Eres el policía más corrupto que han conocido los tiempos y desde luego no vas a consentir que unos revoltosos ciudadanos salgan a la calle a protestar por tu actitud. Disuélveles pasándoles por encima con tu moto y pegándoles duro con la porra. ¿Brutalidad policial? No, solo haces tu trabajo.




Compártelo. ¡Gracias!