Coloca las píldoras al lado de los virus de su mismo color para acabar con la infección Une cuatro segmentos del mimo color y desaparecerán para siempre. La mecánica es sencilla: gira las píldoras para colocarlas como mejor te venga y acelera su caída si lo tienes muy claro. Una advertencia: música pegadiza.




Compártelo. ¡Gracias!