Las reglas son muy sencillas: estás en Dragon Ball Z y un contrincante te reta en el terreno de lucha. Poco más hay que añadir, salvo que te manejes muy bien con las teclas para conseguir la mejor combinación de golpes que tumbe cuanto antes a tus poderosos adversarios.




Compártelo. ¡Gracias!