Project Sorpio será una consola next-gen y no la mejora de «medio pelo» de PS4 Pro

Escrito por Redacción
Juegos
0

La rivalidad está servida y que conste que el titular no es algo que digamos nosotros, sino que hay que atribuírselo a Thomas Mahler, uno de los creadores del extraordinario juego de Xbox One (exclusivo) Ori and the Blind Forest, que ha querido dar su opinión sobre lo que podremos esperar de la nueva máquina de Microsoft que llegará este año.


Palabras duras y tajantes

Es evidente que Thomas Mahler toma partido y lo hace arrimando el ascua al fuego de la consola para la que trabaja, pero no dejan de ser llamativas sus palabras por la contundencia que destilan. Pero no creáis que se quedó ahí, dijo más. Como que “Todas las consolas actuales son PC x86, y la arquitectura va a seguir siendo la misma. Es por ello que Sony fue capaz de hacer un salto rápido con PS4 y después crear una versión más potente de ella”.

Es por eso que quiso marcar distancias y dejar claro que “Project Scorpio es una máquina de nueva generación con el beneficio añadido de que tus viejos juegos seguirán siendo compatibles”. Este punto es importante ya que Microsoft ha trabajado mucho para conseguir que, por ejemplo, Xbox One tenga un catálogo cada vez más grande de títulos de Xbox 360 compatibles, algo que agradecen los usuarios que en la pasada generación confiaron en los de Redmond.

De esta forma, “y como pasa con PC, no perderás tu catálogo cuando compres un sistema de nueva generación. Me parece que, como la gente está algo confusa, Microsoft necesitará un poco más de trabajo en cuanto a comunicación para dejarle claro a todo el mundo que Scorpio no es una mejora de medio pelo como PS4 Pro sino que, en cambio, es una máquina de nueva generación completa que es retrocompatible con tus juegos actuales”.

¿Sony reaccionaría?

De todas formas, sería paradójico que cuando Project Scorpio llegue a las tiendas se confirme que la nueva consola de Microsoft es una nueva generación con retrocompatibilidad con Xbox One y sea Sony la que, teniendo la ventaja de las ventas con PS4, se quede a medio camino. Del mismo modo, los de Redmond podrían quedarse en tierra de nadie y lanzar una máquina next-gen que los japoneses podrían vender en 2018 o 2019, por lo que entraríamos en una guerra infinita que difuminaría las viejas líneas que separan a unas generaciones de otras.

Viendo el panorama, ¿qué os parece lo que está ocurriendo con Project Scorpio, PS4 Pro y por medio Nintendo Switch?

Compártelo. ¡Gracias!