Paséate por la orilla de la playa mirando a los hermosos muchachos y procura encandilarles con tu mirada, aunque hay mucha fresca que tratará de arrebatártelos. Cuando les tengas a tiro de tus ojos, lánzales una mirada bien caliente con el botón del ratón y a ver qué pasa.




Compártelo. ¡Gracias!