Los lobos te pisan los talones y tu única escapatoria es un bloque de hielo a través del río helado. Pero ten cuidado, porque una vez a flote en el río debes evitar chocar con las orillas o con los demás bloques de hielo. Compite para ver quién logra aguantar más metros a bordo de tu peculiar embarcación.




Compártelo. ¡Gracias!