Buscar el amor de tu vida es difícil, pero tienes la oportunidad de fabricar un pintalabios mágico que convertirá, después de un apasionado beso, al sapo en príncipe azul. Lo malo es que no siempre funciona y puede que haya que intentarlo varias veces.




Compártelo. ¡Gracias!