Escoge entre la calle o un espectacular estadio para driblar a todos los jugadores que te salen al paso. Al acercarte a la canasta, llega el momento cumbre: calcula fuerza y dirección para meter la canasta de tu vida. Tienes pocas oportunidades, aprovéchalas.




Compártelo. ¡Gracias!