Respira hondo. Pulso firme. Asegúrate de que tienes el objetivo a tiro. ¿Estás seguro de que esa es el arma adecuada para esta misión? Bien, entonces, cumple la orden… ¡Fuego! Si lo has hecho bien recibirás dinero para mejorar tu equipo. Si no, puedes incluso morir.




Compártelo. ¡Gracias!