Como si de una peli se tratara, tienes a una ninja atada bajo control, dispuesta a no hablar. Podrás hacer todo lo que quieras con ella ya que está a tu merced.

Prueba a tocarle las tetas, pellizcarle los pezones o quitarle algo de ropa. Al final parecerá incluso que le llega a gustar.

Disfruta de esta tetona samurai gratis.




Compártelo. ¡Gracias!