Debes soltar esferas de helio al espacio exterior y volver a destruirlas haciéndolas chocar con otras que lances a continuación del mismo color. Parece una misión absurda, pero un soldado de la NASA no cuestiona las órdenes. Ten cuidado, porque no es tan fácil calcular la trayectoria de las esferas.




Compártelo. ¡Gracias!