Evita las ondas expansivas de las bombas de tus enemigos, así como los asteroides que salpican tu camino. No tienes armas porque eres un vehículo de transporte. Tienes una nave resistente, pero no indestructible. Al quinto impacto explotará contigo dentro. Seguro que haces lo que sea por evitarlo.




Compártelo. ¡Gracias!