¿Nunca has jugado al Pacman? ¡Al Comecocos! Vamos, no me lo puedo creer. ¿Y a qué estás esperando? Zámpate todos los puntitos y véngate de los fantasmas cuando te comas los puntos gordos. Te esperan pantallas y más pantallas de diversión.




Compártelo. ¡Gracias!