido, WoW ofrecerá serias mejoras, desde la posibilidad de desplazarte sobrevolando Azeroth, hasta notables avances en aspectos sustanciales en el estilo de juego.

De entrada, contamos con dos nuevas razas: los huargen y los goblins, pertenecientes a la Alianza y a la Horda respectivamente. Cada uno cuenta con sus propias cualidades  y ofrecerán algo de variedad al juego. Un aporte de frescura que se complementa con diferentes logros a desbloquear en equipo, siendo el PVE uno de los grandes aciertos del juego.

Por un lado, contamos con cerca de 60 niveles iniciales en los que se mejora el ritmo y sobre todo el interfaz y modelo de iniciación y progresión del personaje. De este modo, el jugador irá completando retos que estarán esta vez mucho más integrados en la historia y suponen una mano tendida para aquellos que se acerquen por primera vez a tan vasto universo. Del mismo modo, el nivel aumentará hasta 85 y aquí, el jugador requerirá de una notable experiencia y destreza ya que, llegado a este punto, no te van a regalar nada. Contarás con 4 zonas para raid  y los jefes de mazmorra presentarán una lógica que exigirá mucho esfuerzo y, sobre todo, saber jugar. Todo un acierto que establece un baremo proporcional entre dificultad, premios y méritos. Así pues, aquellos adeptos a PVE estarán encantados con el contenido específicamente diseñado en este sentido, como la aparición del arqueólogo como nueva profesión y su capacidad de recolectar reliquias para la construcción de diferentes objetos; o la dificultad del mismo alcanzado el nivel 85.


Por otro lado, el PVP ofrecerá dos nuevos campos de batalla y, en líneas generales, cumplirá su cometido, eso sí, apostando sobre seguro y sin sorprender al usuario. En este sentido quizás se esperaba algo más de Blizzard que ha optado por lo seguro frente a la innovación.

Un juego que ha renovado su imagen; ha mantenido el equilibrio entre riesgo y mercado seguro; y ha sabido consolidarse en la cúspide del género MMORP. De esta manera, la presentación estética es impecable, siempre teniendo en cuenta que el aspecto gráfico está planteado para no dejar fuera a aquellos gamers que no cuenten con un equipo puntero. En este sentido, las ventajas son sin duda la enorme comunidad con que contarás en detrimento, eso sí, de espectaculares gráficos y una definición detallada. Pese a ello, insistimos, visualmente está muy bien planteado y consigue meternos de lleno en escena apoyándose en un excelente e hilado sistema de juego e historia. Un juego muy recomendable que no decepcionará y que ofrece numerosas horas de diversión.

Imágenes del juego

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios